Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 18 de marzo de 2019

Jerónimo Emser

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

El más ardiente oponente literario de Martín Lutero, nació en una prominente familia de Ulm el 20 de marzo de 1477; murió el 8 de noviembre de 1527 en Dresden. En la Universidad de Tübingen, a donde había ido en 1493, adquirió un perfecto conocimiento del griego y del latín, pero en 1497 comenzó a estudiar leyes y teología en la Universidad de Basilea. A través de los buenos oficios de Christopher, luego obispo de Utenheim, apenas escapó de la prisión en Basilea por haber inscrito algunos versos satíricos sobre su conciudadano, Bebel, en un volumen que circulaba entre los estudiantes. El legado, cardenal Raimundo Peraudi de Gurk, quien parece haber sido el juez en ese juicio, poco después de contrató como secretario. En 1500 publicó una obra mediocre sobre las cruces milagrosas que se alegaba generalmente que habían caído del cielo. Cuatro años después comenzó una serie de conferencias brillantes en Erfurt sobre el “Sergius vel Caput Capitis” de Reuchlin y contaba a Martín Lutero entre sus oyentes. Debido a sus triunfos en Erfurt siempre reclamó la distinción de haber sido uno de los pioneros del [[humanismo clásico en Alemania. A pesar de su renombre y brillantes maneras de enseñar, las conferencias de Emser en Leipzig sobre los clásicos, en 1505, causaron poca admiración. Disgustado por su fracaso regresó al estudio de la teología y obtuvo el grado de bachiller. George de Sajonia lo ayudó económicamente durante esos y los años siguientes. Insatisfecho con los métodos prevalecientes de la enseñanza de la teología, Emser se aplicó encarecidamente al derecho canónico, y al completar sus estudios le sirvió a Jorge de Sajonia como secretario. A petición de este último compuso una oda en latín en honor de San Beno de Meissen, que había sido recientemente canonizado. Esta canonización se debió grandemente al deseo expreso de Jorge de Sajonia, quien vio en este acto solemne una fuente de gloria para su reino. La vida del nuevo santo, que Emser escribió en un correcto latín a su regreso en 1512, es poco valiosa desde el punto de vista crítico.

Por este tiempo recibió las Órdenes Sagradas y dos prebendas en Dresden y Meissen. Mientras predicaba por orden de Jorge de Dresden, se familiarizó más con Lutero. Emser admiraba al fiero agustiniano; Lutero, al acabado littérateur; pero en 1519 se separaron. En la disputa en Leipzig Lutero, para la completa insatisfacción de Jorge de Sajonia, quien estaba presente con Emser, hizo una especie de declaraciones radicales de carácter husitas sobre el Papa. Esto hizo sufrir mucho a Emser; y al saber que los bohemios en dos cartas semi-públicas, aclamaban a Lutero como un segundo Jan Hus, le declaró en una carta a John Zack que Lutero había regañado a los bohemios por su actitud hacia el Papa, y había afirmado la primacía papal como un medio necesario para prevenir la división. Emser añadió una explicación muy lúcida basada en la Escritura como prueba de la primacía, y en un poema adjunto le asestó un severo golpe a las calumnias contra el Papa. Lutero pronto supo del contenido de la carta y, considerándola como un intento de desacreditarlo entre los bohemios, le contestó en su "Ad ægocerotem Emseranum M. Luther additio", donde le achacó a la Iglesia toda clase de abusos. Emser le replicó con una obra igualmente violenta aunque no grosera: "A venatione lutherianâ ægocerotis Assertio", en la cual retrató cierto escándalo surgido de las palabras y conducta del refractario monje. Defendió las Escrituras de un modo muy personal contra la interpretación arbitraria de Lutero. La carta cierra con una historia de su vida, que estaba destinada a contrarrestar las difamaciones que su oponente había echado sobre su probidad. Lutero respondió quemando en Wittenberg dicha carta y otros escritos de Emser, junto con la Bula de excomunión y el Corpus juris canonici” (10 de diciembre de 1520). Este insulto no provocó a Emser. Pero como Lutero despletó una actividad literaria increíble en 1520, Emser escribió ocho obras polémicas en 1520 y 1521 que abundaron en personalismos e invectivas, aunque defendían la fe de modo magistral y señalaban claramente los resultados lógicos de la nueva enseñanza. En 1522 tradujo el discurso que pronunció el inglés John Clark cuando transmitió al Papa León X el libro escrito por Enrique VIII contra Martín Lutero (O'Donovan, La Defensa de los Siete Sacramentos por Enrique VIII, Nueva York, 1908, págs. 110-17). Entre otras de sus obras se puede mencionar su traducción al alemán del Nuevo Testamento con un prefacio laudatorio por Jorge de Sajonia. Emser mostró en este obra las libertades que se tomó Lutero con las Escrituras y confutó sus errores.


Bibliografía: WALTAN, Nachricht von H. Emser's Leben und Schriften (Anspach, 1783); JANSSEN, Gesch. des deutschen Volkes (1893), III, 466 sq.; SCHARFF en Kirchenlex., IV, 479. — Los siguientes son no católicos: KAWERAU, Hieronymus Emser (Halle, 1898); MOSEN, H. Emser der Vorkämpfer Roms gegen die Reformation (Halle, 1890); KEFERSTEIN, Der Lautstand in den Bibelübersetzungen von Emser und Eck (Jena, 1888). Los polémicos escritos de EMSER de 1521 contra Lutero fueron editados en dos pequeños volúmenes por ENDERS (Halle, 1890-92).

Fuente: Schwertner, Thomas. "Hieronymus Emser." The Catholic Encyclopedia. Vol. 5. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/05410a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina