Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 16 de octubre de 2021

Diferencia entre revisiones de «Roberto Guiscardo»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con «'''Roberto Guiscardo''' fue duque de Apulia y Calabria, fundador del estado normando de las Dos Sicilias; nació alrededor de 1016; murió el 17 de julio de 1085. Fu...»)
 
 
Línea 9: Línea 9:
 
Estas conquistas habrían tenido una duración efímera si Guiscardo no hubiera dedicado todas sus energías a consolidarlas.  Los jefes normandos que se habían convertido en sus vasallos no estaban dispuestos a someterse a su autoridad y se rebelaron mientras él estaba en [[Sicilia]].  En 1073 Guiscardo asedió y sometió a todos los rebeldes sucesivamente.    La gran república comercial de [[Amalfi]] cedió [[voluntario |voluntariamente]] a él.  En esta coyuntura, sin embargo, [[Papa San Gregorio VII |Gregorio VII]], alarmado por las agresiones de Guiscardo en los territorios papales, lo [[excomunión |excomulgó]].  Al mismo tiempo, con motivo del [[Sacramento del Matrimonio |matrimonio]] de su hija, Guiscardo quiso recaudar la ayuda [[feudalismo |feudal]] habitual, pero sus vasallos se rebelaron una vez más (1078).    Reprimida esta revuelta, Guiscardo volvió a ser todopoderoso, y Gregorio VII, amenazado por las intrigas del emperador [[Enrique IV]], se reconcilió con él (1080). En el intervalo, [[Salerno]] había caído bajo su dominio y, salvo el principado normando de [[Capua]], que seguía siendo independiente, y la ciudad de [[Nápoles]], todo el sur de [[Italia]] le obedecía.
 
Estas conquistas habrían tenido una duración efímera si Guiscardo no hubiera dedicado todas sus energías a consolidarlas.  Los jefes normandos que se habían convertido en sus vasallos no estaban dispuestos a someterse a su autoridad y se rebelaron mientras él estaba en [[Sicilia]].  En 1073 Guiscardo asedió y sometió a todos los rebeldes sucesivamente.    La gran república comercial de [[Amalfi]] cedió [[voluntario |voluntariamente]] a él.  En esta coyuntura, sin embargo, [[Papa San Gregorio VII |Gregorio VII]], alarmado por las agresiones de Guiscardo en los territorios papales, lo [[excomunión |excomulgó]].  Al mismo tiempo, con motivo del [[Sacramento del Matrimonio |matrimonio]] de su hija, Guiscardo quiso recaudar la ayuda [[feudalismo |feudal]] habitual, pero sus vasallos se rebelaron una vez más (1078).    Reprimida esta revuelta, Guiscardo volvió a ser todopoderoso, y Gregorio VII, amenazado por las intrigas del emperador [[Enrique IV]], se reconcilió con él (1080). En el intervalo, [[Salerno]] había caído bajo su dominio y, salvo el principado normando de [[Capua]], que seguía siendo independiente, y la ciudad de [[Nápoles]], todo el sur de [[Italia]] le obedecía.
  
Habiendo alcanzado ahora la cúspide de su poder, Guiscardo concibió la [[ambición]], a la edad de sesenta y cuatro años, de emprender la conquista del [[Imperio Bizantino]], cuya civilización ejercía sobre él una poderosa atracción.    Como amo de la [[Italia]] bizantina, se consideraba heredero de los emperadores, se hizo representar en su [[sello]] con sus trajes e inauguró así una tradición que casi todos los soberanos de las Dos [[Sicilia]]s hasta Carlos de Anjou intentaron seguir.  En mayo de 1081, Roberto y su hijo Bohemundo partieron hacia [[Otranto]], capturaron la isla de [[Corfú]] y desembarcaron frene a [[Durazzo]], cuya posesión les aseguraría el acceso a la Via Egnatia, que conducía a través de Macedonia a [[Constantinopla]].  Pero el emperador Alejo Comneno había formado una alianza con [[Venecia]], cuya flota obtuvo una gran victoria sobre la de los normandos (julio).  Pero el emperador Alejo Comneno había formado una alianza con [[Venecia]], cuya flota obtuvo una gran victoria sobre la de los normandos (julio).  El propio Alejo vino en ayuda de Durazzo, pero Guiscardo, que había quemado sus barcos para inspirar [[fortaleza |valor]] a sus tropas, hizo huir al ejército imperial (18 de octubre).  A pesar de esta victoria, los normandos, aún incapaces de sitiar de manera regular, no podrían haber entrado en el lugar si Guiscardo no se las hubiera ingeniado para que se le entregase por traición (21 de febrero de 1082).   
+
Habiendo alcanzado ahora la cúspide de su poder, Guiscardo concibió la [[ambición]], a la edad de sesenta y cuatro años, de emprender la conquista del [[Imperio Bizantino]], cuya civilización ejercía sobre él una poderosa atracción.    Como amo de la [[Italia]] bizantina, se consideraba heredero de los emperadores, se hizo representar en su [[sello]] con sus trajes e inauguró así una tradición que casi todos los soberanos de las Dos [[Sicilia]]s hasta Carlos de Anjou intentaron seguir.  En mayo de 1081, Roberto y su hijo Bohemundo partieron hacia [[Otranto]], capturaron la isla de [[Corfú]] y desembarcaron frente a [[Durazzo]], cuya posesión les aseguraría el acceso a la Via Egnatia, que conducía a través de Macedonia a [[Constantinopla]].  Pero el emperador Alejo Comneno había formado una alianza con [[Venecia]], cuya flota obtuvo una gran victoria sobre la de los normandos (julio).  Pero el emperador Alejo Comneno había formado una alianza con [[Venecia]], cuya flota obtuvo una gran victoria sobre la de los normandos (julio).  El propio Alejo vino en ayuda de Durazzo, pero Guiscardo, que había quemado sus barcos para inspirar [[fortaleza |valor]] a sus tropas, hizo huir al ejército imperial (18 de octubre).  A pesar de esta victoria, los normandos, aún incapaces de sitiar de manera regular, no podrían haber entrado en el lugar si Guiscardo no se las hubiera ingeniado para que se le entregase por traición (21 de febrero de 1082).   
  
 
Guiscardo era ahora dueño de la ruta a [[Constantinopla]] y había avanzado hasta [[Castoria]] cuando recibió una carta de [[Papa San Gregorio VII |Gregorio VII]]  en la que lo llamaba a [[Italia]].  [[Enrique IV]], con quien Alejo Comneno había formado una alianza, había venido a Italia y estaba amenazando a [[Roma]].    Al acercarse, los vasallos lombardos de Apulia y el príncipe de [[Capua]] se habían rebelado.  Guiscardo encomendó el mando de su expedición a su hijo Bohemundo, quien abandonó la marcha sobre Constantinopla para devastar Tesalia.  Guiscardo regresó a Italia y aprovechó la breve demora de Enrique IV en [[Lombardía]] para someter a sus vasallos rebeldes, y capturó sus ciudades una por una (1083).  Durante este tiempo, Enrique IV regresó y puso sitio a Roma.  El 2 de junio de 1083 tomó posesión de la Ciudad Leonina y obligó a Gregorio VII a refugiarse en el castillo de Sant'Angelo.  El emperador hizo su entrada en Roma el 21 de marzo de 1084 y, el 31 de marzo siguiente, fue [[coronación |coronado]] en [[Basílica de San Pedro |San Pedro]] por el [[antipapa]] [[Guiberto de Rávena |Clemente III]].
 
Guiscardo era ahora dueño de la ruta a [[Constantinopla]] y había avanzado hasta [[Castoria]] cuando recibió una carta de [[Papa San Gregorio VII |Gregorio VII]]  en la que lo llamaba a [[Italia]].  [[Enrique IV]], con quien Alejo Comneno había formado una alianza, había venido a Italia y estaba amenazando a [[Roma]].    Al acercarse, los vasallos lombardos de Apulia y el príncipe de [[Capua]] se habían rebelado.  Guiscardo encomendó el mando de su expedición a su hijo Bohemundo, quien abandonó la marcha sobre Constantinopla para devastar Tesalia.  Guiscardo regresó a Italia y aprovechó la breve demora de Enrique IV en [[Lombardía]] para someter a sus vasallos rebeldes, y capturó sus ciudades una por una (1083).  Durante este tiempo, Enrique IV regresó y puso sitio a Roma.  El 2 de junio de 1083 tomó posesión de la Ciudad Leonina y obligó a Gregorio VII a refugiarse en el castillo de Sant'Angelo.  El emperador hizo su entrada en Roma el 21 de marzo de 1084 y, el 31 de marzo siguiente, fue [[coronación |coronado]] en [[Basílica de San Pedro |San Pedro]] por el [[antipapa]] [[Guiberto de Rávena |Clemente III]].

Última revisión de 08:39 24 ago 2020

Roberto Guiscardo fue duque de Apulia y Calabria, fundador del estado normando de las Dos Sicilias; nació alrededor de 1016; murió el 17 de julio de 1085. Fue el hijo mayor del segundo matrimonio de Tancredo, señor de Haute-ville-la-Guichard cerca de Coutances, Normandía, un feudo de diez caballeros. Ya tres de sus hermanos, William Bras-de-Fer y Drogo, hacia 1034, y Humphrey, hacia 1045, habían ingresado a sueldo de los príncipes lombardos del sur de Italia que se rebelaron contra el Imperio Bizantino. A su vez, Robert salió de Normandía acompañado de cinco jinetes y treinta soldados de infantería, y se dispuso a reunirse con sus hermanos en 1046. De estatura gigantesca, de hombros anchos, cabello rubio, tez rubicunda y voz profunda, le debió a su cautelosa astucia el sobrenombre de "Guiscard" (Sabihondo).

Encontró dificultades en su primera entrada a Italia. Su hermano Drogo, que había sido elegido conde de los normandos, lo rechazó. Después de vagar un tiempo, regresó para entrar al servicio de Drogo y lo ayudó a conquistar Calabria. Se estableció a la cabeza de una pequeña tropa en las alturas de San Marco, que dominaba el valle del Crati, desde donde practicó el verdadero bandolerismo, sorprendía a los puestos bizantinos, saqueaba monasterios y robaba a los viajeros. Pero después de su matrimonio con Aubrée, pariente de un cacique normando del territorio de Benevento, renunció a esta forma de vida y tenía bajo su mando a doscientos jinetes. Drogo fue asesinado en 1051, su hermano Humphrey heredó sus posesiones y el título de conde de los normandos, y Guiscardo permaneció a su servicio. En 1053 participó en la batalla de Civitella, en la que el Papa León IX fue derrotado y tomado prisionero por los normandos. En 1055 tomó posesión de Otranto.

A la muerte de Humphrey en 1057, Guiscardo se hizo elegir líder de los normandos en detrimento de sus dos sobrinos, de cuya herencia se apropió. En esta coyuntura, los normandos pretendían abiertamente tomar posesión del sur de Italia. Ricardo de Aversa, que acababa de tomar Capua, buscaba a Guiscard como el líder más poderoso. Ricardo de Aversa, que acababa de tomar Capua, era el líder más poderoso después de Guiscardo. Con energía de carácter y una política hábil, Guiscardo logró inducir a los jefes normandos a someterse a su autoridad y lograr con ellos la conquista de Italia. Estableció a su joven hermano Roger en Calabria en 1058.

En 1059, Hildebrando, el consejero principal del Papa Nicolás II, deseando proteger al papado de los ataques de los adversarios de la reforma eclesiástica, se alió con los normandos. En el concilio de Melfi (agosto de 1059), Guiscardo se declaró vasallo de la Santa Sede, se comprometió a fomentar la observancia de los decretos del Concilio de Letrán respecto a la elección de Papas, y recibió a cambio el título de duque con la investidura de sus conquistas en Apulia, Calabria y Sicilia. Inmediatamente comenzó a hacer la guerra contra las posesiones bizantinas restantes, tomó posesión de Reggio (1060), envió a su hermano Roger para comenzar la conquista de Sicilia, tomó Brindisi (1002) y finalmente, en 1068, puso sitio a Bari, la capital de la Italia bizantina, a la que entró el 16 de abril de 1071, después de un asedio de tres años. Al año siguiente, la toma de Palermo, asediada a la vez por Roberto y Roger, dejó a los normandos amos de toda Sicilia. Roger retuvo la mayor parte del país, pero siguió siendo vasallo de su hermano.

Estas conquistas habrían tenido una duración efímera si Guiscardo no hubiera dedicado todas sus energías a consolidarlas. Los jefes normandos que se habían convertido en sus vasallos no estaban dispuestos a someterse a su autoridad y se rebelaron mientras él estaba en Sicilia. En 1073 Guiscardo asedió y sometió a todos los rebeldes sucesivamente. La gran república comercial de Amalfi cedió voluntariamente a él. En esta coyuntura, sin embargo, Gregorio VII, alarmado por las agresiones de Guiscardo en los territorios papales, lo excomulgó. Al mismo tiempo, con motivo del matrimonio de su hija, Guiscardo quiso recaudar la ayuda feudal habitual, pero sus vasallos se rebelaron una vez más (1078). Reprimida esta revuelta, Guiscardo volvió a ser todopoderoso, y Gregorio VII, amenazado por las intrigas del emperador Enrique IV, se reconcilió con él (1080). En el intervalo, Salerno había caído bajo su dominio y, salvo el principado normando de Capua, que seguía siendo independiente, y la ciudad de Nápoles, todo el sur de Italia le obedecía.

Habiendo alcanzado ahora la cúspide de su poder, Guiscardo concibió la ambición, a la edad de sesenta y cuatro años, de emprender la conquista del Imperio Bizantino, cuya civilización ejercía sobre él una poderosa atracción. Como amo de la Italia bizantina, se consideraba heredero de los emperadores, se hizo representar en su sello con sus trajes e inauguró así una tradición que casi todos los soberanos de las Dos Sicilias hasta Carlos de Anjou intentaron seguir. En mayo de 1081, Roberto y su hijo Bohemundo partieron hacia Otranto, capturaron la isla de Corfú y desembarcaron frente a Durazzo, cuya posesión les aseguraría el acceso a la Via Egnatia, que conducía a través de Macedonia a Constantinopla. Pero el emperador Alejo Comneno había formado una alianza con Venecia, cuya flota obtuvo una gran victoria sobre la de los normandos (julio). Pero el emperador Alejo Comneno había formado una alianza con Venecia, cuya flota obtuvo una gran victoria sobre la de los normandos (julio). El propio Alejo vino en ayuda de Durazzo, pero Guiscardo, que había quemado sus barcos para inspirar valor a sus tropas, hizo huir al ejército imperial (18 de octubre). A pesar de esta victoria, los normandos, aún incapaces de sitiar de manera regular, no podrían haber entrado en el lugar si Guiscardo no se las hubiera ingeniado para que se le entregase por traición (21 de febrero de 1082).

Guiscardo era ahora dueño de la ruta a Constantinopla y había avanzado hasta Castoria cuando recibió una carta de Gregorio VII en la que lo llamaba a Italia. Enrique IV, con quien Alejo Comneno había formado una alianza, había venido a Italia y estaba amenazando a Roma. Al acercarse, los vasallos lombardos de Apulia y el príncipe de Capua se habían rebelado. Guiscardo encomendó el mando de su expedición a su hijo Bohemundo, quien abandonó la marcha sobre Constantinopla para devastar Tesalia. Guiscardo regresó a Italia y aprovechó la breve demora de Enrique IV en Lombardía para someter a sus vasallos rebeldes, y capturó sus ciudades una por una (1083). Durante este tiempo, Enrique IV regresó y puso sitio a Roma. El 2 de junio de 1083 tomó posesión de la Ciudad Leonina y obligó a Gregorio VII a refugiarse en el castillo de Sant'Angelo. El emperador hizo su entrada en Roma el 21 de marzo de 1084 y, el 31 de marzo siguiente, fue coronado en San Pedro por el antipapa Clemente III.

Gregorio, que todo el tiempo estuvo confinado en el castillo de Sant'Angelo, envió un mensaje a Guiscardo. El 24 de mayo, treinta mil normandos acamparon bajo los muros de Roma. El 27 de mayo, Guiscardo tomó la Porta Flaminia, dio batalla en el Campo Mania, liberó a Gregorio y lo instaló en Letrán mientras las tropas imperiales se batían en retirada. Pero los romanos, exasperados por el pillaje de los normandos, se rebelaron. La ciudad fue saqueada y los habitantes masacrados o vendidos como esclavos. El 28 de junio Guiscardo salió de Roma y condujo a Gregorio hasta Salerno. Gracias a su intervención los proyectos de Enrique IV se vieron frustrados y triunfó la causa de la reforma eclesiástica.

Pero Guiscardo solo pensaba en reanudar su expedición contra Constantinopla. Derrotado por las tropas de Alejo Comneno, Bohemundo se vio obligado a retirarse con su ejército a Italia (1083), donde hizo nuevos preparativos y, a fines de 1084, se embarcó en Otranto. Luego de haber derrotado la flota veneciana, recuperó Corfú y se disponía a capturar Cefalonia, donde acababa de desembarcar, cuando murió tras una breve enfermedad el 17 de julio de 1085. Habiendo llegado a Italia cuarenta años antes como mero soldado de fortuna, desde entonces había fundado un estado soberano y se había convertido en uno de los personajes más importantes de la cristiandad. Dos emperadores habían tenido que contar con él: de uno de ellos había tomado Roma, del otro había estado a punto de tomar Constantinopla. En 1058 había repudiado a Aubrée, la madre de Bohemundo, para casarse con la lombarda Sykelgaite, hermana de Gisulfo, príncipe de Salerno. Ella le dio tres hijos y siete hijas, y parece haber estado activamente asociada en todas sus empresas, acompañándolo en sus expediciones y ejerciendo tanta influencia sobre él que le hizo designar como su sucesor a su hijo Roger, en detrimento de Bohemundo.


Bibliografía: Gesta Roberti Wiscardi (Épica en 5 cantos por WILLIAM DE APULIA, compuesta a petición de Urbano II y dedicada al Duque Roger), ed. WILMANS, Mon. Germ. Hist.: Scriptores, IX, 241 sqq.; AMATUS OF MONTE CASINO, Ystoire de li Normant (ed. SOCIÉTÉ DE L'HIST. DE FRANCE, París, 1835. Trad. al francés del siglo XIV a partir del original); LEO OSTIENSIS (MARSICANUS), Chronica Monasterii Casinensis, ed. WATTENBACH, en Mon. Germ. Hist.: Script., VII, 574 ss.; LUPUS PROTOSPATHARIUS, Annales, 805-1102, ed. en Mon. Germ. Hist.: Script, V, 52 ss.; GEOFFREY MALATERRA, Historia Sicula (hasta 1099), ed. MURATORI, Rerum italic. Scriptor., V. 574 ss.; ANNA COMNENA, Alexiade, ed. REIFFERSCHEID (Leipzig, 1884), I-VI; Cecaumeni Strategicon, ed. WASILIEWSKY (San Petersburgo, 1886), 35; GREGORY VII, Registrum epistolarum, ed. JAFFÉ, Bibliotheca rer. germanic., II; CHALANDON, La Diplomatique des Normands de Sicile et de l'Italie méridionaie (Mélanges d'Archéologie et d'Histoire de l'école française de Rome, 1900); HEINEMANN, Normanische Herzogs- und Königsurkunden (Tübingen, 1899); ENGEL, Recherches sur la numismatique et la sigillographie des Normands d'Italie (París, 1882); GAY, L'Italie méridionale et l'empire byzantin (París, 1904); CHALANDON, Histoire de La domination normande en Italie (París, 1907), I, contiene excelente biografía; IDEM, Essai sur le règne d'Alexis I Comnène (París, 1900); HEINEMANN, Geschichte der Normannem im Unteritalien und Sicilien (Leipsic, 1894), I; DENTZER, Topographie der Feldzüge Robert Guiscards gegen das byzantinische Reich (Breslau, 1901).

Fuente: Bréhier, Louis. "Robert Guiscard." The Catholic Encyclopedia. Vol. 7, págs. 72-73. New York: Robert Appleton Company, 1910. 22 agosto 2020 <http://www.newadvent.org/cathen/07072b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.