Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 24 de enero de 2022

Libro de los Mártires, de Foxe

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Libro de los Mártires, de Foxe: John Foxe nació en Boston, Lincolnshire, Inglaterra, en 1516, y se educó en la Escuela y Colegio Magdalena, Oxford. Se unió a los reformadores más extremos a una edad temprana y bajo Eduardo VI actuó como tutor de los hijos del recientemente decapitado conde de Surrey. Durante el reinado de María huyó a Alemania y se unió a los exiliados en Frankfort. En la controversia que surgió allí se puso del lado de Knox y de los extremistas y tras la disolución de la colonia de Frankfort se fue a Basilea donde la pobreza le obligó a entrar al servicio del impresor protestante Oporinus.

En 1539 regresó a Inglaterra y entró al ministerio, fue ayudado por su antiguo alumno, el duque de Norfolk, y se dedicó principalmente a su martirologio. Todavía pertenecía a los extremistas y se oponía a la sobrepelliz. Sus opiniones interferían con sus perspectivas, pero no era un hombre ambicioso. Aunque violento y deshonesto en las controversias, personalmente tenía un temperamento amable y caritativo. Además de sus "Acts and Monuments”, publicó varios sermones, traducciones y controvertidos ataques al catolicismo. Murió en 1587.

Incluso antes de dejar Inglaterra en 1554, Foxe había comenzado la historia de las persecuciones de los reformadores. El resultado fue la publicación de una pequeña obra en latín que trata principalmente del “wiclifismo”. Mientras estaba en Basilea, Grindal le proporcionó informes sobre la persecución en Inglaterra, y en 1559 publicó un gran folio en latín de 740 páginas que comenzaba con Wyclif y terminaba con Cranmer. Después de su regreso a Inglaterra, comenzó a traducir este libro y a agregarle los resultados de nueva información. Las "Actas y monumentos" se publicaron finalmente en 1563, pero casi de inmediato se conocieron como el "Book of Martyrs”. Las críticas que provocó la obra llevaron a la publicación de una edición "corregida" en 1570. Dos más (1576 y 1583) salieron durante su vida y cinco (1596, 1610, 1632, 1641, 1684) en los siguientes cien años.

Ha habido dos ediciones modernas, ambas insatisfactorias; están en ocho volúmenes y fueron publicadas en 1837-41 y 1877. El tamaño puede deducirse del hecho de que en la edición de 1684 consta de tres volúmenes en folio de 895, 682 y 863 páginas, respectivamente. Cada página tiene dos columnas y sobre ochenta líneas. El primer volumen, además del material introductorio, contiene la historia de las primeras persecuciones cristianas, un bosquejo de la historia de la Iglesia medieval y un relato del movimiento wyclifita en Inglaterra y en el Continente. El segundo volumen trata sobre los reinados de Enrique VII y Eduardo VI y el tercero del de María. Se ha incluido una gran cantidad de documentos oficiales como interdictos, pliegos acusatorios, cartas, etc. El libro está ilustrado en su totalidad por xilografías, algunas de las cuales simbolizan el triunfo de la Reforma, la mayoría de ellas representan los sufrimientos de los mártires.

En 1571 la Convocación del Clero Inglés ordenó que se guardaran copias del "Book of Martyrs" para inspección pública en todas las catedrales y en las casas de los dignatarios eclesiásticos. El libro también fue expuesto en muchas iglesias parroquiales. La intensidad apasionada del estilo, los diálogos vívidos y pintorescos lo hicieron muy popular entre las familias puritanas y de la Iglesia Baja hasta el siglo XIX. Incluso la historia eclesiástica fantásticamente partidista de la primera parte del libro, con sus historias grotescas de Papas y monjes y su variada sucesión de testigos de la verdad (incluidos los albigenses, Grosseteste, Dante y Savonarola) fue aceptada entre la gente sencilla y debe haber contribuido mucho a los prejuicios anticatólicos en Inglaterra.

Cuando Foxe trata de su propia época, su trabajo es de mayor valor, ya que contiene muchos documentos y se basa en gran medida en los informes de testigos oculares; pero a veces la deshonestidad mutila sus documentos y no es digno de confianza en su tratamiento de las pruebas. Fue criticado en su época por católicos como Harpsfield y el padre Persons y por prácticamente todos los historiadores eclesiásticos serios.


Bibliografía: El examen más cuidadoso de sus métodos se halla en Maitland, Essays on the Reformation in England (1849), y en Gairdner, History of the English Church from the ascension of Henry VIII to the Death of Mary (1903); Lee in Dict. of Nat. Biog. Gerard, John Foxe and His Book of Martyrs (Catholic Truth Society, Londres), incluye las opiniones de algunos críticos de Foxe.

Fuente: Urquhart, Francis. "Foxe's Book of Martyrs." The Catholic Encyclopedia. Vol. 2, págs. 681-682. New York: Robert Appleton Company, 1907. 2 nov. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/02681a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina