Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 21 de febrero de 2019

Orate Fratres

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

La exhortación (“Orad, hermanos, para que este sacrificio mío y vuestro sea agradable a Dios Todopoderoso”) que le dirige el celebrante al pueblo antes de la secreta en la Misa romana. El pueblo contesta: “Que el Señor reciba de tus manos este sacrificio para alabanza y gloria de su Nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia”. El celebrante añade: “Amén”. La forma es simplemente una expansión del usual Oremus antes de cualquier oración. Es una amplificación medieval.

El rito jacobita tiene una forma casi idéntica antes de la anáfora (Brightman, “Eastern Liturgies”, Oxford, 1896, 83); el celebrante nestoriano dice: “Hermanos, oren por mí” (ib., 274). Tales invitaciones, a menudos hechas por el diácono, son comunes en los ritos orientales. El rito galicano tenía una similar "Christian Worship", Londres, 1904, 109). La invitación mozárabe en este lugar es: “Ayúdenme, hermanos, con sus oraciones y oren a Dios por mí” (P.L. LXXXV, 537). Los ritos derivados medievales tenían fórmulas similares (por ejemplo, “Missale Sarum”, Burntisland, 1861-3, 596).

Muchas de las antiguas secretas romanas (realmente oraciones para el ofertorio) contienen las mismas ideas. Durando conoce el Orate Fratres en una forma levemente diferente (“Rationale”, IV, 32). Una prueba de que no es parte integrante de la antigua Misa romana es que siempre se dice, no se canta, en voz alta (como lo son también las oraciones al pie del altar, el último Evangelio, etc.). Después de la “Suscipe Sancta Trinitas”, el celebrante besa el altar, se vuelve hacia el pueblo y dice: Orate fratres, extendiendo y juntando sus manos. Retrocede y termina la oración en forma inaudible. En la Misa mayor contesta el diácono o subdiácono, en la Misa inferior, el servidor. La rúbrica del misal es: “El servidor o pueblo alrededor contesta, si no el sacerdote mismo”. En este último caso naturalmente él cambie la palabra tuis a meis.


Bibliografía: GIHR, The Holy Sacrifice of the Mass (3ra. ed., San Luis, 1908), 547-50.

Fuente: Fortescue, Adrian. "Orate Fratres." The Catholic Encyclopedia. Vol. 11. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/11269b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc