Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 19 de mayo de 2019

Franz Xaver von Funk

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Historiador eclesiástico; nació en un pequeño pueblo comercial de Abtsgemünd en Würtembergo el 12 de octubre de 1840; murió en Tubinga el 24 de febrero de 1907.

Franz fue hijo de un posadero. Primero asistió al gimnasio en Ellwagen, y, al finalizar sus estudios secundarios, se fue en 1859 a la Universidad de Tubinga. Vivió en la casa de estudios teológicos llamada Wilhelmsstift, donde estudió filosofía y teología, y también halló tiempo para asistir a cursos de filología clásica y economía política con tal aprovechamiento que en 1862 ganó el premio ofrecido por la facultad de ciencias al mejor ensayo sobre el tema "Was verstand man in 18. Jahrhundert unter Polizei?" (¿Qué significado tuvo la palabra “policía” en el siglo XVIII? Algunas de sus primeras publicaciones trataron temas sobre la economía política.

Habiendo recibido su doctorado en filosofía en 1863, pasó un año en el seminario eclesiástico dedicado a la Teología Moral y a su preparación para el sacerdocio. Fue ordenado en Rottenburg el 10 de agosto de 1864, y su primer trabajo fue en la cura de almas; sin embargo, sintió que la totalidad de su mente se inclinaba hacia la dirección de la labor intelectual. En octubre de 1865 obtuvo permiso para dirigirse a París para proseguir estudios en economía política; el viaje a través de Francia y su residencia en París fueron para él un gran estímulo mental. A su regreso en 1866, fue nombrado tutor en la Wilhelmsstift, donde su deber era dirigir los estudios personales y la preparación para los exámenes de los estudiantes de teología. Cuando, en 1868, Hefele, entonces profesor de historia eclesiástica en Tubinga, fue llamado a Roma como consultor durante la preparación del Concilio Vaticano I, Funk actuó como suplente. Hefele no regresó a su silla, pues fue nombrado obispo de Rottenburg el 17 de junio de 1869, y Funk fue nombrado su sucesor. En 1870 Funk fue nombrado profesor extraordinario, y en 1875 profesor ordinario de historia de la Iglesia, patrología y arqueología cristiana, cargo que desempeñó hasta su muerte.

De ahí en adelante dedicó toda su vida a sus funciones de profesor y a las investigaciones históricas, en especial a las diversas ramas de la historia de la Iglesia primitiva. Sus primeras publicaciones importantes pertenecen a la esfera de la ciencia política y a la historia de la economía, e incluyen los dos tratados "Zins und Wucher, eine moraltheologische Abhandlung" (Tubinga, 1868), y "Geschichte des kirchlichen Zinsverbotes" (Tubinga, 1878). Otros artículos escritos por él sobre el mismo tema, ya sea durante éste o en un período posterior son:: "Klemens von Alexandrien tither Familie and Eigentum" [Theologische Quartalschrift" (1871), 427-449; reimpreso en "Kirchengeschichtliche Abhandlungen und Untersuchungen", II, 45 ss.]; "Handel und Gewerbe im christlichen Altertum" [en "Theol. Quartalschrift" (1876); reimpreso en "Kirchengesch. Abhand. u. Untersuch.", II, 60 ss.]; "Veber Reichtum und Handel im christlichen Altertum" [Ibid., III, 150 ss., publicado por primera vez en "Histor.—politische Blatter" (1902), II].

Los deberes profesionales de Funk y su primer estudio de la filología clásica pronto lo llevaron al campo de la literatura cristiana primitiva y a la historia de la Iglesia, y en estos campos realizó su obra más importante como erudito. En la primera rama su tarea consistió principalmente en la publicación de las nuevas ediciones de los textos, preparados de acuerdo con las reglas de la crítica histórica y la textual. Su predecesor, Hefele, había emitido una edición crítica de las obras de los Padres Apostólicos, "Opera patrum apostolicorum", pero la última edición fue la de 1855, y el descubrimiento de importantes manuscritos hizo necesaria una nueva edición. Funk emprendió la tarea, y la "Opera patrum apostolicorum" apareció en dos volúmenes (Tubinga, 1878-1881); la primera contenía los escritos auténticos y la segunda los apócrifos. Luego del descubrimiento del Didajé, se emitió una nueva edición del primer volumen en 1887; una nueva edición (la segunda) de toda la obra apareció en 1901. La "Sammlung von Quellenschriften" (Tubinga, 1901; 2da. ed., 1906) contiene una sinopsis con el texto de los escritos auténticos.

Funk también publicó separadamente el Didajé y algunos de los primeros escritos relacionados con esta obra ("Doctrina XII apostolorum", "Canones apostolorum ecclesiastici ac reliquae doctrinte de duabus viis expositiones veteres", Tubinga, 1887). Sus estudios de las “Constituciones Apostólicas” llevaron a Funk a la convicción de que las ediciones existentes de ésta y de la “Didascalia Apostolorum” siríaca eran insatisfactorias. Dedicó muchos años a la preparación de una nueva edición, la cual vio la luz pública en 1905 ("Didascalia et Constitutiones Apostolorum", ed. F. X. von Funk, 2 vols. Paderborn, 1905), y el mundo erudito la recibió con los mayores elogios. También publicó tres obras relacionadas con la literatura cristiana primitiva. En el tratado "Die Echtheit der Ignatianischen Briefe" (Tubinga, 1883) refutó exitosamente los ataques hechos a estos importantes escritos sub-apostólicos, y demostró de manera concluyente la autoría de San Ignacio de Antioquía.

Durante muchos años dedicó su atención casi exclusivamente a un grupo de escritos, que constituyen la principal fuente de información en cuanto a la liturgia y a la disciplina eclesiástica primitivas, a saber, el Didajé, la Didascalia Apostolorum, las Constituciones Apostólicas, el "Canones Hippolyti", la Constitución de la Iglesia Egipcia, y el "Testamentum Domim nostri Jesu Christi" descubierto por Rahmani. En oposición a los puntos de vista algo diferentes de otros investigadores, Funk trató de establecer la relación entre estos escritos, y a partir de esto, la fecha de sus orígenes. Las dos obras, que Funk dedicó a este tema son: "Die Apostolischen Konstitutionen" (Tubinga, 1891), y "Dos Testament unseres Herrn und die verwandten Schriften" (Maguncia, 1901).

Investigaciones similares en el campo de la historia literaria y numerosas preguntas respecto a la liturgia, la disciplina y la vida religiosa de los tiempos cristianos primitivos forman el asunto de los numerosos artículos con los que Funk contribuyó a varios periódicos durante los muchos años de su actividad académica. La mayoría de estos artículos fueron publicados en el "Tubinger theologische Quartalschrift", el "Historisches Jahrbuch der Gorresgesellschaft", el "Historisch-politische Blatter" o en el "Revue d'histoire ecclesiastique"; y la mayoría están incluidos, en una forma más o menos revisada, en la colección "Kirchengeschichtliche Abhandlungen und Untersuchungen" (3 vols., Paderborn, 1897, 1899, 1907). Entre las más importantes de estas obras están las que tratan sobre las antedichas obras pseudo apostólicas y sus relaciones ente sí ("Abhandlungen", II, 108 ss., 236 ss., 359 ss., III, 64 ss., 218 ss., 275 ss., 350 ss., 362 ss., 381 ss.); la disciplina penitencial cristiana primitiva y el catecumenado (Ibid., I, 155 ss., 182 ss., 209 ss.; III, 42 ss., 57 ss.); el celibato de los clérigos en las órdenes mayores (Ibid., I, 121 ss.); el ágape y el Sacrificio eucarístico (Ibid., I, 278, 293 ss., III, 1 ss., 85 ss., 134 ss.).

Uno de los temas a los que regresó a menudo y que lo involucró en una larga controversia con otros estudiosos, en especial con el Padre Kneller, S.J., fue la ratificación y la convocatoria papal de los concilios ecuménicos de los primeros siglos [Abhandlungen, I, 39 ss., 87 ss., 498 ss., III, 143 ss., 406 ss.; Kneller regresó de nuevo al tema en el "Zeitschrift fur katholische Theologie" (1908), 75-99]. De las diversas contribuciones a la historia eclesiástica posterior, que salió de la industriosa pluma de Funk se pueden mencionar "Abhandlungen zur Geschichte der altbritischen Kirche" (Abhand., I, 421 ss.), "Gerson und Gersen" (Ibid., II, 473 ss.) "Der Verfasser der Nachfolge Christe, II; 08 ss.), "Zur Galilei-F'rage" (Ibid., II, 444 ss.). Funk fue un contribuyente diligente a la segunda edición de el “Kirchenlexikon" de Herder, en los que se encuentran no menos de 136 artículos de su pluma, algunos de considerable longitud. También escribió varios artículos para la "Real-Encyklopadie der christlichen Alter-tamer" de Kraus. La excelencia de su "Lehrbuch der Kirchengeschichte", como historia eclesiástica en general, es reconocida universalmente; la primera edición apareció en 1886, la quinta en 1907, poco antes de su muerte, cuando el incansable trabajador fue abatido en medio de sus labores por un ataque de apoplejía. La "Theologische Quartalschrift" de Tubinga para. 1907 (p. 236 ss.) contenía un artículo póstumo de Funk sobre los famosos escritos de San Hipólito.

Entre los historiadores católicos que produjo Alemania en el siglo XIX Funk fue, sin duda, la mayor autoridad y el principal escritor de historia sobre las primeras épocas cristianas. Clara y puramente crítico en el método, su único objetivo era el establecimiento de la verdad histórica. Su carácter era franco y concienzudo, su vida era intachable, ya que se convirtió en un ministro de Dios. Como controversista podía ser severo cuando un oponente se dejaba llevar por cualquier otro motivo que la demostración de la verdad exacta. Su método creó una escuela entre los historiadores católicos de Alemania, que ha sido un beneficio para el adelanto de la investigación histórica seria y la crítica académica.


Bibliografía: BIHLMEYER, François Xavier von Funck in Revue d'histoire ecclésiastique (1907), 620-423 [sic].

Fuente: Kirsch, Johann Peter. "Franz Xaver von Funk." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/06322c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc