Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 14 de octubre de 2019

Burcardo de Worms

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Burcardo de Worms (o Burchardo) Obispo de la sede de Worms; nació de padres nobles en Hesse, Alemania, después de mediados del siglo X; murió el 20 de agosto de 1025. Recibió su educación en Coblenz y otros lugares, y por último entró al servicio del arzobispo San Willigis de Maguncia (975-1011), quien lo ordenó diácono. Subió gradualmente en el rango eclesiástico y finalmente Willigis lo nombró primero chambelán, y primado o juez de la ciudad. Mostró tanta discreción e imparcialidad en estos oficios que su fama llegó al emperador Otón III. Durante una entrevista personal con su amo imperial (1000) fue designado a la diócesis vacante de Worms; pocos días después, Willigis lo ascendió al sacerdocio y a la dignidad episcopal en Heiligenstadt.

A partir de entonces trabajó sin cesar por el bienestar temporal y espiritual de sus súbditos. Reconstruyó las murallas de Worms y, con la aprobación de Enrique II, derribó la fortaleza de un cierto duque Otto, que servía como lugar de refugio a los criminales y malhechores. Entre 1023 y 1025 promulgó un famoso cuerpo de leyes, el "Leges et Statuta familiae S. Petri Wormatiensis", con el fin de asegurar la administración imparcial de la justicia (Boos, en Urkundenbuch der Stadt Worms, I, 1886; Weiland, en Mon. Ger. Hist.: Leges, IV, 1.) Erigió muchos monasterios e iglesias. En el lugar del antedicho castillo de Otto construyó un monasterio en honor a San Pablo; su hermana Matilde fue encargada de la comunidad de mujeres religiosas, cuya casa fue prácticamente reconstruida; la catedral de San Pedro en Worms fue reconstruida y dedicada en 1016. También se dedicó a la formación de estudiantes eclesiásticos en su escuela catedral y a la instrucción de eclesiásticos en general. Para estimular su celo a veces le contestaba preguntas difíciles que le dirigían. Trató de reformar los males prevalecientes a través de visitas y sínodos.

En aras de la uniformidad en todos los asuntos de la Iglesia redactó un manual para la instrucción y orientación de los eclesiásticos jóvenes; éste es su conocido "Collectarium canonum" o "Decretum" en veinte libros, una recopilación sobre derecho canónico y Teología Moral, extraída de colecciones similares anteriores, los libros penitenciales, los escritos de los Padres, los decretos de los concilios, los Papas y las Sagradas Escrituras. Durante más de un siglo, hasta la publicación del "Decretum" de Graciano (c. 1150), ésta fue una guía práctica utilizada ampliamente por el clero, y citada a menudo como "Brocardo". El décimo noveno libro, conocido como “Corrector, seu medicus” circuló frecuentemente como una obra separada y fue estimado como una guía práctica para el confesor (Von Scherer, Kirchenrecht, I, 238). La obra fue emprendida a instancias de Brunicho, el preboste de la Catedral de Worms, y fue realizada con la ayuda del obispo Walter de Espira y el abad Olberto de Gembloux (ed. Foucher, París, 1549; Migne, P.L., CXL, París, 1853). Burchard era muy estimado por sus amos imperiales. Tenía muy buenas relaciones con Otón III; Enrique II y Conrado II lo visitaron en 1009 y 1025 respectivamente. Personalmente Burchard era un hombre piadoso. Su biógrafo, probablemente un eclesiástico, lo elogia por su devoción a la oración, su mortificación, su rectitud y caridad hacia los demás.


Bibliografía: Vita Burchardi Episcopi in Mon. Germ. Hist.: Script., IV; también en P.L. (París, 1853), CXL; GROSCH, Burchard I Bischof zu Worms (Jena, 1890); HAUCK, Kirchengesch. Deutschlands (Leipzig, 1896), III; VON SCHERER en Kirchenlex., II; HAUCK en HERZOG, Realencyc. (Leipzig, 1897); GIETL, Hist. Jahrb. (1895), XVI, 116-119; WATTENBACH, Deutschl. Geschichtsquellen (6th ed., 1893), I, 392; CONRAT, Gesch. d. Quellen des rom. Rechts im M. A., 1, 261.

Fuente: Schaefer, Francis. "Burchard of Worms." The Catholic Encyclopedia. Vol. 3. New York: Robert Appleton Company, 1908. <http://www.newadvent.org/cathen/03064a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.