Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 9 de diciembre de 2021

Acto Heroico de Caridad

De Enciclopedia Católica

Revisión de 20:09 22 ago 2021 por Luz María Hernández Medina (Discusión | contribuciones) (Página creada con «'''Acto Heroico de Caridad''': Un decreto de la Sagrada Congregación de Indulgencias, fechado 18 de diciembre de 1885 y confirmado al día sigu...»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Acto Heroico de Caridad: Un decreto de la Sagrada Congregación de Indulgencias, fechado 18 de diciembre de 1885 y confirmado al día siguiente por León XIII, dice:

”El Acto Heroico de Caridad a favor de las almas detenidas en el purgatorio consiste
en que un miembro de la Iglesia militante (Christifidelis), ya sea mediante una fórmula
fija o simplemente por un acto de su voluntad, ofrezca a Dios por las almas en el
purgatorio todas las obras satisfactorias que realizará durante su vida, y también
todos los sufragios que le correspondan después de su muerte. Muchos cristianos
devotos de la Bienaventurada Virgen María, siguiendo el consejo del clérigo regular
teatino Padre Gaspar Olider, de bendita memoria, hacen una práctica el depositar
dichos méritos y sufragios en manos de la Virgen Bendita para que distribuya estos
favores a las almas del purgatorio según su propio placer misericordioso.”

Olider vivió a comienzos del siglo XVIII.

El acto heroico a menudo se llama voto, sin embargo, participa más de la naturaleza de una ofrenda hecha a Dios y a María, y también es, a diferencia de un voto, revocable a voluntad. La Sagrada Congregación de Indulgencias decidió este punto (20 feb. 1907) en respuesta a una pregunta de Chicoutimi en Canadá. Un voto especial de "nunca revocar el acto" probablemente sería vinculante, porque su objeto es un acto de la voluntad personal del cual el hombre puede disponer libremente, mientras que no tiene la disposición de sus obras satisfactorias en favor de los difuntos; eso depende de Dios; para el hombre es solo un deseo piadoso, y es un votum solo en ese sentido. Siempre es dudoso hasta qué punto Dios acepta la oblación, y es cierto que las benditas almas carecen por completo de poder para aceptarla.

La práctica del Acto Heroico se basa en la comunión de los santos, en virtud de la cual las buenas obras de un miembro del cuerpo de Cristo benefician a todos los demás miembros. Su méritos resultan de la caridad más intensa (amor a Dios y a sus amigos que sufren) que la inspira, y de la que depende la perfección intrínseca de todas nuestras buenas obras. Su heroicidad surge de la voluntad que implica asumir los espantosos dolores del purgatorio por amor al prójimo, aunque queda la esperanza razonable de que Dios en su bondad y las santas almas en su gratitud no permitirán que el castigo se imponga al máximo.

Los Papas Benedicto XIII (1728), Pío VI (1788) y Pío IX (1852) han sido enriquecido el Acto Heroico con numerosas indulgencias. Los sacerdotes que lo hacen reciben el privilegio personal de obtener una indulgencia plenaria para un alma de su elección cada vez que celebran la Misa (vea ALTAR PRIVILEGIADO). Los laicos obtienen una indulgencia similar cada vez que reciben la Sagrada Comunión, también todos los lunes que asisten a Misa por los difuntos; en ambos casos se requiere la visita habitual a una iglesia y las oraciones por la intención del Papa.


Fuente: Wilhelm, Joseph. "Heroic Act of Charity." The Catholic Encyclopedia. Vol. 7, pág. 292. New York: Robert Appleton Company, 1910. 22 agosto 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/07292b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina