Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 30 de septiembre de 2014

Discípulo

De Enciclopedia Católica

Discípulos de Emaús, obra del artista plástico peruano Vicente López de Romaña Jenkins
Este término se aplica comúnmente a uno que está aprendiendo cualquier arte o ciencia bajo la enseñanza de uno distinguido por sus logros. Aunque se deriva del latín discipulus, el nombre inglés tiene un significado algo más estrecho que su equivalente en latín: discípulo se opone a maestro, como estudiante a maestro, mientras que tanto discípulo como estudiante se incluyen en el latín discipulus. En las versiones en inglés del Antiguo Testamento, la palabra discípulo se produce sólo una vez (Is. 8,16), pero la idea que expresa se halla en varios otros pasajes, como, por ejemplo, cuando el escritor sagrado habla de los "hijos" de los profetas (2 Rey. 2,7); el mismo parece, asimismo, ser el significado del término niño e hijo en los libros sapienciales (por ejemplo, Prov. 4,1.10, etc. ). Mucho más frecuente es el uso en el Nuevo Testamento de la palabra discípulo en el sentido de pupilo, seguidor, uno que se mantiene en la palabra del Maestro (Jn. 8,31). Así se lee de los discípulos de Moisés (Jn. 9,28), de los fariseos (Mt. 22,16; Mc. 2,18; Lc. 5,33), de San Juan el Bautista (Mt. 9,14 y Lc. 7,18; Jn. 3,25). Estos, sin embargo, son sólo aplicaciones incidentales, pues la palabra se utiliza casi exclusivamente para referirse a los discípulos de Jesús.

En los cuatro Evangelios se aplica especialmente a los Apóstoles, a veces llamados "doce discípulos" (Mt. 10,1; 11,1; 20,17; 26,20; 28,16; al hacer referencia a eventos posteriores a la Pasión de Cristo, menciona sólo "once discípulos"), a veces simplemente llamados "los discípulos" (Mt. 14,19; 15,33.36; etc.). La expresión "sus discípulos" con frecuencia tiene el mismo significado. De vez en cuando los evangelistas le dan a la palabra un sentido más amplio y la convierten en sinónimo de creyente (Mt. 10,42; 27,57; Jn. 4,1; 9,27-28, etc.). Además del significado de "apóstol" y "creyente", hay un tercero, que se encuentra en San Lucas, y quizás también en los otros evangelistas. San Lucas narra (6,13) que Jesús "llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos (a los que también llamó apóstoles)". Los discípulos, en este contexto, no son las multitudes de creyentes que se reunieron en torno a Cristo, sino un pequeño grupo de sus seguidores. Normalmente se les identifica con los setenta y dos (setenta, de acuerdo con el texto griego aceptado, aunque algunos manuscritos griegos mencionan setenta y dos, al igual que la Vulgata) que se mencionan (Lc. 10,1) que fueron escogidos por Jesús.

Los nombres de estos discípulos se dan en varias listas (Cronicón Pascual, y Pseudo-Doroteo en Migne, PG, XCII, 521-524, 543-545, 1061 / 65), pero desafortunadamente estas listas son inútiles. Eusebio afirma positivamente que tal listado no existía en su tiempo, y menciona entre los discípulos sólo a Bernabé, Sóstenes, Cefas, Matías, Tadeo y Santiago «hermano del Señor" (Hist. Ecl., I.12). En los Hechos de los Apóstoles, el nombre discípulo se utiliza exclusivamente para designar a los conversos, los creyentes, tanto hombres como mujeres (6,1.2.7; 9,1, 10.10.19, etc., respecto a la connotación de esta última ver en particular, 9,36), incluso aquellos que estaban sólo imperfectamente instruidos, como los que halló San Pablo en Éfeso (Hch. 19,1-5).


Fuente: Souvay, Charles. "Disciple." The Catholic Encyclopedia. Vol. 5. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/05029a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc.