Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 20 de mayo de 2019

Johann Wild

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Comentarista bíblico y predicador, más conocido por su nombre en latín FERO; nació en Suabia en 1495; murió en Maguncia el 8 de septiembre de 1554. A temprana edad se unió a la Orden Franciscana. Fue educado en Colonia. Su aplicación y dominio del estudio fueron muy distinguidos, y puso los cimientos de ese extenso conocimiento de las Sagradas Escrituras y los Padres en la que sobresalió después. En un capítulo celebrado en el convento de Tubinga en 1528, fue nombrado profesor de retórica y bellas letras, escritor y predicador. Sus sermones en las iglesias de Maguncia pronto se ganaron una gran reputación por la erudición y la elocuencia. Posteriormente, en un capítulo celebrado en el convento de Maguncia en 1540, fue elegido definidor de la provincia y nombrado para el arduo puesto de domprediger (predicador en la catedral), el que continuó ocupando hasta su muerte.

Por su incansable celo y energía preservó a su Orden y al clero de las asechanzas de los luteranos; y se debió principalmente a su predicación que Maguncia se mantuvo firme en la fe católica. Ni siquiera sus enemigos disputaron su título de ser el predicador más erudito en Alemania en el siglo XVI. El historiador protestante, Enrique Pantaleón, dijo de él: "Pasaba sus días y noches en el cumplimiento de sus funciones sagradas y en el estudio, por lo que se convirtió en un teólogo muy erudito. A su profundo aprendizaje y rica elocuencia unió su gran santidad de vida.”

Cuando las tropas de Alberto de Brandeburgo, quemando y saqueando a su paso, entraron a Maguncia en 1552, los sacerdotes, religiosos y la mayoría de los habitantes huyeron de la ciudad, pero el P. Wild se quedó. Su valor fue muy admirado por Alberto, quien le pidió que renunciara al hábito religioso. "Durante muchos años", le contestó, "lo he usado, y nunca me ha hecho ningún daño, ¿por qué habría de abandonarlo ahora?" Se le ordenó predicar en la presencia de Alberto y sus seguidores sobre el texto: "Dad al César lo que es del César", etc. Al final de su discurso se dirigió a su público sobre el texto, "da cuenta de tu administración". El príncipe quedó tan impresionado por su coraje y celo apostólico que le prometió concederle cualquier petición que hiciera. Pidió que la catedral y los edificios franciscanos fuesen librados de toda profanación e injuria. Su petición le fue concedida, y en reconocimiento a este gran servicio se colocó en la tesorería una estatua que representa a Wild sosteniendo la catedral en su mano.

Sus obras son numerosas; consisten de comentarios sobre casi todas las partes del Antiguo Testamento, los Evangelios de San Mateo, San Juan, los Hechos de los Apóstoles, Epístola a los Romanos, la primera epístola de San Juan, los sermones, discursos y ascetismo. Su método para explicar la Sagrada Escritura fue el oponer a las citas capciosas de los luteranos un comentario erudito sacado de las obras de los Padres de la Iglesia. Casi todas sus obras fueron publicadas después de su muerte, y no habían sido compuestas con vistas a su publicación. Con la excepción de los comentarios sobre Mateo, Juan y 1 Juan, sus otras obras fueron puestas en el Índice con la cláusula de donec corrigantur. Domingo de Soto, O.P., extrajo del Comentario sobre San Juan setenta y siete pasajes que consideró susceptibles a falsa interpretación. Recibió respuesta de Miguel de Medina, O.S.F., que había sido teólogo con Domingo en el Concilio de Trento.

Sixto Senensis, Serario, Wadding y muchos otros establecen que las obras de Wild fueron alteradas deliberadamente por los luteranos con el fin de engañar a los católicos. En la edición romana del Comentario sobre San Juan, los pasajes criticados fueron dejados fuera. J. Wild es mencionado como presente en el capítulo celebrado en el convento de Pforzheim el 15 de abril de 1554. Murió el mismo año, y fue enterrado en la parte frontal del altar mayor de la iglesia de los franciscanos en Maguncia.

Sus obras principales son: los comentarios sobre el Pentateuco, Josué, Jueces, Job, Eclesiastés, los Salmos 31 y 60, Ester, Esdras, Nehemías, Lamentaciones de Jeremías, Jonás, San Mateo, San Juan, los Hechos de los Apóstoles, Romanos, 1 Juan, seis volúmenes de sermones; examen de los candidatos a las Órdenes Sagradas.


Bibliografía: SERARIO, Moguntiacorum Rerum libri quinque (Maguncia, 1604); SIXTUS SENENSIS, Bibliotheca Sancta (París, 1610); WADDING-SBARALEA, Script. Ord. Min. (Roma, 1806); IDEM, Annal. Ord. Min., XIX (Roma, 1745); JOHN A S. ANTONIO, Bibliotheca Univ. Franciscana (Madrid, 1732); PANTALEON, L'hommes illustres d'Allemagne; NICERON, Mémoires pour servir a l'Historie des hommes illustres (París, 1729); MARCELLINO DA CIVEZZA, Storia della Missioni Francescane, VII (Prato, 1883), I; GLASSBERGER, Chronica (Quaracchi, 1887); PAULUS, Joh. Wild, ein Mainzer Domprediger des 16. Jahrhunderts (Colonia, 1893).

Fuente: Cleary, Gregory. "Johann Wild." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15. New York: Robert Appleton Company, 1912. 16 Jan. 2012 <http://www.newadvent.org/cathen/15621b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.