Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 30 de noviembre de 2021

Flabelo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

El flabelo, en el uso litúrgico, es un abanico hecho de cuero, seda, pergamino o plumas destinado a alejar a los insectos de las Sagradas Especies y del sacerdote. Se utilizaba en los sacrificios de los paganos y en la Iglesia cristiana desde los primeros días, pues en las Constituciones Apostólicas, una obra del siglo IV, leemos (VIII, 12): «Que dos de los diáconos, en cada costado del altar, sostengan un abanico hecho de membranas delgadas o de plumas de pavo real o de tela fina, y que alejen silenciosamente a los pequeños insectos voladores, para que no se acerquen a las copas.» Su uso continuó en la Iglesia Latina hasta aproximadamente el siglo XIV.

En la Iglesia Griega hasta el día de hoy (a 1909), el día de su ordenación el diácono recibe el hagion ripidion, o abanico sagrado, que generalmente se hace a la semejanza de un querubín de seis alas, y en el Sacrificio de la Misa lo agita suavemente sobre las especies desde el momento del ofertorio hasta la Comunión —en la Liturgia de San Basilio solo durante la consagración. Entre los ornamentos encontrados pertenecientes a la iglesia de San Riquier, en Ponthieu (813), hay un flabelo de plata (Migne, PL, CLXXIV, 1257), y para la capilla de Cisoin, cerca de Lisle, se observa otro flabelo de plata en el testamento de Everardo (m. 937), el fundador de esa abadía.

Cuando Martène escribió su "Voyage Littéraire" (1717), la Abadía de Tournus, en el Saona en Francia, poseía un viejo flabelo que tenía un mango de marfil de dos pies de largo y estaba bellamente tallado; los dos lados del disco circular de marfil estaban grabados con catorce figuras de santos. Piezas de este abanico, que datan del siglo VIII, se encuentran en el Musée Cluny de París y en la Colección Carrand. El disco circular también se encuentra en el flabelo eslavo del siglo XIII, conservado en Moscú, y en el que se muestra en el monasterio de Megaspileon en Grecia. En este último disco están tallados la Virgen y el Niño y está rodeado por ocho medallones que contienen las imágenes de un querubín y de los cuatro evangelistas.

El inventario, realizado en 1222, del tesoro de Salisbury, enumera un abanico de plata y dos de pergamino. El ejemplar más rico y bello es el flabelo del siglo XIII en la Abadía de Kremsmünster en Alta Austria. Tiene forma de cruz griega y está ornamentado con grecas y la representación de la Resurrección de Nuestro Señor. Los maronitas y otros orientales usan una especie de abanico con un aro de campanillas y generalmente está hecho de plata o latón.

Aparte de los usos litúrgicos anteriores, un flabelo, en forma de abanico, más tarde de paraguas o dosel, se utilizó como marca de honor para obispos y príncipes. En el Vaticano se utilizan dos abanicos de este tipo cada vez que se lleva al Papa con gran ceremonia en la sedia gestatoria hacia o desde el altar o la sala de audiencias. A través de la influencia del Conde Ditalmo di Brozza, en 1902 el Papa León XIII regaló a la Sra. Joseph Drexel de Filadelfia, EUA, los abanicos utilizados anteriormente en el Vaticano y a cambio ella le regaló un nuevo par al Vaticano. Los antiguos se exhiben en el museo de la Universidad de Pensilvania. Son creaciones espléndidas. La extensión está formada por grandes plumas de avestruz rematadas con plumas de pavo real; en los palos están las armas papales, labradas en un campo carmesí en oro pesado y la corona está tachonada de rubíes y esmeraldas. La Catedral de St. Paul, Londres, tenía un abanico hecho con plumas de pavo real, y el inventario de la catedral de York menciona el mango de plata de un abanico, que estaba dorado y tenía sobre él la imagen esmaltada del obispo. Haymo, obispo de Rochester (m. 1352), regaló a su iglesia un abanico de plata con mango de marfil.


Bibliografía: ROCK, Church of our Fathers (Londres, 1904), II, 209; DU CANGE, Glossarium (Niort, 1885); STREBER en kirchenlexicon, s.v.; KRAUS, Gesch. der kirchl. Kunst (Friburgo, 1896), I, 552.

Fuente: Mershman, Francis. "Flabellum." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6, pág. 89. New York: Robert Appleton Company, 1909. 30 Sept. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/06089a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina