Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 23 de enero de 2018

Caleb

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(1) Caleb, hijo de Yefunné, el quenizita: Representante de la tribu Judá entre los espías que fueron enviados desde Cadés a explorar Canaán. A su retorno, él y Josué combatieron los informes exagerados de los otros espías y trataron infructuosamente de tranquilizar a la gente, y en el motín que estalló por poco caen víctimas de la furia popular. En recompensa por su conducta quedaron exentos del decreto que condenaba a la población adulta a morir en el desierto. (Números 13 - 14; Deut. 1,19-36). Caleb fue nombrado como uno de los comisionados para dividir la tierra prometida entre las tribus. (Núm. 34,19). Basado en la promesa divina que se le hizo en Cadés en los tiempos del motín (Núm. 14,24), pidió y obtuvo su porción en el distrito de Hebrón (Josué 14,6 ss.); sin embargo, la ciudad misma fue asignada a los sacerdotes (Jos. 21,11-13). Aunque tenía 85 años de edad, aún poseía el total vigor de la masculinidad y entró en campaña para conquistar el territorio que se le había asignado (Jos. 14,7 ss; 15,13 ss). Oímos de él por última vez en relación con el el matrimonio de su hija Aksá con su hermano Otniel (Jos. 15,16-19; Jueces 1,12-15). Es necesario destacar que probablemente ni “hermano” ni “hija” deben tomarse en el sentido estricto.

Caleb es alabado por uno de los hijos de Sirá con los grandes hombres de Israel (Eclo. 46,9 ss) y Matatías lo incluye entre los israelitas que se distinguieron por su celo y fe (1 Mac. 2,56). Aunque fue una figura prominente en la historia hebrea, Caleb parece no haber sido israelita de nacimiento, sino que llegó a ser un miembro del pueblo escogido por medio de la adopción en la tribu de Judá. Esto se da a entender en Josué 15,13 donde Caleb se distingue de los hijos de Judá, por la designación de quenizita (haqqenizzi), la cual es una forma gentilicia, y por la ausencia de Quenaz y Yeffuné de las listas genealógicas de Judá en 1 Crón. 2. Un Quenaz aparece entre los nietos de Esaú (Génesis 36,11.15.42), y una tribu de quenizitas, sin duda descendientes de este Quenaz, se menciona en Gén. 15,19. Caleb probablemente estaba relacionado con esa tribu. La admisión a la membresía total de una tribu de extranjeros que abrazaban la religión y costumbres hebreas no era una práctica hebrea extraña, y los edomitas, hijos de Abraham e Isaac, serían fácilmente recibidos debido a su afinidad racial. (Cf. Deut. 23,7-8, donde, sin embargo, el acceso se restringe a la tercera generación.)

(2) Caleb, hijo de Jesrón: Descendiente de Judá (1 Crón. 2,18.42ss.), también llamado Calubi [Heb. Kelûbái (ib. 2,9)]. A él sólo se le menciona en las tablas genealógicas de 1 Crón. 2, donde se enumeran sus descendientes de diferentes mujeres. Muchos identifican a este Caleb con el hijo de Yeffuné quien, en el punto de vista señalado arriba, habría sido sólo el hijo legal de Jesrón a través de la adopción en su familia. La razón para esta identificación es que ambos tenían una hija llamada Axsá (escrito como Axá en la Vulgata, Jos. 15,16-17; Jc. 1,12-13); pero para mencionar solamente una dificultad, el hijo de Yeffuné no pudo haber sido el bisabuelo de Besalel, quien era un artesano experto cuando Caleb tenía apenas 40 años de edad (cf. Jos. 14,7). Para deshacerse de esta dificultad, como lo hace Hummelauer (Com. in Num., 202), el hacer a Uri y Besalel como hijos adoptados de Hur, o el rechazar 1 Crón. 2,20, es una solución demasiado arbitraria para recomendarse a sí misma.

(3) Kelub, hombre de Judá, hermano de Sujá y padre de Mejir, cuyo nombre según la Biblia Hebrea es Kelûb (1 Crón. 4,11).

(4) Nombre de un clan de la tribu de Judá, derivado de Caleb el hijo de Yeffuné y sus seguidores quenizitas---calebitas. Tal y como se ha indicado arriba (en el inciso (1)), ellos no eran de origen israelita. Se asentaron en el territorio alrededor del Hebrón (Jos. 14,12-14), principalmente en el sur, según parece. Deben haber llegado tan al sur como el Négueb (el “sur” o “país del sur” en B.D.), debido a que Caleb le dio tierras en el Négueb a su hija Axsá (Jos. 15,19; Judit 1,15; cf. texto heb.) y un distrito del Négueb fue llamado el Négueb de Caleb (“sur de Caleb”, B.D., 1 Sam. 30,14). En tiempos de David encontramos al calebita Nabal, esposo de Abigail, viviendo en Maón y con posesiones en el Carmelo, ahora el-Kurmul, a unas deiz millas al sur de Hebrón. El alegato de que Caleb es un nombre de tótem, derivado del tótem de la tribu, el perro. y por lo tanto el equivalente a la “tribu del perro”, descansa sobre bases no mejores que la conexión etimológica cuestionable de Caleb con Kéléb, “perro”.

(5) El Négueb de Caleb: (1 Sam. 30,14). Uno de los distritos del Négueb, o “país del sur”, una región que se extendía desde la “montaña” o “país montañoso” de Judá hasta el desierto de Sin. Se dice que el Négueb de Caleb es el distrito en el que estaba Zif, Maón, Carmelo (el-Kurmul), y Jota; en Jos. 15,55, sin embargo, estas ciudades son incluidas en “la montaña”. [Vea palmer, Desert of the Exodus (New York, 1872), 238, 358 ss.]

(6) Caleb-Efratá: El nombre de un lugar, de acuerdo al texto masorético (1 Crón. 2,24); pero no hay poca o ninguna duda que, con la Vulgata y Los Setenta, debería leer “Caleb se unió a Efratá” (su esposa), en lugar de “en Caleb-Efratá”.


Fuente: Bechtel, Florentine. "Caleb." The Catholic Encyclopedia. Vol. 3. New York: Robert Appleton Company, 1908. <http://www.newadvent.org/cathen/03157a.htm>.

Traducido por Giovanni E. Reyes. L H M.