Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 28 de noviembre de 2020

Arnolfo di Cambio

De Enciclopedia Católica

Revisión de 22:05 19 ago 2020 por 66.50.174 (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Arnolfo di Cambio, a veces llamado di Lapo, fue el principal maestro del gótico italiano; nació en Florencia alrededor de 1232; murió allí mismo en 1300, a sus 71 años de edad, durante el breve período del poder de Dante. Parece que se apenas se conoce quién fue Arnolfo, aunque pocos arquitectos han dejado mayores obras o más evidencias de poder. Según Baldinucci, Cicognara y Gaye, el padre de Arnolfo se llamaba Cambio y venía de Colle, en el Val d'Elsa.

La primera aparición de Arnolfo en la historia parece haber sido entre el grupo de obreros ocupados en el púlpito del Duomo de Siena, como alumno o jornalero de Niccola Pisano. Con él estaba un tal Lapo, a veces llamado su padre (Vasari), a veces su instructor, pero que muy probablemente solo era su compañero de trabajo y asociado. La misma brigada de obreros, bajo el mismo maestro, Niccola, trabajó también en Pisa, Perugia, Cortona, Orvieto y Roma. Arnolfo tenía treinta años cuando murió su padre. Ya había alcanzado una gran reputación, habiendo aprendido de su padre todo lo que este podía enseñarle, y también habiendo estudiado el arte del diseño con Cimabue con el propósito de emplearlo en escultura.

Ya era considerado el mejor arquitecto de la Toscana cuando los florentinos le confiaron la construcción del círculo exterior de sus murallas; también erigieron según sus planes la Logia de Or San Michele, su mercado de maíz, la que cubrieron con un techo sencillo y construyeron sus pilares de ladrillo. El año en que el acantilado del Magnoli se derrumbó, socavado por el agua, en el lado de San Giorgio, sobre Santa Lucía, en la Via de 'Bardi, los florentinos emitieron un decreto de que no se erigiese ningún edificio en este peligroso sitio. En esta regulación siguieron el consejo de Arnolfo, cuyo juicio probó ser correcto por la ruina de magníficas casas y otros edificios en épocas recientes. En 1285, Arnolfo construyó la Logia y Plaza del Priori. También reconstruyó la capilla principal de Badia (abadía) en Florencia, con una capilla adicional a cada lado, y restauró la iglesia y el coro que habían sido construidos en una escala mucho menor por el Conde Ugo, el fundador de esa abadía. La antigua iglesia fue demolida más tarde, en 1625, y fue reconstruida en forma de cruz griega. Para el cardenal Giovanni degli Orsini, legado del Papa en Toscana, Arnolfo erigió el campanario de la misma iglesia, obra muy apreciada en aquellos tiempos; pero la mampostería de esta torre no se terminó hasta el año 1330.

En el año 1294, se inició la iglesia de la Santa Croce, perteneciente a los Frailes Menores, según los diseños de Arnolfo, en los que dio tan gran extensión a la nave y naves laterales que el excesivo ancho imposibilitaba llevar los arcos dentro del techo; por lo tanto, elevó juiciosamente los arcos de un pilar a otro, y sobre ellos construyó los techos, desde donde conducía el agua por canalones de piedra construidos en los arcos, dándoles tal grado de inclinación que los techos quedaban asegurados contra daños por humedad. La novedad y el ingenio de su invento no fueron mayores que su utilidad. Posteriormente, Arnolfo trazó los planos del primer claustro del antiguo convento de esta iglesia. Poco después, supervisó la remoción de los diversos arcos y tumbas (monumentos antiguos mencionados por Boccaccio) en piedra y mármol, que rodeaban partes de los muros externos de la iglesia de San Giovanni y cubrían los muros de la iglesia con bloques de mármol de Prato.

Aproximadamente al mismo tiempo, los florentinos deseaban erigir ciertos edificios en el alto Val d 'Arno, sobre la fortaleza de San Giovanni y Castel Franco, para mayor comodidad de los habitantes y el aprovisionamiento más cómodo de sus mercados; encomendaron también el diseño de estas obras a Arnolfo (1295), y los satisfizo tan completamente que fue elegido ciudadano de Florencia. Cuando se completaron estas empresas, los florentinos resolvieron construir una catedral en su ciudad, de tal extensión y magnificencia que el poder o la industria humanos no deberían ser capaces de producir nada superior o más hermoso. Arnolfo preparó y ejecutó el modelo para la catedral, luego conocida como Santa Marie del Fiore, y ordenó que los muros externos estuvieran incrustados con mármoles pulidos, ricas cornisas, pilastras, columnas, follaje tallado, figuras y otros adornos. La catedral, como la planeó Arnolfo, se puede ver en el gran cuadro de Simone Memmi en la capilla española de Santa Maria Novella. En su plan general incorporó la iglesia (catedral) anterior conocida como Santa Reparata, además de otras pequeñas iglesias y casas que se levantaron a su alrededor.

Para complacer a la Signoria, también construyó en el nuevo edificio la torre de la Vacca, o "Vaca", en la que colgó la gran campana de Florencia, que con afable agudeza fue diseñada así por los florentinos. Acomodar esa torre en el centro del edificio fue un asunto problemático (Vasari) pero se logró hábilmente al "llenar la torre con buen material "como el pedernal y la cal, y al cimentarla con inmensas piedras, que resultó igual al soporte de esa enorme construcción, la cúpula, que Brunelleschi levantó sobre ella y que probablemente Arnolfo ni siquiera había pensado en colocar allí. La catedral fue finalmente terminada en mayo de 1886. En pocos años surgieron casi simultáneamente la catedral, el Palazzo Publico y las dos grandes iglesias de Santa Croce y Santa Maria Novella. El Duomo se fundó, según algunos, en 1294, el mismo año en que se inició Santa Croce; según otros, en 1298. Entre estas dos fechas, en 1296, Arnolfo emprendió la erección del Palacio de la Signoria, sede de la mancomunidad florentina y centro de todas las actividades populares. Su genio no requiere más evidencias que estos famosos edificios. La fuerza severa del Palazzo y las líneas nobles de la catedral muestran lo bien que supo variar y adaptar su arte a las diferentes exigencias de funciones municipales y religiosas, y a las necesidades de la época.

Arnolfo murió después de haber construido el Palazzo y justo cuando el ábside circular de la catedral se acercaba a su finalización. Su retrato por Giotto se puede ver en Santa Croce, junto a la capilla principal; es uno de los dos hombres que están hablando juntos en primer plano, donde están representados los monjes lamentando la muerte de San Francisco.


Bibliografía: Baldinucci, Del migliore Firenze Illustrata, IV, 96; Gaye, Carteggio degli artisti, I, 445, 446; Cicognara, Storia della scultura; Scott, Cathedral Builders, 224,291, 313, 325; Fletcher, A History of Architecture, 417.

Fuente: Poole, Thomas. "Arnolfo di Cambio." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1, pág. 750. New York: Robert Appleton Company, 1907. 19 agosto 2020 <http://www.newadvent.org/cathen/01750a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina