Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 18 de octubre de 2021

Pietismo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

El pietismo es un movimiento dentro de las filas del protestantismo que se originó en la reacción contra la infructuosa ortodoxia protestante del siglo XVII, y que apuntaba al reavivamiento de la devoción y el cristianismo práctico. Su aparición en la iglesia luterana alemana, hacia 1670, está relacionada con el nombre de Philipp Jakob Spener. Movimientos similares lo habían precedido en la Iglesia Reformada de los Países Bajos (Gisbert Voetius, Jodocus von Lodensteyn) y en el Bajo Rin alemán (Gerhard Tersteegen). Entre los luteranos alemanes, los místicos Valentin Weigel y Johannes Arndt y los teólogos Johann Gerhard, Johann Matthias Meyfart y Theophilus Grossgebauer pueden considerarse precursores de Spener.

Philipp Jakob Spener nació en 1635 en Rappoltsweiler en Alsacia. Desde sus primeros años había estado bajo la influencia de la piadosa condesa Agathe von Rappoltstein y familiarizado con obras ascéticas como "Sechs Bücher vom wahren Christenthum" de Arndt. En Ginebra, adonde fue como estudiante en 1660, quedó profundamente impresionado por Jean de Labadie, entonces activo como predicador reformado, pero luego fanático separatista. Spener encontró su primera esfera de trabajo práctico en Frankfort-on-the-Main, donde fue nombrado pastor y principal en 1666. Sus sermones, en los que enfatizó la necesidad de una fe viva y la santificación de la vida diaria, le trajeron muchos seguidores entre los más serios de sus oyentes; pero al reconocer la imposibilidad de conducir al pueblo en general al grado deseado de perfección, concibió la idea de una ecclesiola in ecclesia, estableció en 1670 la llamada "Collegia pietatis" (de ahí el nombre de pietistas), es decir, asambleas privadas. en su propia casa para la lectura piadosa y la edificación mutua, y escribió "Pia desideria oder herzliches Verlangen nach gottgefälliger Besserung der wahren evangelischen Kirche" (1675).

Después de criticar los abusos prevalecientes, hizo seis sugerencias para el mejoramiento de las condiciones eclesiásticas: (a) En vista de la inadecuación de los sermones para este propósito, deben celebrarse reuniones privadas para asegurar entre la gente un conocimiento más completo de la Palabra de Dios; (b) debía realizarse plenamente la idea de un sacerdocio universal, que no había alcanzado su significado legítimo en el desarrollo anterior de la iglesia luterana; (c) al conocimiento del cristianismo debía unirse estrechamente el ejercicio de la caridad y el espíritu de perdón; (d) la actitud hacia los no creyentes no debe estar determinada por un espíritu controversial, sino por el deseo caritativo de ganar estas almas; (e) se debe reformar el curso de teología para impulsar a los estudiantes no solo a la diligencia, sino también a una vida devota, en la que los profesores deben dar el ejemplo; (f) en la predicación, se debe abandonar la retórica y hacer hincapié en inculcar la fe y un cristianismo vivo y práctico. Spener defendió además sus ideas de un sacerdocio universal en "Das geistliche Priesterthum, aus göttlichem Wort kürzlich beschrieben" (1677). Su "Pia Desideria" le ganó muchos adeptos, pero también despertó una violenta oposición entre los teólogos luteranos.

Spener tuvo una esfera de actividad más amplia en 1686 cuando fue nombrado predicador de la corte de Dresde. Durante el mismo año, August Hermann Francke, Paul Anton y Johann Kaspar Sehade establecieron en Leipzig, siguiendo la línea de las ideas de Spener, la "Collegia philobiblica", para la explicación práctica y devocional de la Sagrada Escritura, que atrajo a un gran número de maestros y estudiantes. Sin embargo, el movimiento pietista en Leipzig llegó a su fin unos años más tarde debido a la oposición de la facultad teológica, encabezada por el profesor Johann Benedict Carpzov. Los pietistas fueron acusados de falsas doctrinas, desprecio por el culto público y por la ciencia de la teología y por tendencias separatistas. La "Collegia philobiblica" fue disuelta en 1690 y los líderes del movimiento, que tenían prohibido dar conferencias sobre teología, abandonaron Leipzig. Spener, que había caído en desgracia con el elector de Sajonia, se trasladó en 1691 a Berlín, donde fue nombrado preboste de la iglesia de San Nicolás y consejero del consistorio.

El pietismo también fue atacado en el programa de Pascua de Carpzov de 1691 y en el tratado anónimo "Imago Pietismi" (1691), probablemente obra del pastor Roth de Halle. Se produjo un animado intercambio de polémicos folletos. La llamada de Spener a Berlín fue de gran importancia para el pietismo, ya que aquí disfrutó de la plena confianza del príncipe Federico III (más tarde el rey Federico I de Prusia) y ejerció una influencia decisiva en la selección de profesores para la facultad de teología de la recientemente fundada Universidad de Halle. Francke, que había estado trabajando en Erfurt desde su salida de Leipzig, fue a Halle como profesor y pastor en enero de 1692; su amigo, Joachim Justus Breithaupt, lo había precedido en octubre de 1691, como primer profesor de teología y director del seminario teológico. Algo más tarde, Paul Anton, ex colega de Francke en Leipzig, también recibió una cátedra en Halle. Los profesores de otras facultades, como el célebre jurista Christian Thomasius, organizador de la nueva universidad, estaban al menos en términos amistosos con los teólogos pietistas, incluso si no compartían sus creencias religiosas. Así, Halle se convirtió en el centro del movimiento pietista en la Alemania luterana.

Francke ocupa un lugar destacado también en la historia de la educación, debido a la creación (1695) de su asilo de huérfanos, en torno al cual agrupó diversas instituciones adaptadas a las necesidades de profesores y alumnos. También dirigió su atención a las misiones extranjeras; los pietistas promovieron la difusión de la Biblia mediante el establecimiento (1710), por Freiherr von Canstein, de una casa bíblica en el asilo de huérfanos de Halle. Los pietistas en general conservaron el contenido doctrinal del dogma luterano, pero trataron la teología y la filosofía sistemáticas como algo secundario. Al predicar contra la laxitud prevaleciente de la moral, relegaron a un segundo plano el dogma luterano de la justificación solo por la fe e insistieron en una vida de devoción activa y en la doctrina del arrepentimiento, la conversión y la regeneración. Los conventículos pietistas buscaron promover el "conflicto penitencial" que conduce a la regeneración mediante la oración, la lectura devota y las exhortaciones. Las llamadas "adiaphora", teatros, bailes, etc., eran considerados pecaminosos.

Después de la fundación de la Universidad de Halle, la campaña contra el pietismo se llevó a cabo con mayor vigor por los luteranos ortodoxos, en particular Samuel Schelwig en Danzig, Valentin Alberti en Leipzig y la facultad teológica de Wittenberg, con Johann Deutschmann a la cabeza. Más tarde llegó Valentin Ernst Löscher (m. 1747), contra quien Joachim Lange, profesor de Halle, defendió el pietismo. Durante estas luchas, los fundadores del pietismo habían fallecido, Spener en 1705, Francke en 1727, Breithaupt en 1732, y luego siguió el período de decadencia.

Mientras tanto, a pesar de la oposición, la influencia del pietismo se había extendido y su prestigio, con el apoyo del rey Federico I y Federico Guillermo I, sobrevivió a la muerte de Francke. Federico Guillermo I decretó (1729) que todos los teólogos que desearan nombramientos en Prusia deberían estudiar en Halle durante dos años; pero el favor mostrado a los pietistas cesó con el ascenso de Federico II. Además de Halle, las universidades de Königsberg y Giessen ayudaron a difundir el pietismo. También tuvo un poderoso mecenas en Federico IV, rey de Dinamarca, quien alentó el movimiento en su país, envió estudiantes de teología daneses a Halle y pidió a Francke que recomendara misioneros para las posesiones danesas de las Indias Orientales.

En Würtemberg el pietismo adquirió un carácter especial; aunque mantenía en lo esencial las ideas de Spener y Francke, era más moderado, se adhería más estrechamente a la organización y teología de la iglesia luterana, se mantenía libre de excentricidades, tenía intereses más académicos y floreció durante más tiempo que el pietismo del norte de Alemania. Francke, que había viajado por Würtemberg en 1717, fue objeto de gran veneración, mientras que no hubo relación alguna con los representantes posteriores del pietismo en el norte de Alemania. El líder del movimiento en Würtemberg era Johann Albrecht Bengel (m. 1752), quien, como muchos otros teólogos de Würtemberg, había estudiado en Halle; con él estaban asociados Eberhard Weismann y Friedrich Christoph Oetinger. Una comunidad separatista que surgió del pietismo fue la Herrnhüter”, cuyo fundador, el conde von Zinzendorf, había sido educado en las instituciones de Francke en Halle. En Suiza, el pietismo estaba muy extendido, especialmente en los cantones de Berna, Zurich, Basilea y Waadt.

En la medida en que siguió los caminos trazados por Spener y Francke, el pietismo produjo algunos resultados beneficiosos. En el sesgo subjetivo de todo el movimiento, sin embargo, estuvo desde el principio el peligro de muchos abusos. A menudo degeneró en fanatismo, con supuestas profecías, visiones y estados místicos (por ejemplo, sudores sangrientos). Este pietismo decadente llevó a la formación de varias comunidades independientes, algunas fanáticas (“nilenarios”, etc.), otras criminales, que se entregaban a orgías lascivas (por ejemplo, los escándalos de Wittgenstein y la ganga Buttlar). Entre los teólogos que, comenzando como pietistas, avanzaron a una posición independiente bastante en desacuerdo con el protestantismo organizado, los más conspicuos fueron Gottfried Arnold (m. 1714), representante de un misticismo fanático, y su discípulo, Johann Konrad Dippel, que atacó todas las formas de cristianismo ortodoxo

Aunque los fundadores del pietismo no tenían idea de abandonar la base del dogma luterano, el movimiento pietista, con su tratamiento del dogma como una cuestión secundaria y su indiferencia a las variaciones en la doctrina, preparó el terreno para el racionalismo teológico del período de la Ilustración. Johann Salomo Semler, el padre del racionalismo, provenía de la escuela de pietismo de Halle, y su nombramiento como profesor de teología en la Universidad de Halle (1752) abrió el camino al ascenso del racionalismo, contra el cual los pietistas devotos eran tan impotentes como el representantes de la ortodoxia protestante.

A principios del siglo XIX, el pietismo revivió en la Alemania y Suiza protestantes como una reacción contra la Ilustración racionalista y una respuesta a necesidades religiosas más sentidas. Freifrau von Krüdener ejerció una actividad de gran alcance en este sentido en muchas partes de Alemania y Suiza mediante sus sermones sobre la penitencia. Las sociedades y asociaciones de tratados para propagar las misiones nacionales hicieron mucho para promover el espíritu del pietismo. Por otro lado, junto con buenos resultados, este movimiento degeneró nuevamente en fanatismo místico y sectarismo (por ejemplo, los "hipócritas santurrones" en Königsberg alrededor de 1835; los seguidores de Schönherr, Ebel y Diestel). También existen vínculos de conexión entre el subjetivismo de los pietistas y el liberalismo teológico de Albrecht Albrecht Ritschl y su escuela, cuya insistencia en la experiencia religiosa interior en forma de sentimiento es una idea básica del pietismo, aunque la escuela de ritschliana encuentra la oposición tanto de pietistas devotos como de luteranos ortodoxos.


Bibliografía: SCHMID, Die Gesch. des Pietismus (Nördlingen, 1863); THOLUCK, Gesch. des Rationalismus. I. Gesch. des Pietismus u. des ersten Stadiums der Aufklärung (Berlín, 1865); RITSCHL, Gesch. des Pietismus (Bonn, 1880-86); SACHSSE, Ursprung u. Wesen des Pietismus (Wiesbaden, 1884); HÜBENER, Ueber den Pietismus in Verhandlungen der 25. Jahresversammlung der Synode der ev.-luth. Freikirche in Sachsen (Zwickau, 1901), 17-156; HADORN, Gesch. des Pietismus in den schweizerischen reformierten Kirchen (Constance, 1901); RENNER, Lebensbilder aus der Pietistenzeit (Bremen, 1886); HOSSBACH, Ph. J. Spener u. seine Zeit (Berlín, 1828; 2da ed., 1853); GRÜNBERG, Ph. J. Spener (Göttingen, 1893-1906); NIEMEYER, A. H. Francke (Halle, 1794); GUERICKE, A. H. Francke (Halle, 1827); KRAMER, A. H. Francke (Halle, 1880-2); HARTMANN, A. H. Francke (Calw and Stuttgart, 1897); OTTO, A. H. Francke (Halle, 1902); KAYSER, Christian Thomasius u. der Pietismus, supplement to Jahresbericht des Wilhelm Gymnasiums in Hamburg (Hamburgo, 1900).

Fuente: Lauchert, Friedrich. "Pietism." The Catholic Encyclopedia. Vol. 12, págs. 80-82. New York: Robert Appleton Company, 1911. 27 sept. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/12080c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina