Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 23 de julio de 2019

Matteo Liberatore

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Filósofo, teólogo y escritor; nació en Salerno, Italia, el 14 de agosto de 1810; murió en Roma el 18 de octubre de 1892. Estudió en el Colegio de los jesuitas en Nápoles en 1825, y un año después solicitó admisión a la Compañía de Jesús. Su notable inocencia, brillantes talentos y fortaleza de carácter le hicieron el candidato más aceptable, y entró al noviciado el 9 de octubre de 1826. Completó el largo curso de estudios con éxito inusitado, y dio lugar a su enseñanza de filosofía por espacio de once años, desde 1837 hasta que la Revolución de 1848 lo llevó a Malta. A su regreso a Italia, fue designado para enseñar teología, pero renunció a su puesto de profesor para fundar y asumir el cargo en 1850 de la "Civiltà Cattolica", un periódico fundado por los jesuitas para defender la causa de la Iglesia y el papado, y difundir el conocimiento de la doctrina de Santo Tomás de Aquino. De hecho, la principal gloria de Liberatore es haber logrado el renacimiento de la filosofía escolástica de Santo Tomás. Inauguró este movimiento en 1840 con la publicación de su curso de filosofía, en momentos en que los métodos vigentes de la enseñanza de esa ciencia, incluso entre algunos católicos, estaban, por decir lo menos, poco adaptados para proporcionar un fundamento sólido para la doctrina católica. Apoyó este movimiento hasta el día de su muerte con su enseñanza en el aula, con libros de texto de filosofía, con artículos en la "Civiltá Cattolica" y otros periódicos, con más grandes y más extensas, y también con su trabajo como miembro de la Accademia Romana por nombramiento del Papa León XIII.

Durante más de medio siglo fue el campeón infatigable de la verdad en los campos de la filosofía y la teología, y de los derechos de la Iglesia. Su pluma trabajaba constantemente, analizando los problemas controvertidos, tanto teóricos como prácticos, de la vida cristiana, marcando las relaciones entre Iglesia y Estado, y los aspectos morales y sociales de la vida. Su vigilancia sobre los cimientos de la fe es atestiguada por su exitosa lucha con el racionalismo, ontologismo y rosminianismo. Su actividad literaria se puede estimar a partir del hecho de que Sommervogel registra más de cuarenta de sus obras publicadas, y da los títulos de más de novecientos de sus artículos (incluidos revistas) que aparecieron en el "Civiltá" solamente.

Las características más importantes de sus escritos son agudeza de juicio, la fuerza del argumento, la amplitud del aprendizaje, la secuencia lógica de pensamiento, una observación minuciosa de los hechos, el conocimiento del hombre y del mundo y la sencillez y la elegancia de estilo. Muchos lo han considerado como el más grande filósofo de su época. Es un homenaje a su santidad de vida y profundo espíritu religioso que sus hermanos de la Compañía de Jesús se sintieron menos impresionados por sus variados talentos e inmenso aprendizaje que por las muchas virtudes exhibidas durante su larga y fecunda vida como estudiante, profesor, escritor, académico, director de almas y rector. Su nombre permanecerá por largo tiempo en la bendita memoria de los que aman la Iglesia.

Las siguientes son, quizás, sus obras más conocidas: "Institutiones Philosophicæ"; "Instructiones Ethicæ"; varios compendios de lógica, metafísica, ética y ley natural; "Della Conoscenza intellettuale"; "Del Composto umano"; "Dell' Anima umana"; "Degli Universali"; "Chiesa e Stato"; "Dialoghi filosofici"; "Il Matrimomo"; "Roma e il mondo"; "Il Matrimonio e lo Stato"; "Le Commedie filosofiche"; and "Spicilegio".


Bibliografía: Civiltà Cattolica, series XV, t. IV, 352-380; American Ecclesiastical Review (dic. 1892); SOMMERVOGEL, Bibl. de la C. de J., t. IV, c. 1774.

Fuente: Fisher, John. "Matteo Liberatore." The Catholic Encyclopedia. Vol. 9. New York: Robert Appleton Company, 1910. <http://www.newadvent.org/cathen/09215a.htm>.

Traducido por L M H.