Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 19 de agosto de 2019

Diferencia entre revisiones de «Ulfilas»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
 
Línea 1: Línea 1:
(También: Ulphilas)
+
(También: Ulphilas)  
  
Apóstol de los Godos, misionero, traductor de la Biblia, e inventor de un alfabeto, nacido probablemente en el año 311; murió en Constantinopla en el 380 o 381. Aunque Ulfilas por su lengua y simpatías era enteramente godo, descendía no de antepasados teutónicos, sino de capadocios capturados, durante los reinados de Valeriano y Gallienus, en las invasiones del Asia Menor realizadas por los godos del norte del Danubio. No parece haber razón válida para pensar que Ulfilas no haya nacido cristiano (Hodgkin ubica su conversión durante su residencia en Constantinopla). De joven fue enviado a esa ciudad, quizás como rehén o como embajador, y, después de ocupar durante algún tiempo el puesto de lector en la iglesia, fue consagrado obispo a sus treinta años por el celebrado obispo arriano de Nicomedia, Eusebio. Poco tiempo después de su consagración volvió a la Dacia y durante los restantes cuarenta años de su vida trabajó como misionero entre sus coterráneos. Los primeros ocho o diez años de su vida misionera los pasó en Dacia, después de lo cual debido a la persecución de sus paisanos paganos fue obligado con muchos de sus conversos cristianos a buscar refugio en Moesia. Fue en esta época de su vida que concibió la idea de traducir la Biblia a la lengua de los Godos, una tarea que exigía para empezar la invención de un alfabeto especial. Su conocimiento familiar del griego simplificó relativamente la tarea, teniendo que pedir prestadas sólo una pocas letras de otros orígenes, del rúnico o del latín. A pesar de sus muchas otras actividades Ulfilas tradujo "todos los libros de la Escritura a excepción del Libro de los Reyes, al que omitió porque es simplemente una narración de hazañas militares, y siendo que las tribus godas tenían una afición especial por la guerra, tenían más necesidad de frenos para contener sus pasiones militares que de alicientes para estimularlos a emprender actos guerreros" (Philostorgius, "Hist. eccl.", II,5). Los Libros del Antiguo Testamento fueron traducidos de la versión de los Setenta; y los del Nuevo Testamento del original griego. Ulfilas estuvo en el Sínodo de Constantinopla del año 360 cuando la secta de Acacius triunfó y emitió su credo [de transacción] como sustituto de las fórmulas de la Ortodoxia y de las de los partidos arrianos. Es de lamentar que la carrera de Ulfilas se hiciera inútil por su adhesión a la herejía arriana. Puede decirse como atenuante de su falta que fue víctima de las circunstancias al carecer de otras influencias fuera de las arrianas y semi-arrianas durante su residencia en Constantinopla; pero persistió en el error hasta el fin de su vida. La falta de ortodoxia privó a la obra de Ulfilas de una influencia permanente e hizo estragos entre algunos de sus conversos teutónicos. Sus labores dejaron huella no sólo entre los Godos, sino también en otros pueblos teutones, y debido a la visión herética que expresaban no se pudieron mantener en los reinos adonde se establecieron. Sólo existen unos pocos capítulos de la traducción de Ulfilas del Antiguo Testamento. Del Nuevo Testamento tenemos la mayor parte de los Evangelios y el bello Códice de Plata (un pergamino púrpura con letras de plata y oro) que está actualmente en Upsala, y data quizás del Siglo V; casi todas las Epístolas de San Pablo en un Códice Milanés editado por el Cardenal Mai, y un gran fragmento de las Epístolas a los Romanos en un papiro de Wofenbüttel.
+
Apóstol de los [[ostrogodos|godos]], misionero, traductor de la [[Biblia]], e inventor de un alfabeto; nació probablemente en el año 311; murió en [[Constantinopla]] en el 380 ó 381. Aunque Ulfilas por su lengua y simpatías era enteramente godo, descendía no de antepasados teutónicos, sino de capadocios capturados durante los reinados de [[Valeriano]] y [[Galieno]], en las invasiones a [[Asia Menor]] realizadas por los godos del norte del Danubio. No parece haber razón válida para pensar que Ulfilas no nació [[cristianismo|cristiano]] (Hodgkin ubica su [[conversión]] durante su residencia en Constantinopla). De joven fue enviado a esa ciudad, quizás como rehén o como embajador, y, después de ocupar durante algún tiempo el puesto de [[lector]] en [[la Iglesia]], a la edad de treinta años fue consagrado [[obispo]] por el famoso obispo [[arrianismo|arriano]] de [[Nicomedia]], [[Eusebio de Nicomedia|Eusebio]].  
  
PATRICK J. HEALY
+
Poco después de su [[consagración]] volvió a la Dacia y durante los restantes cuarenta años de su vida trabajó como misionero entre sus coterráneos. Pasó en Dacia los primeros ocho o diez años de su vida misionera, después de lo cual se vio [[obligación|obligado]], con muchos de sus conversos cristianos, a buscar refugio en Moesia debido a la [[persecución]] por parte de sus paisanos [[paganismo|paganos]].  Fue en esta época de su vida que concibió la idea de traducir la Biblia a la lengua de los godos, una tarea que exigía como preliminar la invención de un alfabeto especial. Su conocimiento familiar del griego simplificó relativamente la tarea, teniendo que pedir prestadas sólo unas pocas letras de otras fuentes, del rúnico o del latín. A pesar de sus muchas otras actividades, Ulfilas tradujo "todos los libros de la [[Escritura]] a excepción de los [[Libros de los Reyes]], los que omitió porque son simplemente una narración de hazañas militares, y siendo que las tribus godas tenían una afición especial por la [[guerra]], tenían más [[necesidad]] de frenos para contener sus pasiones militares que de alicientes para estimularlos a emprender actos guerreros" (Filostorgio, "Hist. eccl.", II,5).  Tradujo los libros del [[Antiguo Testamento]] de la [[Versión de los Setenta]] y los del [[Nuevo Testamento]] del original griego. 
Transcrito por Carol Kerstner
+
 
Traducido por Amparo Cabal
+
Ulfilas estaba en el [[Sínodo]] de Constantinopla del año 360 cuando la [[secta]] de [[Acacio de Cesarea|Acacio]] triunfó y emitió su [[credo]] de componenda como sustituto de las fórmulas de los [[ortodoxia|ortodoxos]] así como las de los partidos arrianos.  Es de lamentar que la carrera de Ulfilas se viera empañada por su adhesión a la herejía arriana.  Puede decirse como atenuante de su falta que fue víctima de las circunstancias al carecer de otras influencias al estar sólo bajo influencias arrianas y [[semiarrianos y semiarrianismo|semi-arrianas]] durante su residencia en [[Constantinopla]]; pero persistió en el [[error]] hasta el fin de su vida.
 +
 
 +
La falta de ortodoxia privó a la obra de Ulfilas de una influencia permanente e hizo estragos entre algunos de sus conversos teutónicos. Sus labores dejaron huella no sólo entre los godos, sino también en otros pueblos teutones, y debido a las opiniones heréticas que expresaban no se pudieron sostener en los reinos que establecieron.  Sólo existen unos pocos capítulos de la traducción de Ulfilas del Antiguo Testamento. Del Nuevo Testamento tenemos la mayor parte de los [[Evangelios]] y el bello [[Códice]] de Plata (un pergamino púrpura con letras de plata y oro) que está actualmente en [[Upsala]], y que [[fechas y datación|data]] quizás del siglo V; casi todas las [[Epístola]]s de [[San Pablo]] en un Códice [[Milán|Milanés]] editado por el [[cardenal]] [[Angelo Mai|Mai]], y un gran fragmento de la [[Epístola a los Romanos]] en un palimpsesto Wofenbüttel.
 +
 
 +
 
 +
'''Fuente''':  Healy, Patrick. "Ulfilas." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15. New York: Robert Appleton Company, 1912.  <http://www.newadvent.org/cathen/15120c.htm>.
 +
 
 +
Traducido por Amparo Cabal.  L H M

Última revisión de 20:22 11 abr 2010

(También: Ulphilas)

Apóstol de los godos, misionero, traductor de la Biblia, e inventor de un alfabeto; nació probablemente en el año 311; murió en Constantinopla en el 380 ó 381. Aunque Ulfilas por su lengua y simpatías era enteramente godo, descendía no de antepasados teutónicos, sino de capadocios capturados durante los reinados de Valeriano y Galieno, en las invasiones a Asia Menor realizadas por los godos del norte del Danubio. No parece haber razón válida para pensar que Ulfilas no nació cristiano (Hodgkin ubica su conversión durante su residencia en Constantinopla). De joven fue enviado a esa ciudad, quizás como rehén o como embajador, y, después de ocupar durante algún tiempo el puesto de lector en la Iglesia, a la edad de treinta años fue consagrado obispo por el famoso obispo arriano de Nicomedia, Eusebio.

Poco después de su consagración volvió a la Dacia y durante los restantes cuarenta años de su vida trabajó como misionero entre sus coterráneos. Pasó en Dacia los primeros ocho o diez años de su vida misionera, después de lo cual se vio obligado, con muchos de sus conversos cristianos, a buscar refugio en Moesia debido a la persecución por parte de sus paisanos paganos. Fue en esta época de su vida que concibió la idea de traducir la Biblia a la lengua de los godos, una tarea que exigía como preliminar la invención de un alfabeto especial. Su conocimiento familiar del griego simplificó relativamente la tarea, teniendo que pedir prestadas sólo unas pocas letras de otras fuentes, del rúnico o del latín. A pesar de sus muchas otras actividades, Ulfilas tradujo "todos los libros de la Escritura a excepción de los Libros de los Reyes, los que omitió porque son simplemente una narración de hazañas militares, y siendo que las tribus godas tenían una afición especial por la guerra, tenían más necesidad de frenos para contener sus pasiones militares que de alicientes para estimularlos a emprender actos guerreros" (Filostorgio, "Hist. eccl.", II,5). Tradujo los libros del Antiguo Testamento de la Versión de los Setenta y los del Nuevo Testamento del original griego.

Ulfilas estaba en el Sínodo de Constantinopla del año 360 cuando la secta de Acacio triunfó y emitió su credo de componenda como sustituto de las fórmulas de los ortodoxos así como las de los partidos arrianos. Es de lamentar que la carrera de Ulfilas se viera empañada por su adhesión a la herejía arriana. Puede decirse como atenuante de su falta que fue víctima de las circunstancias al carecer de otras influencias al estar sólo bajo influencias arrianas y semi-arrianas durante su residencia en Constantinopla; pero persistió en el error hasta el fin de su vida.

La falta de ortodoxia privó a la obra de Ulfilas de una influencia permanente e hizo estragos entre algunos de sus conversos teutónicos. Sus labores dejaron huella no sólo entre los godos, sino también en otros pueblos teutones, y debido a las opiniones heréticas que expresaban no se pudieron sostener en los reinos que establecieron. Sólo existen unos pocos capítulos de la traducción de Ulfilas del Antiguo Testamento. Del Nuevo Testamento tenemos la mayor parte de los Evangelios y el bello Códice de Plata (un pergamino púrpura con letras de plata y oro) que está actualmente en Upsala, y que data quizás del siglo V; casi todas las Epístolas de San Pablo en un Códice Milanés editado por el cardenal Mai, y un gran fragmento de la Epístola a los Romanos en un palimpsesto Wofenbüttel.


Fuente: Healy, Patrick. "Ulfilas." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/15120c.htm>.

Traducido por Amparo Cabal. L H M