Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 24 de enero de 2022

Francisco I

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Francisco I, rey de Francia; nació en Cognac el 12 de septiembre de 1494; murió en Rambouillet el 31 de marzo de 1547. Fue el hijo de Carlos de Orleans, conde de Angoulême, y Luisa, de Savoya, y esposo de Claude de Francia, hija de Luis XII. Sucedió al trono el 1 de enero de 1515, no como yerno, dado que la ley sálica no permitía la sucesión a través de las mujeres, sino como primo de Luis XII, quien no tuvo herederos varones.

Su victoria en Marignano (1515) sobre los suizos que defendían a Maximiliano Sforza estableció la reputación del joven rey en Italia. Aprovechó esto en "la entrevista de Bolonia" para poner fin con éxito a los esfuerzos de sus predecesores, Carlos VII y Luis XI, para imponer a León X el concordato (1516) que rigió la organización de la Iglesia en Francia desde ese momento hasta el fin del antiguo régimen (vea FRANCIA). Esto marcó el inicio de una serie de medidas destinadas a instaurar en Francia la preponderancia del poder real. Francisco I buscó por todos los medios, incluso por tribunales excepcionales, destruir entre los nobles, tanto obispos como seigneurs (señores), el espíritu de independencia. La fórmula de los edictos reales "car tel est notre bon plaisir" (porque es nuestro agrado) data de su reinado.

La muerte del emperador Maximiliano I (1519) llevó a Francisco I a disputar la corona imperial con Carlos de Austria, quien recientemente había heredado la corona de España. Este último se convirtió en emperador como Carlos V. Rodeado por el sur, noreste y este por los estados de Carlos V, Francisco I, inmediatamente después de su entrevista del Campo del Paño de Oro con Enrique VIII de Inglaterra (1520), Inició la lucha con la Casa de Austria que se prolongaría, con treguas ocasionales, hasta 1756. Cuatro guerras sucesivas contra Carlos V llenaron el reinado del rey Francisco.

  • (1) La primera guerra, famosa por las hazañas y muerte de Bayardo, el "chevalier sans peur et sans reproche", la traición del condestable de Borbón, la derrota y cautiverio de Francisco I en Pavía (1525), terminó con el Tratado de Madrid (1526), por el que cedió Borgoña a Carlos V.
  • (2) La segunda, necesaria debido a la negativa de los diputados de Borgoña a convertirse en súbditos del emperador, y marcada por la alianza entre Francisco I y los príncipes italianos, entre ellos el Papa Clemente VII (Liga de Cognac, 1526) produjo el saqueo de Roma por las tropas imperiales bajo el comando del Condestable de Borbón (1527), y culminó con la Paz de Cambrai (1529), que en realidad fue solo una tregua. Luego de terminada, Francisco I, que había perdido a su esposa Claude de Francia (1524) se casó con Leonor de Austria, hermana de Carlos V.
  • (3) La tercera, iniciada por Francisco I luego de que él hubo reorganizado un ejército nacional permanente, y en una época en que Carlos V había emprendido una expedición contra Túnez, estuvo marcada por la entrada de las tropas francesas a Saboya y la entrada de las tropas de Carlos V a Provenza (1536). Se le puso fin gracias a la mediación del Papa Pablo III mediante el tratado de Aigues-Mortes.
  • (4) La cuarta, que resultó de los ambiciosos designios de Francisco sobre Milán, estuvo marcada por la alianza de Carlos V y Enrique VIII, por la victoria francesa de Ceresole (1544), y fue concluida por los Tratados de Crespy y Ardres (1544 y 1546).

La historia de ningún otro reinado ha sido tan profundamente estudiada en tiempos modernos como la de Francisco I. Una serie de obras recientes ha puesto de manifiesto la originalidad y novedad de sus máximas políticas. La lucha contra la Casa de Austria convirtió a Francisco I en aliado de la Santa Sede durante el pontificado de Clemente VII, cuya sobrina, Catalina, se había casado con Enrique II, futuro rey de Francia (vea CATALINA DE MEDICIS), pero no pudo convencer a Clemente VII de que concediese el divorcio a Enrique VIII de Inglaterra.

Impulsado por el deseo de amenazar a Carlos V no solo en las fronteras sino incluso en el interior de su territorio, Francisco I envió a sus agentes a Alemania, quienes fomentaron la anarquía política y religiosa y favorecieron el dominio político de los príncipes protestantes. Su política a este respecto se oponía a los intereses católicos e incluso a los del cristianismo, pues, después de haber enviado a Antonio Rincón en 1522 y 1523 al rey de Polonia y al vaivoda de Transilvania para instarlos a amenazar a Carlos V en la frontera oriental del imperio, Francisco pensó en utilizar a los turcos contra el emperador. Antes de que hubiera pensado siquiera en esta alianza, los rumores que se extendieron por toda Alemania lo responsabilizaron de las victorias de los musulmanes en Belgrado y Rodas.

Francisco I entabló negociaciones con el sultán Solimán en 1526 a través de su agente Frangipani, y en 1528 a través de Antonio Rincón. El progreso de los turcos en Europa central entre 1528 y 1532 dañó la reputación de Francisco. Luego consiguió la ayuda de los turcos contra Carlos V en la península italiana y en el Mediterráneo occidental. Luego siguió sus negociaciones con Barbarroja (1533-34), en ese momento dueño de todo el norte de África. En 1535, su embajador Jean de la Forest fue enviado a Barbarroja para organizar una campaña contra los genoveses y al sultán para asegurar su alianza con Francisco a fin de preservar el equilibrio de poder europeo. De estas negociaciones de Jean de la Forest data el abandono por parte de Francia de la idea medieval de la Chrétienté, o cristiandad, y, por otro lado, su protección de los cristianos en Oriente (vea FRANCIA).

Francisco I desempeñó el papel de mecenas en la expansión del Renacimiento en Francia. Invitó de Italia a los grandes artistas Leonardo da Vinci, Rosso, Primaticcio, Benvenuto Cellini y Andrea del Sarto. Inició el actual Louvre, construyó o decoró los castillos de Fontainebleau y Chambord, y fue patrón de los poetas Marot y du Bellay. Su servicio más valioso al humanismo fue la fundación del Collège de France, destinado originalmente a la enseñanza del hebreo, el griego y el latín. También fue el fundador de Imprimerie Royale. Si bien permitió el desarrollo en círculos intelectuales de ciertas ideas protestantes simultáneamente con el humanismo, por otra parte, después de 1534 fue bastante hostil a la propagación del protestantismo entre la gente común, como lo demuestra su persecución (1545) de los valdenses de Chabrieres y Merindol. Los poemas de Francisco I, aunque interesantes como documentos históricos, son una obra mediocre. Su tumba y la de su esposa, Claude de Francia, en San Denis, fueron diseñadas por Philibert De l´orme y ejecutadas por Pierre Bontemps.


Bibliografía: CONTEMPORARY SOURCES: Catalogue des actes de François Ier (10 vols., París, 1887-1907); Ordonnances du règne de François Ier, 1515-1516 (París, 1902); CHAMPOLLION-FIGÉAC, Captivité du Roi François Ier (París, 1847); Poésies de François Ier, ed. CHAMPOLLION-FIGÉAC (París, 1847); Journal de Louise de Savoie, ed. GUICHENON (París, 1778); Journal de Jean Barillon, ed. VAISSIRE (París, 1897-99); Journal d'un bourgeois de París sous le règne de François Ier, ed. LALANNE (París, 1854); Chronique du Roi François Ier, ed. GUIFFREY, (París, 1864); Mémoires de Martin du Bellay, de Fleurange, de Saulx de Tavannes, de Vieilleville; Histoire du gentil seigneur de Bayard, ed. ROMAN (París, 1878); MONLUC, Commentaires, ed. DE RUBLE (París, 1864-1872). MODERN WORKS: PAULIN PARÍS, études sur le règne de François Ier (2 vols., París, 1885); MADELIN, De Conventu Bononiensi (París, 1901); MIGNET, Rivalité de François Ier et de Charles-Quint (2 vols., París, 1878); HAMY, Entrevue de François Ier avec Henri VIII à Boulogne-Sur-Mer en 1532; Intervention de la France dans l'affaire du divorce (París, 1898); BOURRILLY, La première ambassade d'Antonio Rincon en Orient in Revue d'Histoire Moderne et Contemporaine (1900-1901), II; IDEM, L'ambassade de Laforest et Marillac à Constantinople in Rev. Hist. (1901), LXXVI; IDEM, La règne de François Ier in Revue d'Histoire Moderne et Contemporaine (1902-1903), IV; LEMONNIER, La France sous Charles VIII, Louis XII et François Ier in LAVISSE, Histoire de France (París, 1903), V; URSU, La politique oriental de François Ier (París, 1908).

Fuente: Goyau, Georges. "Francis I." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6, págs. 207-208. New York: Robert Appleton Company, 1909. 1 nov. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/06207a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina