Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de noviembre de 2020

San Antonino

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

San Antonino fue arzobispo de Florencia; nació en Florencia el 1 de marzo de 1389; murió el 2 de mayo de 1459; conocido también por su nombre bautismal de Antonio, el cual se encuentra en sus autógrafos, en algunos manuscritos, en ediciones impresas de sus obras y en la bula de su canonización, pero que finalmente fue sustituido por la forma diminutiva que le dieron sus cariñosos conciudadanos. Sus padres, Niccolò y Thomasina Pierozzi, eran de posición social elevada, pues Niccolò era notario para la República Florentina.

A los 15 años (1404) Antonino le solicitó al Beato Giovanni Dominici, el gran reformador religioso italiano de ese período, entonces en el convento de Santa María Novella en Florencia, que lo admitiera a la Orden de Predicadores. No fue sino hasta un año después que fue aceptado, y fue el primero en recibir el hábito del convento de Fiésole a punto de ser construido por Dominici. Junto con Fray Angelico y Fray Bartolomeo, uno para hacerse famoso como miniaturista, el otro como pintor, fue enviado a Cortona para hacer su noviciado bajo la enseñanza de Lawrence de Ripafratta. Al completar su año en el noviciado, regresó a Fiésole, donde permaneció hasta 1409, cuando los florentinos, que se habían negado a obedecer, lo obligaron a él y a sus hermanos, todos fieles seguidores del Papa Gregorio XII, a refugiarse en el convento de Foligno.

Unos años más tarde comenzó su carrera como un celoso promotor de las reformas inauguradas por el Beato Giovanni Dominici. En 1414 fue nombrado vicario del convento de Foligno, luego a su vez sub prior y prior del convento de Cortona, y más tarde prior de los conventos de Roma (Minerva), Nápoles (San Pedro Mártir), Gaeta, Sienna y Fiésole (varias veces). De 1433 a 1446 fue vicario de la congregación toscana de conventos que abrazaban una disciplina más rigurosa, formada por Dominici. Durante este período estableció (1436) el famoso convento de San Marcos en Florencia, donde formó una comunidad notable de los hermanos del convento de Fiesole. Fue también en esta época cuando construyó, con la ayuda munificente de Cosme de Medici, la iglesia contigua, a cuya consagración asistió el Papa Eugenio IV (Epifanía, 1441). Como teólogo participó en el Concilio de Florencia (1439) y brindó hospitalidad en San Marcos a los teólogos dominicos convocados al concilio por Eugenio IV.

A pesar de todos los esfuerzos de San Antonino para escapar de las dignidades eclesiásticas, Eugenio IV, que tenía conocimiento personal de su carácter piadoso y de su capacidad administrativa, lo obligó a aceptar el arzobispado de Florencia. Fue consagrado en el convento de Fiésole el 13 de marzo de 1446, e inmediatamente tomó posesión de la sede sobre la que gobernó hasta su muerte. Según había trabajado en el pasado para la edificación de la vida religiosa de toda su Orden, así mismo de ahí en adelante trabajó para ella en su diócesis, en la que se dedicó a visitar parroquias y comunidades religiosas, a remediar los abusos, a fortalecer la disciplina, a predicar el Evangelio, a mejorar la condición de los pobres y a escribir libros para el clero y los laicos. Estas labores fueron interrumpidas varias veces para que él pudiera actuar como embajador de la República Florentina. La mala salud le impidió participar en una embajada ante el emperador en 1451, pero en 1455 y nuevamente en 1458 estuvo al frente de las embajadas enviadas por el gobierno al Sumo Pontífice. Eugenio IV lo llamó para que lo ayudara a la hora de su muerte. Nicolás V lo consultaba con frecuencia sobre cuestiones de Iglesia y Estado, y Pío II le encargó que, con varios cardenales, emprendiera la reforma de la corte romana. Cuando Antonino murió, el 2 de mayo de 1459, Pío II dio instrucciones para el funeral, y lo presidió ocho días después. Fue canonizado por Adriano VI el 31 de mayo de 1523.

Las producciones literarias de San Antonino, si bien dan evidencia del giro eminentemente práctico de su mente, muestran que fue un profundo estudiante de historia y teología. Su obra principal es la "Summa Theologica Moralis, partibus IV distincta", escrita poco antes de su muerte, la cual marcó un nuevo y muy considerable desarrollo en la teología moral. También contiene un caudal de material para el estudiante de la historia del siglo XV. Sus elementos jurídicos están tan bien desarrollados que ha sido publicada bajo el título “Juris Pontificii et Caesarei Summa". Posteriormente Crohns (Die Summa theologica des Antonin von Florenz und die Schätzung des Weibes im Hexenhammer, Helsingfors, 1903) intentó rastrear a esta obra de Antonino los principios fundamentales de misoginia tan manifiestos en la "Witchammer" de los inquisidores alemanes Pero Paulo (Die Verachtung der Frau beim hl. Antonin, in Historisch-Politische Blätter, 1904, pp. 812-830) ha demostrado más claramente que otros, especialmente los escritores italianos, que esta hipótesis es que esta hipótesis es insostenible porque se basa en la lectura de solo una parte de la "Summa" de Antonino. Dentro de los cincuenta años posteriores a la primera aparición de la obra (Venecia, 1477), se imprimieron quince ediciones en Venecia, Espira, Nuremberg, Estrasburgo, Lyon y Basilea. En el siguiente siglo aparecieron otras ediciones. En 1740 fue publicada en Verona en 4 volúmenes en folio editadas por P. Ballerini; y en 1841, en Florencia por Mamachi y Remedelli, O.P.

De considerable importancia son los manuales para confesores y penitentes que contienen compendios, reproducciones y traducciones de la "Summa", y que fueron publicados a menudo en los siglos XV y XVI bajo el nombre de San Antonino. Se ha hecho un intento infructuoso por demostrar que él no es el autor de las ediciones italianas. A lo sumo, se debe conceder que les encargó a otros la tarea de editar una o dos. Las diversas ediciones y títulos de los manuales han causado confusión y han hecho parecer que había más de cuatro obras distintas. Una distinción y clasificación cuidadosas aparecen en el “Dictionnaire de théologie catholique” de Mandonnet. Valiosos por arrojar luz sobre la vida hogareña de su época son sus tratados sobre la vida cristiana escritos para mujeres de la familia Medici y publicados por primera vez en el siglo XIX bajo los títulos: —(1) "Opera a ben vivere...Con altri ammaestramenti", ed. Padre Palermo, un vol. (Florencia, 1858). —(2) "Regola di vita cristiana", un vol. (Florencia, 1866). Sus cartas (Lettere) fueron recopiladas y editadas, algunas por primera vez, por Tommaso Corsetto, O.P., y publicadas en un volumen en Florencia, 1859.

Bajo el título "Chronicon partibus tribus distincta ab initio mundi ad MCCCLX" (publicado también bajo los títulos "Chronicorum opus" e "Historiarum opus"), escribió una historia general del mundo con el propósito de presentar a sus lectores una visión de las operaciones de la Divina Providencia. Si bien no dio paso a su imaginación o disfrazó los hechos, a menudo cayó en el error, tan común entre los cronistas de su época, de aceptar mucho de lo que la crítica histórica ha rechazado desde entonces como falso o dudoso. Pero esto solo se puede decir de aquellas partes en las que trató de la historia temprana. Al escribir sobre los acontecimientos y políticas de su propio tiempo, ejerció un juicio que ha sido de gran valor para los historiadores posteriores. La “Historia” fue publicada en Venecia, 1474-79, en cuatro volúmenes de su "Opera Omnia" (Venecia, 1480; Nuremberg, 1484; Basilea, 1491; Lyon, 1517, 1527, 1585, 1586, 1587). Una obra sobre la predicación (De arte et vero modo praedicandi) se extendió a cuatro ediciones a fines del siglo XV. El volumen de sermones (Opus quadragesimalium et de sanctis sermonum, sive flos florum) es la obra de otro, aunque publicada bajo el nombre de San Antonino.


Bibliografía: Crónicas inéditas de los conventos de San Marcos, Florencia y Santo Domingo, Fiesole: Quétif y Echard, SS. Ord. Praed.; Touron, Histoire des hommes illustres de l'ordre de S. Dominique; Maccarani, Vita di S. Antonino (Florencia, 1708); Bartoli, Istoria dell' arcivescovo S. Antonino e de suoi più illustri discepoli (Florencia, 1782); Moro, Di S. Antonino in relazione alla riforma cattolica nel sec. XV (Florencia, 1899); Schaube, Die Quellen der Weltchronik des heiligen Antoninus (Hirschberg, 1880).

Fuente: McMahon, Arthur. "St. Antoninus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1, págs. 585-586. New York: Robert Appleton Company, 1907. 29 feb. 2020 <http://www.newadvent.org/cathen/01585b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina