Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 19 de marzo de 2019

Breviario de Aberdeen

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Este breviario se puede describir como el Oficio de Sarum [1] en una forma escocesa. La práctica de la antigua Iglesia de Salisbury fue generalmente adoptada en Escocia e Irlanda durante la Edad Media, tanto para la liturgia (o Misa) como para las horas canónicas. Su introducción en Escocia a veces se ha atribuido erróneamente a Eduardo I, rey de Inglaterra, y se asigna al año 1292; pero hay evidencia que demuestra que la fecha de su introducción fue mucho antes. Por ejemplo, Herbert, obispo de Glasgow desde 1147 hasta 1164, ciertamente adoptó el rito de Sarum para su iglesia, y recibió la sanción del Papa para hacerlo. El Padre Innes, quien murió en París en 1744, afirmó que “todos los misales y breviarios escoceses que he visto son secundum usum Sarum, donde están escritos los santos locales". Según el "Registrum Moraviense", el obispo, deán y el capítulo de Moray recibió y aprobó debidamente el Ordo de la Iglesia de Salisbury en el año 1242. La Diócesis de Moray era contigua a la de Aberdeen. La preferencia mostrada por los escoceses por el rito de Sarum fue evidentemente el resultado del fuerte sentimiento, del cual encontramos evidencia constante en la historia de la Iglesia de Escocia, contra todo lo que se pareciese a la admisión de la reclamación a la jurisdicción sobre ella tan a menudo presentada por la Iglesia de York. Sin duda se pensaba que podía haber habido alguna justificación aparente para esta pretensión si la Iglesia de Escocia hubiese adoptado y mantenido el uso de York en su liturgia y Oficio.

El Breviario de Aberdeen se debió principalmente al trabajo del sabio y piadoso William Elphinstone, obispo de Aberdeen desde 1483 hasta su muerte en 1514. No sólo recopiló los materiales, sino que en algunos casos, especialmente en el de los santos de Escocia, él mismo compuso las lecciones. Una característica peculiar de este breviario, y una en la que se diferencia de casi todos los otros, es que en algunas de las fiestas de los santos el conjunto de las nueve lecciones en maitines se ocupan de sus vidas. Estas leyendas de los santos de Escocia son de singular interés y considerable valor histórico, y en especial los Bolandistas y los últimos martirologistas escoceses han extraído abundantemente de ellas. Muchos historiadores modernos han probado y admitido la exactitud de las citas y referencias que aparecen en el libro. Aunque el breviario, en su estructura y elementos esenciales, está totalmente en uniformidad con el de Sarum, sin embargo, es exclusivamente propio de Escocia, y como sabemos, estaba destinado para sobrepasar a todos los libros de servicio publicados en relación con la famosa Iglesia de Salisbury. Este hecho es bastante claro por el mandato real del 15 de septiembre de 1501, en donde se establece el libro de Aberdeen como el "Breviario para uso general en el reino de Escocia".

La obra fue producida en la imprenta que Walter Chapman y Andrew Myllar habían establecido en Edimburgo, en el año 1507. Se sabe que existen cuatro copias del breviario original (en letra negra): uno en la biblioteca de la Universidad de Edimburgo; un segundo en la Biblioteca de la Facultad de Abogados, de Edimburgo; un tercero en la biblioteca privada del conde de Strathmore, y el cuarto, (una copia imperfecta) en la biblioteca del Colegio del Rey de Aberdeen. En 1854 se emprendió la reimpresión del volumen bajo la supervisión del Rev. William Blew, M.A., y fue publicado posteriormente por el Sr. G.J. Toovey, para la circulación privada entre los miembros del Club Bannatyne. Las copias impresas originales son de tamaño pequeño en octavo, y llevan las fechas de 1509 y 1510. Como libro de Oficio impreso su uso real fue solo de corta duración, sólo transcurrió la mitad de un siglo entre su emisión y el derrocamiento de la antigua Iglesia de Escocia (1560). No hay ninguna prueba positiva de que alguna vez fuera generalmente adoptado en todas las diócesis de Escocia; ciertamente las probabilidades están en contra de que alguna vez se convirtiese en algo parecido a universal en el tiempo de la Reforma. Hay que recordar, en relación con esto, que el mandato para su adopción fue civil y no eclesiástico, y hay alguna razón para suponer que debido a esto no se ha considerado estrictamente vinculante por las autoridades eclesiásticas del reino. Es interesante observar que en el nuevo proprium escocés, que en 1903 fue sancionado formalmente y adoptado para su uso en las diócesis que formaban la provincia de San Andrés, (pues el cultus de los antiguos santos escoceses había sido aprobado por la Santa Sede muchos años antes) se encuentran muchas colectas, antífonas, etc. que han sido tomadas de los oficios en el Breviario de Aberdeen.


Bibliografía: Miscellany of the Spalding Club, II, 364-366, y Prefacio, p. CXX (Aberdeen, 1842); Kalendars of Scottish Saints (ed. FORBES, Edimburgo, 1862); Registrum Episcopatus Moaviensis (ed. Bannatyne Club, Edimburgo, 1837); Breviarium Aberdonense (Londres, 1854), Pref. por LAING; VIAN en Dict. Nat. Biog., s.v. Elphinstone, William.

Fuente: Hunter-Blair, Oswald. "The Aberdeen Breviary." The Catholic Encyclopedia. Vol. 2. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/02777a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc


NOTAS:

[1]Sarum: antiguo nombre de Salisbury, al sur de Inglaterra.

[2] Lección: Fragmento de la Escritura, Santos Padres o de la vida de los santos que se lee o se canta en la Misa de ciertos días y en los maitines.