Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 24 de marzo de 2019

San Eugendo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Augendo; francés OYAND, OYAN)

Cuarto abad de Condat (Jura), nació cerca del año 449 en Isernore, Ain, Franche-Comté; murió el 1 de enero de 510 en Condat. Fue instruido en lectura y escritura por su padre, quien se había convertido en sacerdote, y a la edad de siete años fue dado a Santos Romano y Lupicino para ser educado en Condat, en la Jura francesa. De ahí en adelante nunca dejó el monasterio. Imitó el ejemplo de los santos antes mencionados con mucho celo, que era difícil decir a cuál de los dos se parecía más. Eugenio adquirió muchos conocimientos, leía los autores griegos y latinos, y estaba muy versado en la Escritura. Llevaba una vida de gran austeridad, pero no quería ser ordenado sacerdote debido a su humildad. El abad Minausio lo nombró su coadjutor, y luego de la muerte de aquél (c. 496) Eugendo lo sucedió en el cargo. Siempre permaneció como el humilde religiosa que había sido antes, un modelo para los monjes por su penitencia y piedad, las cuales Dios se dignó en reconocer por los milagros que obraba. Luego que el monasterio, que San Romano había construido de madera, fue destruido por el fuego, Eugendo erigió otro de piedra, y mejoró la vida de la comunidad; hasta ahí los hermanos habían vivido en celdas separadas a modo de los ascetas orientales. Construyó una bella iglesia en honor a los santos apóstoles Pedro, Pablo y Andrés, la cual enriqueció con preciosas reliquias. La orden, que había sido fundada bajo las reglas de los monaterios orientales, ahora tomó el carácter más activo de los hermanos occidentales; se cree que la regla de Tarnate sirvió como modelo. Condat comenzó a florecer como un lugar de refugio para todos los que sufrían de los infortunio y aflicciones de los tiempos, una escuela de virtud y conocimiento en medio de la oscuridad circundante, un oasis en el desierto. Cuando Eugendo sintió que se aproximaba su fin, hizo que un sacerdote le ungiera el pecho, se despidió de sus hermanos y murió pacíficamente luego de cinco días.

Pocos años después de su muerte, su sucesor, San Vivenciolo, erigió una iglesia sobre su tumba, a la cual llegaron numerosos peregrinos. Se fundó un pueblo, el cual fue llamado igual que el santo, San Oyand de Joux, y el cual retuvo ese nombre tan tarde como en los siglos XVI y XVII, mientras que su antiguo nombre de Condat pasó al olvido. Pero cuando San Claudio renunció a su diócesis de Besançon en 687 (m. 696), como duodécimo abad, el número de peregrinos que visitaban la tumba era tan grande que, desde el siglo XIII, el nombre de San Claudio se puso cada vez más en uso y ha sobresalido sobre el otro. La fiesta de San Eugendo se transfirió al principio al 2 de enero; en las diócesis de Besancon y San Claudio se celebra el 4 de enero.


Fuente: Meier, Gabriel. "St. Eugendus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 5. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/05597c.htm>.

Traducido por L H M.