Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 4 de abril de 2020

Assemani

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Introducción

Assemani (arábigo, Sam'an, es decir, Simeón) es el nombre de una ilustre familia maronita del Monte Líbano, Siria, cuatro miembros de la cual, todos eclesiásticos, se distinguieron durante el siglo XVIII en Oriente y en Europa. Por su celo, aprendizaje y adhesión ilimitada a la Sede Romana, los Papas los tenían en gran estima y les confirieron muchos y bien merecidos cargos y dignidades eclesiásticos. Los estudios orientales, pero especialmente los siríacos, les deben más que a otros; pues fue a través de sus investigaciones, colección de manuscritos y publicaciones voluminosas que se introdujeron por primera vez a Europa los estudios siríacos y, en general, la historia, la hagiografía, la liturgia y la literatura de las Iglesias Orientales. Por lo tanto, pueden considerarse justamente, si no como los creadores, ciertamente como los pioneros más ilustres de los estudios orientales modernos. En esta tarea fueron precedidos por otros eruditos maronitas, conocidos por los orientalistas bajo sus nombres latinizados de Echellensis, Sciadrensis, Sionita y Benedicto. A estos y a los Assemanis les debemos el hecho de que los caracteres, las vocales y la pronunciación del siríaco, introducidos por ellos por primera vez en Europa, fuesen según el llamado sistema siríaco occidental, o jacobita, y no como habría sido más original y correcto, del siríaco oriental, o nestoriano. Sin embargo, esta anomalía se explica fácilmente por el hecho de que, dado que el sistema siríaco occidental es el utilizado por la Iglesia maronita, a la que pertenecían estos eruditos, era natural que adoptaran este con preferencia al otro. Los cuatro Assemanis son los siguientes:

Giuseppe Simone

Nació en las montañas del Líbano, Siria, en 1687; murió en Roma en enero de 1768. En 1703 entró al Colegio Maronita, Roma, a estudiar para el sacerdocio. Poco después de su ordenación, se le dio un puesto en la Biblioteca del Vaticano, y en 1715-17 Clemente XI lo envió a Oriente con el propósito de recolectar manuscritos orientales; visitó El Cairo, Damasco, Alepo, el Monte Líbano y, especialmente, el desierto de Nitria, y realizó su tarea exitosamente. Trajo estos manuscritos a Roma, y fueron colocados por orden del Papa en la Biblioteca del Vaticano, donde formaron el núcleo de su posteriormente famosa colección de manuscritos orientales. En 1735-38 fue enviado de nuevo a Oriente, y regresó con una colección aún más valiosa. A su regreso, fue nombrado arzobispo titular de Tiro y Bibliotecario de la Biblioteca del Vaticano, donde dedicó el resto de su vida a realizar un plan muy extenso para editar y publicar los más valiosos manuscritos siríacos, árabes, etíopes, armenios, persas, hebreos y griegos, tesoros del Vaticano.

Sus obras publicadas son muy numerosas, además de otras (unas cien) que dejó en manuscritos. La mayoría de estos, sin embargo, fueron destruidos por un incendio que, en 1768, estalló en su apartamento del Vaticano, adyacente a la Biblioteca. Sus obras publicadas son las siguientes:

  • (1) "Bibliotheca Orientalis Clementino-Vaticana in qua manuscriptos codices Syriacos, Arabicos, Persicos, Turcicos, Hebraicos, Samaritanos, Armenicos, Aethiopicos, Graecos, Aegyptiacos, Ibericos et Malabaricos. . .Bibliothecae Vaticante addictos recensuit, digessit Josephus Simonius Assemanus" (Roma, 4 vols. fol., 1719-28). Esta obra gigantesca, de la cual aparecieron solo cuatro volúmenes, habría de constar de doce volúmenes, de los cuales los no publicados eran como sigue: Vol. V, "De Syriacis sacrarum Scripturarum versionibus"; Vol. VI, "De libris ecclesiasticis Syrorum"; Vol. VII, "De Conciliorum collectionibus Syriacis"; Vol. VIII, "De collectionibus Arabicis"; Vol. IX, "De Scriptoribus Graecis in Syriacum et Arabicum conversis"; Vol. X, "De Scriptoribus Arabicis Christianis"; Vols. XI y XII, "De Scriptoribus Arabicis Mahometanis." El autor hizo una considerable preparación para estos volúmenes no publicados, una parte de los cuales fue destruida por el fuego. Los cuatro volúmenes publicados se dividen como sigue: Vol. I, "De Scriptoribus Syris orthodoxis"; Vol. II, "De Scriptoribus Syris monophysitis"; Vol. III, "Catalogus Ebedjesus Sobensis" (de escritores nestorianos); Vol. IV, "De Syris Nestorianis."
  • (2) "Ephraemi Syri opera omnia quae extant graece, syriace et latine," seis volúmenes en folio. Los primeros tres volúmenes fueron editados por nuestro autor, el cuarto y quinto por el jesuita maronita Mubarak, o Benito, y el sexto por Stefano Evodio Assemani (vea abajo).
  • (3) "Italicae historiae scriptores ex bibliothecae Vaticanae aliarumque insignium bibliothecarum manuscriptis codicibus collegit," etc., cuatro volúmenes en folio (Roma, 1751-53). :* (4) "Kalendaria ecclesiae universae," etc., habría de consistir de doce volúmenes, de los cuales solo aparecieron los primeros seis (Roma, 1755), y trataban sobre "Slavica Ecclesia sive Graeco-Moscha"; los otros seis, que habrían de tratar sobre los santos sirios, armenios, egipcios, etíopes, griegos y romanos, estaban parcialmente preparados, pero fueron destruidos por el fuego.
  • (5) "De sacris imaginibus et reliquiis," destinados a constar de cinco volúmenes. Partes del manuscrito se salvaron y extractos de él fueron publicados por Bottarius (Roma, 1776).
  • (6) "Bibliotheca juris Orientalis canonici et civilis," cinco volúmenes en cuarto (Roma, 1762-66).
  • (7) "Abraham Echellensis; Chronicon Orientale," impreso en "Scriptores Historiae Byzantinae," vol. XVII.
  • (8) "Rudimenta linguae Arabicae" (Roma, 1732).
  • (9) Varias disertaciones en italiano sobre las Iglesias Orientales, publicadas por el cardenal Angelo Mai en su "Scriptorum Veterum Nova Collectio" (Roma, 1831).

A partir de dos escritores maronitas, a saber, G. Cardahi (Liber Thesauri de arte poetica Syrorum, pp. 171-183) y Mons. Joseph Dibs, arzobispo de Beirut, Siria ("Spiritus Confutationis," etc., en latín y arábigo) sabemos que G. S. Assemani estaba preparando otras cuatro obras gigantescas. La primera sobre "Syria vetus et nova," en nueve volúmenes; la segunda, una "Historia Orientalis," en nueve volúmenes; la tercera, "Concilia ecclesiae Orientalis," en seis volúmenes; y la cuarta, "Euchologia seu Liturgia ecclesiae orientalis," etc., en siete volúmenes. Por su "Bibliotheca juris Orientalis," etc. sabemos que nuestro autor era: "Utriusque Signaturae Apostolicae Referendarius, Bibliothecae Vaticanae Praefectus, Basilicae Sancti Petri de Urbe Canonicus; Sanctae Romanae et Universalis Inquisitionis Consultor"; también "Sacrae Poenitentiariae Apostolicae Sigillator", etc. Todas las obras de nuestro autor, pero especialmente su "Bibliotheca Orientalis," que ha sido hasta hace poco, y que en gran medida todavía es, nuestra principal guía sobre el tema, necesita una revisión cuidadosa a la luz de muchos manuscritos siríacos recién descubiertos y editados.

Giuseppe Luigi

Hermano del anterior, nació en Trípoli, Siria en 1710; murió en Roma en 1782. Hizo sus estudios teológicos y orientales en Roma bajo el cuidado de su famoso hermano. El Papa lo nombró, primero, profesor de siríaco en la Sapienza en Roma, y luego profesor de liturgia, por Benedicto XIV, quien también lo hizo miembro de la recién fundada Academia para la Investigación Histórica. Sus principales obras son:

  • (1) "Codex liturgicus ecclesiae universae in XV libros distributus" (Roma, 1749-66). Esta valiosa obra se ha vuelto tan rara que un vendedor de libros de París recientemente emitió una impresión fotográfica de ella.
  • (2) "De Sacris ritibus Dissertatio" (Roma, 1757).
  • (3) "Commentarius theologico-canonicus criticus de ecclesiis, earum reverentia et asylo atque concordia Sacerdotii et Imperii" (Roma, 1766);
  • (4) "Dissertatio de unione et communione ecclesiastica" (Roma, 1770);
  • (5) "Dissertatio de canonibus poenitentialibus" (Roma, 1770);
  • (6) "De Catholicis seu Patriarchis Chaldaeorum et Nestorianorum commentarius historico-chronologicus," etc. (Roma, 1775);
  • (7) "De Synodo Diocesana Dissertatio" (Roma, 1776);
  • (8) Una version Latina de la "Collectio Canonum" de Ebedjesus, publicada por el cardenal Mai en su "Scriptorum Veterum Nova Collectio" (pt. I, pág. vii, viii y 1-168; pt. II, págs. 1-268, etc.).

Stefano Evodio

O AWWAD, arzobispo titular de Apamea en Siria; nació en Siria en 1707; murió en Roma en 1782; sobrino de los dos hermanos anteriores y prefecto de la Biblioteca del Vaticano después de la muerte de G. S. Assemani. Su trabajo de vida fue ayudar a sus dos tíos en la Biblioteca del Vaticano. Se convirtió en miembro de la Sociedad Real de Londres. Sus obras principales son:

  • (1) el sexto volumen de "Ephraemi Syri opera omnia" (vea arriba);
  • (2) "Bibliothecae Mediceae Laurentianae et Palatinae codicum manuscriptorum orientalium catalogus" (Florencia, 1742);
  • (3) "Acta Sanctorum Martyrum Orientalium et Occidentalium" (Roma, 1748). La primera parte de la historia de los mártires que sufrieron durante el reinado de los reyes sasánidas de [[Persia: Sapor, Veranes y otros;
  • (4) "Bibliothecae Apostolicae Vaticanae codicum manuscriptorum catalogus," para ser completada en cuatro volúmenes en colaboración con su tío Giuseppe Luigi: Vol. I, manuscritos orientales; Vol. II, griegos; Vol. III, latinos; y Vol. IV, italianos. Los primeros tres volúmenes aparecieron en 1756-69, pero el cuarto, del cual solo se imprimieron las primeras ochenta páginas, fue destruido por el fuego en 1768;
  • (5) "Catalogo della biblioteca Chigiana" (Roma, 1764).

Simone

Sobrino nieto del primer y segundo Assemanis; nació en 1752 en Trípoli, Siria; murió en Padua, Italia, en 1821. Realizó sus estudios teológicos en Roma, y a los veintiséis años visitó Siria y Egipto. En 1778 regresó a Roma, y luego fue a Génova, con la intención de ir a América, pero se lo impidieron. En 1785 fue nombrado profesor de lenguas orientales en el seminario de Padua, y en 1807 fue transferido a la Universidad de esa misma ciudad para ocupar la misma cátedra. Tenía muchos admiradores y amigos, como el cardenal Borgia, el fundador del Museo Borgiano en el Colegio de la Propaganda, en Roma, el orientalista francés Silvestre de Sacy y otros. Sus obras son:

  • (1) "Saggio storico sull' origine, culto, letteratura, e costumi degli Arabi avanti Maometto" (Padua, 1787);
  • (2) "Museo Cufico Naniano, illustrato," en dos partes (Padua, 1787-88);
  • (3) "Catalogo dei codici manoscritti orientali della biblioteca Naniana," en dos partes (Padua, 1787-92);
  • (4) "Globus coelestis arabico-cuficus Veliterni musei Borgiani. . .illustratus, praemissa de Arabum astronomia dissertatione" (Padua, 1790);
  • (5) "Se gli Arabi ebbero alcuna influenza sull' origine della poesia moderna in Europa?" (1807);
  • (6) "Sopra le monete Arabe effigiate" (Padua, 1809).

Nuestro autor también es muy conocido por su detección magistral de la impostura literaria de Vella, que reclamaba ser una historia de los sarracenos en Siria.


Bibliografía: MAI, Scriptorum Veterum Nova Collectio, etc., III, pt. II, 166; Biographie universelle ancienne et moderne (edición novel — París, 1843), II, 337-339; CARDAHI, Liber thesauri de arte poetica Syrorum (Roma, 1874), 171-183; DIBS, Liber confutationis contra sacerdotem Ioseph David (Beirut, 1870); HERZOG-SCHAFF, Religious Encyc., I, 156-157, pero especialmente art. por NESTLE en la última ed. de Realencyklopaedie fuer protestantische Theologie und Kirche (Leipzig, 1897), II, 144-147, s.v.; PARISOT en Dict. de theol. cath., s.v.; PETIT in Dict. d'arch. chret. et de lit. s.v.

Fuente: Oussani, Gabriel. "Assemani." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1, págs. 794-795. New York: Robert Appleton Company, 1907. 24 Feb. 2020 <http://www.newadvent.org/cathen/01794a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina