Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 20 de octubre de 2021

San Vergilio de Salzburgo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

San Vergilio de Salzburgo fue un misionero y astrónomo irlandés del siglo VIII. Se dice que Vergilio (o Virgilio, en irlandés Fergal, Ferghil o Feirghil) era descendiente de Niall de los Nueve Rehenes. En los "Anales de los Cuatro Maestros" y los "Anales de Ulster" se le menciona como abad de Aghaboe, en el condado de Queen. Hacia el 745 salió de Irlanda con la intención de visitar Tierra Santa, pero, como muchos de sus compatriotas, que parecían haber adoptado esta práctica como una obra de piedad, se instaló en Francia, donde fue recibido con gran favor por Pipino, en ese entonces mayordomo de palacio bajo Childerico III.

Después de pasar dos años en Cressy, cerca de Compiegne, fue a Baviera, invitado por el duque Otilo, y en uno o dos años fue nombrado abad de San Pedro en Salzburgo. Por humildad, "ocultó sus órdenes", y nombró a un compatriota obispo llamado Dobdagreco, para que realizara sus funciones episcopales por él. Fue mientras era abad de San Pedro cuando entró en pugna con San Bonifacio. Un sacerdote que, por ignorancia, había conferido el sacramento del bautismo usando, en lugar de la fórmula correcta, las palabras “Baptizo te in nomine patria et filia et spiritu sancta”, Vergilio sostuvo que el sacramento había sido conferido válidamente. Bonifacio se quejó al Papa Zacarías, el cual, sin embargo, decidió a favor de Vergilio.

Más tarde, San Bonifacio acusó a Vergilio de enseñar una doctrina respecto a la redondez de la tierra que era "contraria a las Escrituras". La decisión del Papa Zacarías en este caso fue que "si se prueba que él sostuvo dicha doctrina, se celebrará un concilio y Vergilio será expulsado de la Iglesia y privado de su dignidad sacerdotal" (Jaffe, "Biblioth. rerum germ.", III, 191). Desgraciadamente ya no existe el tratado en el que Vergilio expuso su doctrina. Sin embargo, dos cosas son ciertas: primero, que estaba involucrado el problema del pecado original y la universalidad de la redención; segundo, que Vergilio logró liberarse de la acusación de enseñar una doctrina contraria a la Escritura. Es probable que Bonifacio lo malinterpretara, dando por sentado, quizás, que si hay antípodas, la "otra raza de hombres" no son descendientes de Adán y no fueron redimidos por Cristo. Vergilio, sin duda, tuvo pocas dificultades para demostrar que su doctrina no implicaba consecuencias de ese tipo. (Vea ANTÍPODAS).

Después del martirio de San Bonifacio, Vergilio fue nombrado obispo de Salzburgo (766 o 767) y trabajó con éxito para la edificación de su diócesis, así como para la difusión de la fe en los países paganos vecinos, especialmente en Carintia. Murió en Salzburgo el 27 de noviembre de 789. En 1233 fue canonizado por Gregorio IX. Su doctrina de que la tierra es una esfera se derivó de las enseñanzas de los geógrafos antiguos, y su creencia en la existencia de las antípodas probablemente estuvo influenciada por los relatos que los antiguos viajeros irlandeses dieron de sus viajes. Ésta, al menos, es la opinión de Rettberg ("Kirchengesch. Deutschlands", II, 236).


Bibliografía: Dict. of Christian Biog., s.v. Vergilius; OLDEN in Dict. of National Biography, s.v. Fergil; KRETSCHMER, Die physiche Erdkunde (Vienna, 1889).

Fuente: Turner, William. "St. Vergilius of Salzburg." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15, págs. 353-354. New York: Robert Appleton Company, 1912. 4 sept. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/15353d.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina