Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 20 de noviembre de 2019

San Ansegiso

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

San Ansegiso nació alrededor de 770, de familia noble; murió el 20 de julio de 833 u 834. A la edad de dieciocho entró al monasterio benedictino de Fontenelle (también llamada San Wandrille por el nombre de su fundador) en la diócesis de Ruán. San Girowaldo, un pariente de Ansegiso, era entonces abad de Fontenelle. Desde el comienzo de su vida monástica, San Ansegiso manifestó una profunda piedad unida a un gran aprendizaje, y por recomendación del abad San Girowaldo, el emperador Carlomagno le confió el gobierno y la reforma de dos monasterios: San Sixto cerca de Reims y San Memio (San Mange) en la diócesis de Châlons-sur-Marne. Bajo la dirección de San Ansegiso, estos dos monasterios pronto recuperaron su esplendor original. Carlomagno, muy satisfecho con el éxito de Ansegiso, lo nombró abad de Flay, o St. Germer, un monasterio en la diócesis de Beauvais, cuyos edificios amenazaban con caer en ruinas. Al mismo tiempo Carlomagno nombró a Ansegiso supervisor de las obras reales bajo la dirección general del abad Einhard. Bajo la administración de Ansegiso las estructuras del monasterio de Flay se renovaron completamente, se restauró la disciplina monástica y se instruyó a los monjes en las ciencias sagradas.

Louis le Débonnaire estimaba a Ansegiso tanto como su padre Carlomagno y, al ver cómo florecían todos los monasterios que habían estado bajo la dirección de Ansegiso, lo puso al frente del monasterio de Luxeuil en el año 817. Este monasterio fue fundado por San Columbano ya en 590 y, durante el siglo VII y la primera mitad del VIII fue el monasterio y escuela más famosa de la cristiandad. Últimamente, sin embargo, su disciplina se había vuelto laxa. Luego de haber restaurado este monasterio a su anterior esplendor, en 823, luego de la muerte del abad Einhard, fue transferido como abad al monasterio de Fontanelle, donde había pasado los primeros días de su vida monástica. Inmediatamente se dedicó afanosamente a restaurar el fervor monástico mediante exhortaciones piadosas y, sobre todo, con su propio ejemplo edificante. Algunos sabios y santos monjes, a quienes invitó de Luxeuil a Fontanelle, lo ayudaron en su gran trabajo de reforma.

Mano a mano con una reforma de la disciplina vino un amor por el aprendizaje. La biblioteca fue enriquecida con valiosos libros, tales como la Biblia, algunas obras de San Ambrosio, San Agustín, San Jerónimo, San Gregorio el Grande, San Beda, etc. A los monjes más eruditos se les encomendó la el copiado de obras originales, mientras que los otros se dedicaban a transcribir valiosos libros y manuscritos antiguos. En poco tiempo, la biblioteca de Fontanelle se convirtió en una de las más grandes de Europa y adquirió gran renombre por la precisión de la transcripción y la belleza de la escritura. San Ansegiso erigió en Fontanelle un dormitorio, un refectorio, una casa capitular, una biblioteca y otras nuevas estructuras.

Debido a su gran aprendizaje y prudencia, Louis le Débonnaire lo envió a menudo como legado a países distantes. Distribuyó entre varios monasterios los muchos y costosos regalos que recibió como legado de parte de los príncipes extranjeros. Mientras fue abad de Fontanelle escribió una "Constitutio pro monachis de victu et vestitu", en el que determina exactamente cuánta comida, cuáles artículos de vestimenta, etc., habrían de recibir los monjes de las diferentes propiedades rústicas del monasterio. La obra que hizo famoso el nombre de Ansegiso para todas las épocas es su colección de leyes y decretos hechos por el emperador Carlomagno y su hijo Louis le Débonnaire. Estas leyes y decretos están divididos en artículos o capítulos, y generalmente se conocen como “capitulares”. Ansegiso fue el primero en recopilar todas esas “capitulares” en cuatro libros titulados "Quatuor libri Capitularium Regum Francorum". El primero y segundo libros contenían todas las “capitulares” relativas a asuntos eclesiásticos, mientras que el tercero y cuarto contenían todas las “capitulares” relacionadas a asuntos de estado. Esta obra fue completada en 827. Poco después fue aprobada por la Iglesia en Francia, Alemania e Italia, y siguió siendo durante mucho tiempo el libro oficial sobre derecho civil y canónico. Poco antes de su muerte, Ansegiso fue atacado por una parálisis que puso fin a su santa y fructífera vida el 20 de julio de 833 u 834. Sus restos terrenales yacen enterrados en la Abadía de Fontanelle, donde se celebra su fiesta el 20 de julio, el día de su muerte.


Bibliografía: LECHNER, Martyrologium des Benediktiner Ordens (Augsburg, 1855); STADLER, Heiligen Lexikon (Augsburg, 1858), I, 234; Gesta abbat. Fontanell. in DACHERY, Spicileg., 1st ed., II, 279 sqq., and Mon. Germ. Hist. (Scriptores), II, 293, sqq.; MABILLON, Acta ss. ord. s. Bened. (Sæc., IV), IV (I), 630 sqq.; ZIEGELBAUER, Hist. Rei Lit. Bened., IV, 216, 259. The Capitularia were first edited by BALUZE (Paris, 1677-88); for a new and critical edition see BORETIUS, in Mon. Germ. Hist. (Leges, Sect. II), Capitularia regum Francorum (Hanover, 1883, 1890, 1897), I-II; the second volume is by BOTIUS AND KRAUSE. The PERTZ edition (op. cit., Leges, I, 256 sqq.) is found in P.L., XCVII, 489 sqq.; SCHMID in Kirchenlex.

Fuente: Ott, Michael. "St. Ansegisus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1, págs. 545-546. New York: Robert Appleton Company, 1907. 21 oct. 2019 <http://www.newadvent.org/cathen/01545c.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina