Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 24 de octubre de 2017

Panteno

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Director de la escuela catequética de Alejandría, alrededor del año 180 (Eusebio, "Hist. Ecl.", V.10), quien aún vivía en 193 (Eusebio, "Chron." Abr., 2210). Le sucedió Clemente de Alejandría que dejó Alejandría cerca del 203, por lo que la fecha probable de su muerte fue el año 200. Estudió la filosofía estoica; como misionero cristiano, llegó hasta la India (probablemente el sur de Arabia) donde encontró a cristianos que tenían el Evangelio según San Mateo en hebreo, el cual les había dado San Bartolomé. Todo esto lo narra Eusebio como lo que “se decía” (Hist. Ecl., V.11); y continúa: “En sus 'Hypotyposes' él, (Clemente) habla de Panteno como de su maestro. Me parece que alude a la misma persona también en su 'Stromata’.” En el pasaje de la “Stromata” que Eusebio procede a citar, Clemente enumera a sus principales maestros, y da su nacionalidad pero no sus nombres. El último de ellos, que Eusebio identificaría con Panteno, era “un hebreo de Palestina, más grande que los otros (en habilidad), a quien frecuentaba en su escondite en Egipto, y a cuyo lado encontré el reposo”. Estos maestros “que preservaban la verdadera tradición de la bendita doctrina de los santos apóstoles San Pedro, Santiago y San Pablo… llegó, por la voluntad de Dios, también hasta nosotros” etc. Contra esta conjetura de Eusebio se puede sugerir que no era muy probable que un hebreo de Palestina estuviera formado en la filosofía estoica. A su favor están los hechos de que él encontró al maestro en Egipto y que Panteno presionaba a los filósofos griegos para que entraran al servicio del cristianismo. Puede muy bien ser que una mente como la de Clemente “encontrara el reposo” en esta peculiaridad de su enseñanza.

Eusebio (VI.13) dice asimismo que Clemente en su "Hypotyposes" menciona a Panteno y añade además que dio “sus opiniones y tradiciones”. La inferencia común de esta afirmación es que, en los fragmentos existentes de la "Hypotyposes" donde cita a los “más viejos”, Clemente tenía en mente a Panteno; y una opinión o tradición en particular, asignada al “santo anciano” (Eusebio, Hist. Ecl. VI.14) se le adscribe sin vacilar a Panteno. Pero esto es imprudente, ya que no podemos estar seguros de que Clemente considerara a Panteno entre los “más viejos”; y si lo hizo así, él había conocido a otros “más viejos” (Hist. Ecl., VI.13). Orígenes, al defender sus citas de los filósofos griegos, apela al ejemplo de Panteno “quien benefició a muchos antes de nuestro tiempo por su profunda preparación en estas cosas” (Hist. Ecl., VI.19). Lo más importante que sabemos de Panteno, es que se anticipó a Clemente y a Orígenes en el estudio de la filosofía griega como ayuda a la teología. Focio declara (cod. 118) en su relato de la “Apología de Orígenes” de Pánfilo y Eusebio (ver San Pánfilo de Cesarea) que ellos habían dicho que Panteno había oído a hombres que habían visto a los Apóstoles y, más aún, hasta les había oído él mismo. Esta última afirmación debe haber sido una conjetura basada en la identificación de Panteno con uno de los maestros descritos en "Stromata" I.1, y una interpretación muy literal de lo que se dice acerca de que estos maestros derivaban su doctrina directamente de los Apóstoles. La primera afirmación puede muy bien haber sido hecha por Clemente y explica por qué menciona a Panteno en su "Hypotyposes", un libro aparentemente construido con tradiciones recibidas de los más viejos. Se cita a Panteno en:

  • (a) la "Eclogæ ex Prophetis" (Migne, "Clemente de Alejandría", II, 723), y
  • (b) la "Scholia in Greg. Theolog." de San Máximo Confesor.

Pero estas citas pueden haber sido tomadas de "Hypotyposes". El último nombrado en su prólogo a "Dionisio Areopagita" (ed. Corder, p. 36) habla casualmente de sus escritos, pero parece que sólo asume que los escribió él. Lightfoot se ha arriesgado a hacer la conjetura (Padres Apostólicos, 488), que ha sido seguida por Batiffol ("L'glise naissante", 3ra ed., 213 ss.), de que Panteno fue el autor de los capítulos finales de la "Carta a Diogneto” (ver Carta a Diogneto). El principal aunque no único fundamento para esta sugerencia es que San Anastasio Sinaíta, en dos pasajes (ed. Migne, págs. 860, 892) señala a Panteno, con otros dos o tres Padres primitivos, como que interpretan los seis días de la creación y el Jardín del Edén como tipos de Cristo y la Iglesia--- una línea de pensamiento que se da en el fragmento.


Bibliografía: BARDENHEWER, Gesch. der altkirch. Lit., II, 13 sqq.; HARNACK, Altchrist. Lit., 291 ss.; TILLEMONT, Hist. ecclés., III, 170 ss.; CEILLIER, Hist. des aut., II, 237 ss.; ROUTH, Relig. Sac., I, 237 ss.

Fuente: Bacchus, Francis Joseph. "Pantænus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 11. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/11446b.htm>.

Traducido por Pedro Royo. L H M