Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 28 de octubre de 2021

Natalicio

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Natalicio (día del nacimiento): Tanto la forma natalis (sc. Dies) como natalicium fueron utilizadas por los romanos para denotar lo que llamamos un cumpleaños, es decir, el aniversario del día en que nació una persona. También se emplearon de manera similar las palabras griegas genesia y genethlios. Pero tanto en griego como en latín parece haber tenido lugar una cierta extensión de este uso primitivo incluso en tiempos precristianos. En latín natalis aparentemente vino, al menos a veces, a significar poco más que "aniversario", y se usaba tanto para el día de la ascensión del emperador como para su cumpleaños. Además, sabemos que los juegos celebrados en el cumpleaños de un emperador durante su vida a menudo continuaban después de su apoteosis en el aniversario de su cumpleaños como si aún viviera.

En griego, genesia llegó a usarse con frecuencia en relación con la conmemoración anual de una persona muerta mediante sacrificios y otros ritos (cf. Herodoto IV, 26). Se dice que esta conmemoración no se realizaba en el aniversario del día de la muerte, sino en el cumpleaños real de la persona difunta (C.I.G.3417 y Rhode, Psyche, 4a ed., I, 235). Por lo tanto, cuando los cristianos de Esmirna alrededor del año 150 d.C. escribieron para describir cómo tomaron los huesos de San Policarpo, "que son más valiosos que las piedras preciosas y más finos que el oro refinado y los colocaron en un lugar adecuado, donde el Señor nos permita reunirnos, como podamos, en la alegría y el gozo y celebrar el cumpleaños de su martirio" (epitelein ten tou martyriou autou hemeran genethlion), no es fácil decir hasta qué punto fueron influenciados por usos paganos preexistentes. Esta frase "el cumpleaños de su martirio" ciertamente parece indicar la conmemoración del día en que murió, y toda la historia posterior de la Iglesia confirma la práctica de mantener esto como la fiesta habitual de cualquier santo o mártir.

No obstante, sabiendo como sabemos que los griegos también celebraban comúnmente lo que llamaban nekysia (sacrificios conmemorativos), en el aniversario de la muerte de los padres, parecería que los fieles de la Iglesia primitiva hicieron poco más que cristianizar una costumbre pagana. Para realizar esto, primero, ofrecían el santo sacrificio de la Misa en honor de sus hermanos fallecidos en lugar de la sangre de carne de animales víctimas, y en segundo lugar, a esta conmemoración del paso de un verdadero creyente a otra vida le daban el nombre de genethlios, o en Latín natalis, en lugar de el día en que había nacido en este mundo.

Por lo tanto, no se puede eliminar del todo la duda de si en la introducción del cristianismo genethlios y natalis no habían llegado a significar ya poco más que "aniversario" o "rito de conmemoración". Tertuliano dice "oblatones pro defunctis pro nataliciis annua die facimus" (De Coronoa, cap. 3), que parece significar "ofrecemos Misas por los muertos en su aniversario como un rito de conmemoración". De manera similar, el Cronógrafo de 354 anota en su calendario el 22 de febrero, “VIII Kal. Martias Natale Petri de cathedra”; donde natale significa claramente aniversario en lugar de cumpleaños.

De hecho, donde encontramos a los Padres enfatizando la etimología de la palabra, su lenguaje sugiere más bien que esperaban que el significado principal de "cumpleaños" pasara desapercibido. En cualquier caso, el sentido de aniversario por sí solo se ajusta a una amplia gama de frases que nos encontramos en los calendarios y otros documentos de los siglos V, VI y VII. Avito de Vienne (m. 518) y Eligio de Noyon (m. c. 650) se refieren al Jueves Santo con el nombre de "natalis calicis" (la conmemoración del cáliz), una referencia, por supuesto, a la institución del Santísimo Sacramento en la Última Cena, y la fiesta aparece con el mismo nombre en el calendario de Polemio Silvio de 448.

De nuevo en el Sacramentario Leonino tenemos la frase "in natali episcoporum", que el contexto muestra que significa el aniversario de la consagración de un obispo (cf. Probost, Die ältesten röm. Sacramentarien, 124 y 247, y Paulino, Ep. 20); mientras que el Sacramentario Gelasiano usa expresiones como "natale conscrationis diaconi", etc. Así también en el Martirologio Jeronimiano (c. 590) además del constantemente recurrente natale aplicado a las fiestas de los mártires que tenemos, por ejemplo el 2 de agosto, In antiochia natalis reliquiarum Stephani protomartyris et diac. Sin embargo, en los sermones cristianos y en las inscripciones mortuorias a menudo se hacía hincapié en la idea de que el día de la muerte de una persona era el cumpleaños de una nueva vida. Así San Ambrosio (Serm. 57, de Depos. St. Eusebii) declara que "el día de nuestro entierro se llama nuestro cumpleaños (natalis), porque, al ser liberados de la prisión de nuestros crímenes, nacemos a la libertad de el Salvador"; y prosigue "por lo que este día se observa como una gran celebración, porque en verdad es una fiesta del más alto nivel estar muertos a nuestros vicios y vivir solo para la justicia". Y encontramos inscripciones como las siguientes:

PARENTE FILIO MERCURIO FECE
RUNT QUI VIXIT ANN V ET MENSES VIII
NATUS IN PACE ID FEBR

Donde "natusin pace" claramente se refiere al descanso eterno. Así que, de nuevo, Orígenes evidentemente tuvo un pensamiento similar ante él cuando insiste en que "de todo el pueblo santo en las Escrituras, no se registra que nadie haya celebrado una fiesta o un gran banquete en su cumpleaños. Sólo los pecadores (como Faraón y Herodes) se regocijan mucho por el día en que nacieron en este mundo de abajo" (Orígenes, en Levit., Hom. VIII, en Migne PG, XII, 495). Naturalmente, provocó una gran confusión el uso de la misma palabra natalis, a veces para significar el nacimiento natural, a veces el paso a una vida mejor. En consecuencia, el primero se distinguía a menudo como natale genuinum, natale de nativitate; el segundo como natale passionis o de passione, a veces abreviado como N.P.


Bibliografía: KRIEG in KRAUS, Realencyklopadie; KELLNER, Heortology (Trad. Ing. Londres, 1907); PROBST, Kirch. Disciplin in den drei ersten Christ. Jahrhunderten (Tübingen, 1873).

Fuente: Thurston, Herbert. "Natal Day." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10, pág. 709. New York: Robert Appleton Company, 1911. 3 sept. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/10709a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina