Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 29 de noviembre de 2014

Cadés

De Enciclopedia Católica

El nombre, según la Vulgata y Los Setenta, de tres, o probablemente cuatro, ciudades mencionadas en las Escrituras.

1. Cadés, o Cadés Barnea (Hebreo Qadesh "Santo", y Q. Barnea; el significado de Barnea es incierto), una ciudad en el extremo de la frontera meridional de Palestina (Núm. 20,16; 34,4; Josué 15,3). En el Salmo 29(28),8 el nombre se extiende hasta el desierto de los alrededores. Que Cadés y Cadés Barnea son el mismo lugar se observa al comparar Núm. 13,27, con Núm. 32,8, Deut. 1,19, etc. En Génesis 14,7, se le llama En Mispat (Vulgata, fontem Misphat), "fuente de la decisión", o "juicio", el cual probablemente fue su nombre anterior. Los dos nombres parecen indicar que en ese lugar había un santuario con un oráculo en tiempos pre-israelitas. Cadés, después del Sinaí, ocupa el lugar más importante en la historia de los cuarenta años de peregrinaje de los israelitas en el desierto. Vinieron del Horeb (Sinaí) a través del desierto de Parán, después de un viaje de once días (Deut. 1,2.19), con la intención de invadir Canaán desde el sur (Deut. 1,20 ss.) Desde aquí enviaron espías a explorar el país, y aquí, a su regreso, cuarenta días después, los informes desalentadores de todos, excepto Caleb y Josué, provocaron un motín que cambió el curso de los acontecimientos. En castigo, el pueblo fue condenado a vagar por treinta y ocho años más, y todos los que habían llegado a la edad adulta, a excepción de Caleb y Josué, morirían en el desierto. Para escapar a este destino la masa del pueblo, en lugar de obedecer la orden de regresar hacia el Mar Rojo, dejó a Moisés en Cadés y subieron hacia el norte con el propósito de penetrar en la Tierra Prometida, pero se encontró con una derrota desastrosa, cerca de Jormá (Núm. 13,2 - 14,45; Deut. 1,22-44). Durante la estancia en Cadés se produjo la muerte de María, la hermana de Moisés, y el segundo flujo milagroso de agua, en cuya ocasión Moisés y Aarón fueron excluidos de la tierra prometida por su falta de confianza en Dios (Núm. 20,1-13). Cadés probablemente fue también el escenario de la rebelión de Coré, Datán y Abirón (Núm. 16). Por último, fue de Cadés que Moisés, cuando a punto de comenzar la marcha hacia la meseta de Moab y el Jordán, envió mensajeros al rey Edom para obtener el permiso para pasar por ese territorio. Éste les negó el permiso y los israelitas se vieron obligados a desviarse de Edom, pasando probablemente a través de Wady el-Ithm, en el extremo sur del valle del Arabá (Núm. 20,14 ss.; Deut. 2,1 ss.).

Las opiniones difieren acerca de la duración de la estancia en Cadés. Muchos sostienen que la orden de volver sobre sus pasos hacia el Mar Rojo se llevó a cabo después de la derrota de los israelitas cerca de Jormá, y que llegaron a Cadés por segunda vez a principios del cuadragésimo año de peregrinaje. Se dice que la segunda estancia aparece en Núm. 20,1 ss. En esta opinión las estaciones (lugar de acampar y del tabernáculo) en Núm. 33,19-35, es decir, desde Rimmón Peres hasta Esyón Guéber, pertenecen a los años de peregrinaje entre la primera y la segunda visita a Cadés. Es más probable, sin embargo, que la sede y el tabernáculo permanecieran en Cadés todos estos años, mientras que el pueblo deambulaba de conformidad con Deut. 1,40, 2,1 ss. En este caso, las estaciones hasta Jasmoná (Núm. 33,29) pertenecerían al viaje desde el Monte Sinaí a Cadés; aquéllos siguiendo a Jasmoná, a la marcha hacia Moab. Parecería entonces necesaria la inserción de los versículos 36-40 después del versículo 29, pero el cambio aclararía esta parte del itinerario.

Ha habido mucha controversia sobre el lugar de Cadés, habiéndose propuesto no menos de dieciocho lugares. Ésta ahora puede ser considerada como resuelta a favor de 'Qadis Ain o Gadis, descubierta por J. Rowlands, en 1842, a cincuenta millas al sur de Beerseba. Su único rival serio, Ain el-Weibeh, en el borde occidental de la Arabá, cuarenta y cinco millas más al este, que fue defendido por Robinson y otros, ha sido generalmente abandonado. 'Ain Qadis ("Pozo Sagrado") conserva el nombre de Cadés tanto en significado como en etimología, y es el que mejor satisface los datos de la Escritura. Esto sitúa a Cadés al sur de y cerca del Négueb, el "sur" (Núm. 13,30), o "país del sur" (Gén. 20,1) de nuestra versión en inglés (cf. Gén. 20,1; Núm. 13,23.30; 14,43 ss.; Deut. 1,19-20), en el Desierto de Sin, que estaba al noreste del desierto de Farán (Cf. Núm. 20,1; 27,14; 33,36; Deut. 32,51), cerca de la mitad de la frontera sur de la tierra asignada a Israel (Núm. 34,4; Josué 15,3). Por lo tanto, debe buscarse en el norte de la meseta árida Badiet et-Tih, "el desierto de vagar", a medio camino entre el Arabá y el Mediterráneo, que está en la región en la que se encuentra ‘Ain Qadis. Por otra parte, la posición de 'Ain Qadis, a una corta distancia de la confluencia de los caminos principales que llevan al norte, y su abundante suministro de buena agua, una cosa rara en el desierto, son ventajas que deben haber hecho de él un punto importante, y que probablemente atrajera más a los israelitas. El texto de Núm. 20,2 ss. no es una objeción para la identificación. Cadés, dondequiera que se encuentre, debe haber estado cerca de un suministro de agua. El milagro se produjo con toda probabilidad a una distancia de la ciudad. Sin embargo, es muy posible que las fuentes (hay varias) pueden haberse secado temporalmente por alguna causa, y el acantilado de debajo del que salió el agua de ‘Ain Quadis puede muy bien ser la roca golpeada por la vara de Moisés. En el texto de la Vulgata de Eclesiástico 24, se hace mención de las palmas de Cadés. Sin embargo, las variantes, en eggadois, en Gaddi, en Gaddois, halladas en algunos manuscritos, parecen demostrar que Engaddi, donde las palmeras eran abundantes, se remitió al escritor sagrado. La edición Sixtina de Los Setenta tiene en aiggialois, “en la orilla del mar".

2. Quedes (hebreo Qédésh "santuario"], una ciudad del Négueb o "país del sur" (Josué 15,23). A veces se identifica con Cadés Barnea, pero más probablemente es distinta de ella.

3. Cadés (o Quedes) de los heteos (hititas), una ciudad que la conjetura crítica substituye por Hodsi (2 Sam. 24,6). Se identifica con Qodshu de los monumentos egipcios, y se coloca generalmente sobre el Lago de Homs (Emesa), Siria, en el punto donde nace el Orontes a partir de él. (Véase también el artículo Quedes).

Bibliografía:

(1) PALMER, The Desert of the Exodus (Nueva York, 1872), 236, 282, sq., 420 ss.; TRUMBULL, Kadesh Barnea (Nueva York, 1884); HULL, Mt. Seir (Londres, 1889), 188; HOLLAND en Pal. Expl. Fund., Qu. St. (1879), 60; (1884) 9; ROBINSON en Biblic. World, XVII, 327 ss.; LAGRANGE en Rev. Bib. (1896), 440 ss.; (1899), 373; (1900), 273 ss.; GUTHE en Zeitschr. d. D. Pal. Ver. (1885), 182-232; LEGENDRE en Dict. de la Bible, II, 16-20. (3) SAYCE, The Hitites (Londres, 1888), 100; TOMPKINS en Pal. Expl. Fund Qu. St. (1882), 47; CONDEN, ibid. (1881), 163-173; TOMPKINS en Transact. Bibl. Archoeol. (1882), 395, 401; LIPSIUS, Denkmaler, III, 158, 159, 164; VIGOUROUX en Dict. de la Bib., II, 367; ID., Melanges bibl. (2da ed.), 340 ss., 351 ss.; HUMMELAUER, Com. in Lib. Sam., 448.

Fuente: Bechtel, Florentine. "Cades." The Catholic Encyclopedia. Vol. 3. New York: Robert Appleton Company, 1908. <http://www.newadvent.org/cathen/03130a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.