Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 27 de mayo de 2017

San Demetrio

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Obispo de Alejandría desde el año 188 al 231 d.C. Julio Africano quien visitó Alejandría en el tiempo de Demetrio, coloca su accesión como décimo primer obispo después de San Marcos en el décimo año de Cómodo (décimo de Septimio Severo---Eusebio Hist. Ecl. VI.2 es un desliz). Una legendaria historia sobre él aparece en la “Sinaxaria” copta, en un poema abisinio citado por los Bolandistas y en el “Chronicon Orientale” de Abraham Ecchelensis el Maronita. Sin embargo, tres de sus declaraciones pueden tener algo de verdad: una dice que él murió a la edad de 105 años (sin embargo, nació en 126); otra, encontrada también en el patriarca melquita Eutiquio [Sa'id Ibn Batrik, (m. alrededor de 940), Migne, P.G., CXI, 999], que él escribió sobre el cálculo de la Pascua al Papa San Víctor I de Roma, Máximo (es decir, Maximino) de Antioquía y Gabio o Agapio (?) de Jerusalén (cf. Eusebio, Hist. Ecl. V.25). Eutiquio relata que desde Marcos a Demetrio sólo hubo una sede en Egipto, que Demetrio fue el primero en establecer otros tres diócesis, y que su sucesor San Heraclas fundó veinte más.

De todos modos Demetrio es el primer obispo alejandrino del que se conoce algo. San Jerónimo dice que él envió a Panteno a una misión a la India, pero es probable que Clemente hubiera sucedido a Panteno como jefe de la famosa Escuela Catequética antes de la accesión de Demetrio. Cuando Clemente se retiró (c. 203-4), Demetrio nombró en su lugar al joven Orígenes, quien tendría dieciocho años de edad. Demetrio alentó a Orígenes cuando éste fue censurado por su ejecución literal de un consejo alegórico de Nuestro Señor, y se dice que le mostró gran favor. Luego envió a Orígenes donde el gobernador de Arabia quien había requerido su presencia en cartas al prefecto de Egipto así como al obispo. En 215-16 Orígenes fue obligado a refugiarse en Cesarea huyendo de la crueldad de Caracalla. Allí predicó a pedido de los obispos presentes. Demetrio le escribió quejándose de que esto era una presunción inaudita en un laico. San Alejandro y Teoctisto de Cesarea le escribieron defendiendo su invitación y mencionaron precedentes; pero Demetrio llamó a Orígenes.

En 230 Demetrio le dio una recomendación a Orígenes para que la llevara en su viaje a Atenas. Pero Orígenes fue ordenado sacerdote en Cesarea sin permiso, y Demetrio con un sínodo de algunos obispos y unos pocos sacerdotes lo condenaron al destierro, luego otro sínodo envió una condenación formal de él a todas las iglesias. Es imposible dudar que fue la herejía, y no meramente una ordenación desautorizada, lo que alegó Demetrio para tal acción. Roma aceptó la decisión, pero Palestina, Fenicia, Arabia y Acaya la rechazaron, y atacaron a Demetrio. Éste nombró director de la Escuela Catquética al primer pupilo de Orígenes, San Heraclas, quien había sido su asistente por largo tiempo. Pero el obispo murió poco después, Heraclas lo sucedió y Orígenes regresó a Alejandría.


Bibliografía: Acta SS., 9 Oct.; Westcott en Dict. Christ. Biog., s.v. Demetrius; Harnack, Gesch. der altchr. Lit., I, 330, II, II (i.e. Chronol., II), 23; Bardenhewer, Gesch. der altkirchl. Lit., II, 158; vea también Orígenes; sobre la sucesión alejandrina y la fecha vea Harnack, Gesch. der altchrist. Lit., II, I, 202-7; Chapman en Rev. bened. (Jan., 1902), 34. Sobre la creación de las nuevas sedes por Heraclas: Lightfoot, Comm. on Philippians (1895), 230; el ensayo sobre Cristo. Ministry fue reimpreso en sus Ensayos Bíblicos; Michiels, Origine de l'episcopat (Lovaina, 1901), 348; Harnack, Expansión del Cristianismo, II, 79, 90, 308 (tr., Londres y Nueva York, 1905). Un fragmento adscrito a Demetrio por Pitra en su Analecta Sacra, II, 345, es probablemente de un cierto Demetrio Calaciano mencionado por Strabo.

Fuente: Chapman, John. "St. Demetrius." The Catholic Encyclopedia. Vol. 4. New York: Robert Appleton Company, 1908. <http://www.newadvent.org/cathen/04706b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.