Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 21 de septiembre de 2018

El Jordán

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(En Hebreo Yâdên, de la raíz Yârâd, descender)

La diferencia de elevación entre el punto más alto de este río (1847 pies sobre el nivel del mar) y el más bajo (1286 pies bajo el nivel del mar) es 3133 pies. Brota de la falda del Monte Hermon por tres fuentes principales: el Nahr el Hasbâni, que viene de Hasbeya; el Nahr el Leddân, que surge en Tell el Qâdi (el antiguo Laïs-Dan); y el Nahr Banias, la gloria de lo que fue Cesarea de Filipo. Formado en un punto alrededor de cinco millas y media abajo de Banias, por la unión de estas tres corrientes, el Jordán entra al Lago Hûleh cerca de nueve millas y tercio más abajo. Este lago, que es probablemente “las aguas de Merom”, tiene algo más de tres millas y media de longitud. Entre el Bahrat el Hûleh y el Lago de Tiberíades, casi diez millas, el Jordán es claro, y en algunos lugares alcanza una anchura por encima de veinte yardas y una profundidad de casi diecisiete pies. Es atravesado por un puente que conecta Damasco con Galilea, el Jisr Benât Yaqûb. Cerca a et Tell, que es Bethsaida Julias, el río entra al Mar de Genesareth, el cual está 682 pies por debajo del nivel del Mediterráneo y tiene más de trece millas de longitud. Dejando el lago hacia Samakh, el Jordán comienza sus innumerables andanzas. La distancia directa entre el Lago de Tiberíades y el Mar Muerto es sesenta y cinco millas, pero el Jordán, debido a sus sinuosidades, tiene un recorrido de 200 millas. A una corta distancia de donde deja el lago hay restos de dos puentes, Jisr es Semakh y Jisr es Sidd, y en esta cuenca del río, éste es todavía vadeable en muchos puntos. A aproximadamente seis millas y cuarto del lago, después de recibir el Yarmuk, pasa bajo un viejo puente Arabe de basalto, el Jisr el Mûdjamieh, y el puente del ferrocarril de Haifa a Damasco.

Más allá del Wadi Arab está el vado de Abâh, donde algunos ubican el Bethbera del relato de Gedeón (Jueces, vii, 24). A cinco millas y media de la desembocadura del Jalûd, que atraviesa Beisân (Scythopolis), el Jordán pasa entre Tell es Sârem (Salim) y Tabaqât Tahil (Pella). Recibe, a tres millas y tres cuartos de Salim, el agua de manantiales tan importantes como el Bêda y Ain esh Shemsieh, donde la primera tradición Cristiana situó a Ennón: “Juan también estuvo bautizando en Ennón cerca de Salim” (Juan, iii, 23). Umm el Amdân, que queda muy cerca, se supuso, en el siglo cuarto, que era el Salem de Melquisedec. En contraste con estos manantiales, el Wâdi Yabîs desciende precipitadamente, el nombre del cual recuerda a Jabes Galaad, liberado por Saúl (I Reyes, xi). Desde el lago hasta este sitio todo el valle está cultivado; desde allí a Sartabeh, la montañas de Samaria llegan al río. En frente de Sartabeh está la confluencia del Nahr es Zerqa (Jabbok), y justo debajo se ven las ruinas del puente Romano de Damieh, y el vado del mismo nombre que debe haber jugado un papel importante en el bien conocido episodio de Sibboleth (Jueces, xii, 5, 6). Los utensilios y las columnas del Templo de Salomón fueron fundidos cerca de aquí (III Reyes, vii, 46). De Damieh hacia delante el valle deja de ser cultivado; las aguas del Jordán, perturbadas por rápidos, se vuelven amarillas y turbias. Un trayecto de dos horas al nor-este de Jericó se van a encontrar el puente de madera y el vado de Ghôranieh, donde se encuentran las grandes carreteras de Galaad y Moab. El monasterio Griego de Qars el Yehûd, dos y media millas más allá bajando el río, señala el lugar tradicional del paso de los Hebreos (Josué, iii, 9-13) y del bautismo de Cristo (Mateo, iii). El lugar del ministerio de Juan el Bautista, sin embargo, ha sido muy plausiblemente situado en el vado de Ghôranieh, que siempre ha sido más frecuentado. En su parte más baja el río se acrecienta por muchos afluentes, que principalmente riegan una parte de Kikkar, a donde Lot vino cuando se separó de Abraham; estos afluentes son el Wâdi Kefren y el Wâdi Nimrin. El Jordán, llamado por los Arabes esh Sheriat el Kiber (el gran lugar para beber), fluye entre bancos escarpados de arcilla bastante quebradiza. La parte inferior de su cuenca se llama el Zôr, el fondo del valle es el Ghôr. Está adornado con árboles y arbustos –álamo, tamarix, rododendro, agnus castus, manzana de Sodoma- y sus aguas contienen una gran cantidad de especies de peces de capocta, el barbus canis, el cyprinodon, y una clase de bagre (silurus). Víboras, escorpiones, puerco espines, chacales, cerdos salvajes, íbices, panteras (nimr), y una gran variedad de pájaros se encuentran en la malezas cercanas. Predomina una temperatura tropical. El agua del Jordán contiene un residuo salino, cloro, sodio, ácido sulfúrico y magnesio. Las crecientes del río ocurren entre Febrero y Mayo. Su anchura es muy variable: en Ghôranieh escasamente más de veintisiete yardas; en el vado de el Henû tanto como cuarenta y cinco a cincuenta y cinco yardas; en su desembocadura cerca de ochenta yardas. El volumen de agua traída al Mar Muerto por el Jordán se calcula, en promedio, en 883 pies cúbicos por segundo.


LYNCH, Narrative of the United States' Expedition to the River Jordan and the Dead Sea (6th ed., Philadelphia, 1869); ROBINSON, Biblical Researches (Boston, 1886); LORTET, La Syrie d'aujourd'hui (Paris, 1886); LARTET, Exploration géologique de la mer Morte (Paris, 1878); BLANCKENHORN, Studien über das Klima des Jordentals in Zd DPV (1909); Survey of Western Palestine, Memoirs, III (London, 1883); VINCENT, Canaan d'apres l'exploration récente (Paris, 1907).

F.M. ABEL Transcrito por WGKofron Traducido por Daniel Reyes V.