Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 27 de mayo de 2022

Gilbert Bourne

De Enciclopedia Católica

Revisión de 08:41 5 nov 2021 por Luz María Hernández Medina (Discusión | contribuciones) (Página creada con «'''Gilbert Bourne''' fue el último obispo católico de Bath y Wells, Inglaterra; hijo de Philip Bourne, de Worcestershire; se desconoce la Fechas y Data...»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Gilbert Bourne fue el último obispo católico de Bath y Wells, Inglaterra; hijo de Philip Bourne, de Worcestershire; se desconoce la fecha de su nacimiento; murió el 10 de septiembre de 1569 en Silverton, Devonshire. Ingresó a la Universidad de Oxford en 1524; se convirtió en académico del All Souls College en 1531; se graduó en artes en 1532 y fue admitido al bachillerato en teología en 1543, tras haber sido nombrado prebendario de Worcester en 1541 por la supresión del antiguo capítulo monástico. En 1545 se mudó a Londres donde se convirtió en prebendario de St. Paul´s, y en 1549 en archidiácono de Bedford con el beneficio de High Ongar en Essex.

En el momento en cuestión, la tenencia de tales dignidades implicaba al menos cierta aceptación de los cambios religiosos efectuados bajo Enrique VIII y su sucesor. Sin embargo, como muchos otros que entonces se sometieron externamente, Bourne parece haber sido siempre un católico de corazón, y la sinceridad de su regreso a la antigua religión bajo María fue probada más tarde por su firmeza inalterable bajo la persecución. Poco después del ascenso de ella, mientras predicaba en St. Paul's Cross, apenas escapó de una daga que lanzó un fanático al escucharlo aludir a los recientes sufrimientos del obispo Bonner bajo el último régimen.

Al ser nombrado para el obispado de Bath y Wells, Bourne recibió la absolución de parte del cardenal Pole, el legado papal, —mediante cartas fechadas en París, 17 de marzo de 1554— de todas las censuras incurridas en la época del cisma, y el 1 de abril fue consagrado con otros cinco por el obispo Bonner, asistido por los obispos Gardiner y Tunstall. Durante su breve episcopado trabajó celosamente por la restauración de la religión católica, aunque hacia los herejes, como admite incluso Godwin, un protestante, siempre usó la bondad en lugar de la severidad, ni parece que nadie haya sido ejecutado en su diócesis. La reina María mostró su alta estima por él nombrándolo Lord Presidente del Consejo de Gales. Isabel, sin embargo, mientras se expresaba satisfecha con su servicio, lo relevó rápidamente de ese cargo en cumplimiento de su política de destituir a los católicos de tales puestos de confianza.

Al comienzo del reinado de Isabel, Bourne se mantuvo alejado de Londres por enfermedad y deberes oficiales, y solo se lo menciona una vez como presente en el Parlamento. Por esta razón fue uno de los últimos obispos en ser depuesto, e incluso fue nombrado entre los primeros encargados de consagrar a Parker, nombrado primado de la nueva jerarquía de la reina. Ante su negativa y su rechazo del Juramento de Supremacía, que cuatro jueces de Somersetshire fueron comisionados para administrar (18 oct. 1559), siguió su desposesión.

Durante un tiempo estuvo todavía en Somerset, aparentemente un prisionero en libertad condicional; pero el 31 de mayo de 1560 recibió una citación para comparecer dentro de doce días ante Parker y los comisionados en Londres. Partió, como muestra su respuesta a Parker, sabiendo muy bien qué esperar, y el 18 de junio fue internado como prisionero incomunicado en la Torre, donde ya estaban encerrados cinco de sus hermanos prelados. Permaneció allí tres años, la mayor parte del tiempo en confinamiento solitario, cuando un estallido de la peste en septiembre de 1563 hizo que él y sus compañeros fueran trasladados durante un tiempo a la custodia quizás igualmente objetable de algunos de sus sucesores protestantes; el propio Bourne fue confiado aparentemente al de Bullingham en Lincoln.

Así comenzó ese continuo "tira y cambia" de los prelados depuestos "de un guardián a otro, de una prisión a otra", que el cardenal Allen, que tenía todos los medios para saberlo, describe como una parte de su "martirio". En consecuencia, encontramos que en junio de 1565 el Consejo los envió a todos de regreso a la Torre, aunque un poco más tarde en una carta de Parker (enero 1566), se menciona a Bullingham como si nuevamente por un tiempo fuera el guardián real o destinado del obispo Bourne, mientras que se menciona que durante los próximos dos años todos los prelados cautivos estuvieron en las cárceles públicas. Después de casi diez años de esta existencia sufrida, el obispo Bourne falleció el 10 de septiembre de 1569 en Silverton, Devonshire, después de haber estado allí (aparentemente no mucho) bajo la custodia de Carew, archidiácono de Exeter y deán de Windsor. Allí fue enterrado en la iglesia, aunque ningún monumento marca el lugar.

La historia, a menudo repetida, del trato bondadoso que Isabel demostró a los prelados que depuso se basa únicamente en la declaración interesada de Lord Burghley (Execution of Justice, 1583), que sus propios actos y documentos contradicen, pero que fue adoptada y ampliada con entusiasmo por los prejuiciosos defensores de Isabel, Andrewes (Tortura Torti, 1609), Camden (Annales, 1615), Strype y otros. Por otro lado, el cardenal Allen, en su respuesta a Burghley, describe a los obispos como habiendo sido "vejados, despojados, atormentados y asesinados; ... cuyo martirio", dice, "es ante Dios tan glorioso, como si hubieran sido despachados por una muerte rápida y violenta".

De hecho, otros escritores católicos de esa época afirman lo mismo. En todas las listas de sufrientes, redactadas por ellos, se nombra al obispo Bourne entre aquellos que murieron por la fe en prisión, mientras que Bridgewater dice expresamente que “murió en cadenas como un mártir. Además, es uno de los "once obispos" que Gregorio XIII permitió que se erigiera una imagen de su prisión en la iglesia del Colegio Inglés, en Roma, entre imágenes de los santos y mártires ingleses, con una inscripción que declara que "murieron por su confesión de la Sede Romana y la fe católica, desgastados por las miserias de su largo encarcelamiento".


Bibliografía: BRIDGETT, Queen Elizabeth and the Catholic Hierarchy (Londres, 1889); PHILLIPS, Extinction of the Ancient Hierarchy (Londres, 1905); GAIRDNER, English Historical Review (abril 1906) 377; ALLEN, Defence of Catholics (Ingolstadt, 1584); SANDERS, Report to Card. Morone, 1561 (Cath. Record society, 1905), I; SANDERS, De visibili Monarchia (Lovaina, 1571); RISHTON-SANDERS, Rise of Anglican Schism Continued, tr. LEWIS (Londres, 1877); BRIDGEWATER, Concertatio (August, Trev. 1588); GODWIN, Catalogus Episcoporum Bathon. Et Wellen, (1594), in MS. Trin. Coll. Camb.

Fuente: Phillips, George. "Gilbert Bourne." The Catholic Encyclopedia. Vol. 2, págs. 722-723. New York: Robert Appleton Company, 1907. 5 nov. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/02722b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina