Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 20 de marzo de 2019

Johann Michael Sailer

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Profesor de teología y obispo de Ratisbona, nació en Aresing en la Alta Baviera el 17 de octubre de 1751; murió el 20 de mayo de 1832 en Ratisbona. Sailer fue el hijo de un pobre zapatero. Hasta sus diez años asistió a la escuela primaria en su pueblo natal; luego de esto fue alumno en el “gimnasio” de Munich. En 1770 entró a la Compañía de Jesús en Landsberg en la Alta Baviera como un novicio; en la supresión de la Sociedad en 1775 continuó sus estudios en teología y filosofía en Ingolstadt. En 1775 fue ordenado sacerdote; 1777-80 fue tutor de filosofía y teología, y desde 1780 segundo profesor de dogmática en Ingolstadt. Junto con muchos otros, perdió su posición en 1781 cuando el elector Carlos Teodoro transfirió la instrucción teológica a los monasterios.

En los años 1781-84, mientras estaba ocupado en su trabajo literario, atrajo la atención del elector y obispo Clemente Wenceslao, el cual en 1794 lo llamó a Dillingen como profesor de teología pastoral y ética, una posición que Sailer ocupó por diez años y la cual le ganó una alta reputación. Sus oponentes, profesores de Dillingen y Rossle, el principal de la escuela de Pfaffenhausen, logró limitar las actividades de Sailer en 1793 y asegurar su súbito despido en 1794. Sailer ahora se fue a visitar a su amigo Winkelhofer en Munich, y perseguido allí por sus oponentes, se fue a la casa de su amigo Beck en Ebersberg. Aquí se dedicó al trabajo literario hasta que, en 1799, fue llamado para un profesorado en Ingolstadt.

En 1800 fue transferido junto con la universidad a Landshut. Allí enseñó teología moral y pastoral, pedagogía, oratoria sagrada, liturgia y catequesis; famoso como profesor y escritor fue llamado repetidamente a otras posiciones, tenía buenas relaciones amistosas con distinguidos católicos y protestantes, y era universalmente reverenciado por sus estudiantes, entre los cuales estaba el príncipe heredero Luis, luego rey de Baviera. En 1818 Sailer declinó la oferta del Gobierno de Prusia de nombrarlo arzobispo de Colonia; en 1819 el gobierno bávaro, a través de la influencia del príncipe heredero Luis, lo nominó como obispo de Augsburgo pero Roma rechazó la nominación. Sin embargo, en 1821 después de que se había justificado lo suficiente, fue nombrado canónigo de la catedral de Ratisbona, en 1822 obispo auxiliar y coadjutor con derecho a la sucesión, en 1825 preboste catedral, y en 1829 obispo de Ratisbona.

La época en que vivió Sailer estuvo dominada por la “Ilustración”, la cual en su forma radical disputaba los dogmas fundamentales del cristianismo, y se caracterizaba por la exterioridad, desprecio del misticismo cristiano, mundanalidad del clero, degradación del púlpito por el tratamiento de temas seculares, relajamiento de la disciplina eclesiástica, negación de la primacía de la jurisdicción papal, esfuerzos del Estado por ganar control sobre la Iglesia, reformas turbulentas dentro de la Iglesia, y un entrenamiento unilateral de la mente en la educación. En oposición a estas tendencias destructivas, Sailer se volvió el defensor de la fe en Jesucristo y de los principios fundamentales del cristianismo, luchando por un cristianismo interno, viviente y práctico, por una fe que se pudiese manifestar en la caridad, por el mantenimiento de la piedad (misticismo cristiano), y por el entrenamiento de un clero piadoso e inteligente. También insistió que el púlpito debía reservarse solamente para predicar el Evangelio, y que los obispos debían estar en unión con el Papa; apoyó la supremacía de la jurisdicción papal, y defendió la libertad y derechos de la Iglesia contra las intromisiones del Estado. Deseaba ardientemente la reforma eclesiástica, sin embargo, no a través de agencias no autorizadas, sino por los órganos nombrados por la Iglesia; y demandaba que la educación apuntara a educar tanto la mente como la voluntad. Sailer laboró por el ideal cristiano con su personalidad encantadora, con sus declaraciones como maestro, párroco y predicador, y con sus numerosas obras que fueron de carácter filosófico, teológico, devocional y biográfico.

Así fue como Sailer trajo de vuelta un gran número de personas al cristianismo y a la Iglesia. A pesar de su fructífera actividad y su benevolencia, Sailer tenía antagonistas que se le oponían en parte por celos, en parte por malos entendidos y mala voluntad; fue acusado de heterodoxia, indiferentismo y misticismo. Si se juzga a Sailer en conexión con su época, estos reproches son infundados. En su día Sailer fue un pilar de la Iglesia. Goyau ha expresado un juicio perfectamente correcto sobre Sailer en "L'Allemagne religieuse" (París,1905): "Con Sailer la piedad alemana, tanto protestante como católica, aprendió de nuevo a orar. Esta es la característica peculiar de su actividad. No esperen de él ningunas polémicas religiosas; él las aborrecía; lo que realmente amaba era la idea de una especie de cooperación de varios cuerpos cristianos contra las negaciones de infidelidad. Sailer abrió una brecha en el racionalismo, al oponerle una piedad en la cual ambos cuerpos cristianos pudieran unirse" (pp. 294, 295). La mejor edición de sus obras es "J.M. Sailers samtliche Werke unter Anleitung des Verfassers", ed. Joseph Widmer, 40 vols., Sulzbach, 1830-41; volumen suplementario, 1845.


Bibliografía: SAILER, Selbstbiographie (1819), vol. XIX de obras coleccionadas; VON SCHENK, Die Bischofe Sailer u. Wittmann en Charitas (1838); VON SCHMID, Erinnerungen aus meinem Leben (2 vols., Augshurg, 1853); LUTOLF, Leben u. Bekenntnisse des Jos. L. Schiffmann, ein Beitrag zur Charakteristik Sailers u. seiner Schule in der Schweiz (Lucerna, 1860); AICHINGER, J.M. Sailer (Freising, 1865); JOCHAM, Dr. Alois Buchner, ein Lebensbild zur Verstandigung uber J.M. Sailers Priesterschule (Augsburgo, 1870); VON MULLER, Jean Paul u. Sailer als Erzieher der deutschen Nation (Munich 1908); KL0TZ, Sailer als Moralphilosoph (Paderborn, 1908); RADLMAIER, J.M. Sailer als Padagog (Berlin, 1909); STOLZLE, J.M. Sailer u. seine Bedeutung in Hochland (1910); IDEM, J.M. Sailers Schriften, ausgewahlt u. eingeleitet (Kempten and Munich, 1910); IDEM, J.M. Sailer, seine Massregelung an der Akademie zu Dillingen u. seine Berufung nach Ingolstadt; ein Beitrag zu Gelehrtengesch. aus dem Zeitalter der Aufklarung (Kempten and Munich, 1910).

Fuente: Stölzle, Remigius. "Johann Michael Sailer." The Catholic Encyclopedia. Vol. 13. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/13328a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.