Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 28 de febrero de 2020

Concilios de Orleans

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Concilios de Orleans: Durante el período merovingio se celebraron seis concilios nacionales en Orleans.

I. — Al primer concilio, convocado por Clodoveo (511), asistieron treinta y tres obispos y aprobaron treinta y un decretos sobre los deberes y obligaciones de los individuos, el derecho de santuario y la disciplina eclesiástica. Estos decretos, igualmente aplicables a francos y romanos, establecieron por primera vez la igualdad entre conquistadores y conquistados. El concilio reclamó el derecho de santuario a favor de iglesias y residencias eclesiásticas; estipuló que los eclesiásticos no necesitaban presentar al culpable, si el perseguidor no juraba sobre los Evangelios no hacerle daño. Estableció las condiciones de libertad para un esclavo a quien se le hubiesen conferido las órdenes sagradas; dictaminó que los hombres libres no debían ser ordenados sin el consentimiento del rey o la autorización del juez; determinó las inmunidades de los eclesiásticos y la propiedad de la Iglesia y se comprometió con los obispos en el bienestar de los enfermos y los pobres; estableció las relaciones de los monjes con sus abades y de abades con los obispos. Prohibió la práctica de la adivinación. Clodoveo aprobó los decretos del concilio, el cual aparece así como el primer tratado entre el Estado Franco y la Iglesia.

II. — El segundo concilio nacional, celebrado bajo el reinado de Childeberto (junio de 533), al que asistieron veinticinco obispos, decretó que, conforme al ferviente deseo del Papa Hormisdas, se debían celebrar anualmente concilios provinciales; además, que el matrimonio no podía ser disuelto a voluntad de los cónyuges debido a enfermedades consecuentes al contrato; prohibió el matrimonio entre cristianos y judíos (Vea DISPARIDAD DE CULTO); y excomulgóa los que participasen en carne ofrecida en sacrificio a los ídolos.

III. — El tercer concilio nacional (mayo de 538), al cual asistieron trece obispos, determinó los impedimentos al matrimonio; pronunció la excomunión contra los eclesiásticos en las órdenes mayores que viviesen incontinentemente; decretó que los arzobispos deberían ser elegidos por los obispos de la provincia, con el consentimiento del clero y los ciudadanos; los obispos, por el arzobispo, el clero y la gente de la ciudad.

IV. — El cuarto concilio nacional (541) reunió a treinta y ocho obispos y mantuvo la fecha fijada por el Papa Víctor para la Pascua, contrario a las ordenanzas de Justiniano, y ordenó que todos aquellos que tuviesen o quisiesen tener una iglesia parroquial en sus terrenos tomasen las medidas necesarias para la dignidad del culto divino. Finalmente, perfeccionó las medidas tomadas por el concilio de 511 relativas a la emancipación de esclavos; los esclavos emancipados por obispos retendrían su libertad después de la muerte de sus emancipadores, aunque se revocasen otros actos de su administración; autorizó el rescate final de cristianos que hubiesen caído bajo el poder de judíos pero que hubiesen invocado el derecho de santuario para recobrar su libertad; declaró que a los judíos que exhortasen a los esclavos cristianos a convertirse en judíos para ser liberados se les prohibiría poseer tales esclavos.

V. — El quinto concilio nacional (octubre de 549) reunió a nueve arzobispos y cuarenta y un obispos. Después de defender a Marcos, obispo de Orleans, de los ataques realizados contra él; pronunció un anatema contra los errores de Nestorio y Eutiques; prohibió la simonía; prescribió que la elección de los obispos se llevase a cabo con toda libertad, con el consentimiento del clero, el pueblo y el rey, y que ningún obispo fuese consagrado hasta que hubiese estado un año en el clero. Censuró a todos los que intentasen someter a cualquier servidumbre a los esclavos que habían sido emancipados dentro de la Iglesia, y a aquellos que se atreviesen a tomar, retener o disponer de la propiedad eclesiástica. Amenazó con la excomunión a todos los que malversasen o se apropiasen de los fondos asignados por el rey Childeberto para la fundación de un hospital de Lyon; y colocó a los leprosos bajo el cargo especial de cada obispo.

VI. — El sexto concilio nacional, celebrado bajo Clodoveo II alrededor de 638 o 639, a solicitud de santos Eligio y Ouen, condenó y expulsó del reino a los partidarios del monotelismo, a pedido de Salvio, obispo de Valence.

VII. — El séptimo concilio nacional, celebrado en 1022 bajo el obispo Odolrico, procedió contra los maniqueos y sus pocos seguidores en la ciudad. En septiembre de 1478 Luis XI celebró en Orleans una infructuosa asamblea del clero y la nobleza para discutir la Cruzada, la necesidad de un concilio general y el restablecimiento de la “pragmática sanción”.


Bibliografía: DUCHATEAU, Hist. du diocèse d'Orléans (Orleans, 1892); HEFELE, Hist. des Conciles, new French tr. LECLERQ (París, 1907 ss.).

Fuente: Goyau, Georges. "Councils of Orléans." The Catholic Encyclopedia. Vol. 11. New York: Robert Appleton Company, 1911. 3 enero 2020 <http://www.newadvent.org/cathen/11318a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina