Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 24 de septiembre de 2018

Marsilio Ficino

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Filósofo, filólogo, médico, nacido en Florencia el 19 de octubre de 1433; murió en Correggio el 1 de octubre de 1499. Hijo del médico de Cosme de Médicis, sirvió a los Médicis por tres generaciones y recibió de ellos una villa en Monte Vecchio. Estudió en Florencia y en Bolonia y fue especialmente protegido al principio de su carrera por Cosme de Medici quien le escogió para traducir las obras de Platón al latín. El Concilio de Florencia (1439) atrajo a la ciudad a un gran número de eruditos griegos lo que, combinado con la fundación de la Academia Platónica, de la que Ficino fue elegido presidente, dio gran ímpetu al estudio del griego y, especialmente, de Platón. Ficino se convirtió en un ferviente admirador de Platón y propagador del platonismo o más bien del neoplatonismo, a un grado injustificado, llegando incluso a afirmar que Platón debía ser leído en las iglesias y que Platón y Sócrates eran precursores de Cristo.

Enseñó a Platón en la academia de Florencia y se dice que mantenía una lámpara constantemente encendida ante el busto de Platón en su habitación. Se supone que las obras de Savonarola acercaron a Ficino al espíritu de la Iglesia. Fue ordenado sacerdote en 1477 y llegó a ser canónigo de la catedral de Florencia. Su carácter era suave, pero a veces tenía que usar su conocimiento de música para ahuyentar la melancolía. Se aplicaba a si mismo su conocimiento de la medicina, de manera que se convirtió casi en una superstición en su detalle. Se le reconocía su valía como filólogo, de manera que Reuchlin le enviaba discípulos desde Alemania. Angelo Poliziano fue uno de sus discípulos.

Como traductor su obra era minuciosa y fiel, aunque su conocimiento del latín y griego no era perfecto. Tradujo la "Argonáutica", los Himnos Orficos, los “Himnos” de Homero y la “Teogonía” de Hesíodo. Su traducción de Platón apareció antes de la publicación del texto griego de Platón. También tradujo a Plotino, Porfirio, Proclo, Iamblico, Alcino, Sinesio, Psellus los “Pensamientos Dorados” de Pitágoras y las obras de Dionisio el Pseudo-Areopagita. Cuando era joven escribió una “Introducción a la filosofía de Platón”. Su obra principal es “Theologia Platonica de animarum Inmortalitate”. (Florencia 1482); de la que se halla un compendio en su “Compendium theologiae Platonicae”.

Respeta a Aristóteles y llama a Santo Tomás la “gloria de la teología”, pero para él, Platón es el filósofo. El cristianismo, dice, debe apoyarse en fundamentos filosóficos; y sólo en Platón encontramos los argumentos para sustentar sus alegaciones, de ahí que considera que el resurgimiento de Platón es una intervención de la Providencia. Platón no se detiene en las causas inmediatas, sino se eleva a la causa suprema, Dios, en quien él ve todas las cosas. La filosofía de Platón es un resultado lógico del pensamiento anterior, comenzando desde los egipcios y avanzando paso a paso hasta Platón, toma los misterios de la religión y los plantea de manera tal que hizo posible que los neoplatónicos los expusieran claramente. La semilla está en Platón y su expresión completa en los neoplatónicos. Ficino sigue esta línea de pensamiento al hablar del alma humana, a la que considera como la imagen de la Divinidad, una parte de la gran cadena de existencia que viene de Dios y nos devuelve a la misma fuente, dándonos al mismo tiempo una visión de los atributos de Dios en sus relaciones con el mundo.

Su estilo no siempre es claro. Quizás su mérito distintivo descansa en el hecho de que introdujo la filosofía de Platón a Europa. Además de las obras ya mencionadas, escribió: "De religione Christiana et fidei pietate", dedicado a Lorenzo de Medici; "In Epistolas Pauli commentaria", Marsilii Ficini Epistolae (Venecia, 1491; Florencia, 1497). Sus obras completas: Opera (Florencia, 1491, Venecia, 1516, Basilea, 1561).


Fuente: Schumacher, Matthew. "Marsilio Ficino." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/06067b.htm>.

Traducido por Pedro Royo. rc