Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 28 de septiembre de 2022

Philipp Melanchton

De Enciclopedia Católica

Revisión de 22:18 17 oct 2016 por Luz María Hernández Medina (Discusión | contribuciones) (Su Crianza y Educación)

Saltar a: navegación, buscar

Philipp Melanchton, colaborador y amigo de Lutero; nació en Bretten (en Unterpfalz, ahora Baden) el 16 de febrero de 1497; murió en Wittenberg el 19 de abril de 1560.

Su Crianza y Educación

Melanchton era de origen respetable y acomodado. Su padre, Georg Schwarzerd (Schwarzert) era un famoso armero, mientras que su piadosa e inteligente madre era hija de Reuter, el burgomaestre de Bretten. Recibió su educación elemental en el hogar con un tutor privado, y en 1507 se fue a Pforzheim, donde vivió con su abuela Isabel, hermana del gran humanista, Johannes Reuchlin. Allí el rector, Georg Simler, lo familiarizó con los poetas griegos y latinos y con la filosofía de Aristóteles. Pero de mayor influencia todavía fue su relación con Reuchlin, su tío abuelo, quien dio un fuerte impulso a sus estudios. Fue también Reuchlin quién lo convenció para que tradujera su nombre Schwarzerd al griego Melanchton (escrito Melanthon después de 1531).

En 1509 Melanchton, que todavía no había cumplido trece años de edad, entró a la Universidad de Heidelberg. Esta institución ya había pasado su perfección humanística bajo Dalberg y Agrícola (vea HUMANISMO). Es cierto que Pallas Spangel, el eminente maestro de Melanchton, estaba también familiarizado con los humanistas y el humanismo, pero, no obstante, era un académico competente y adherente del tomismo. Melanchton estudió retórica bajo Peter Gunther, y astronomía bajo Conrad Helvetius, un pupilo de Cesáreo. Mientras tanto, continuó con entusiasmo sus estudios privados, la lectura de los antiguos poetas e historiadores, así como los neo-latinos, la gramática, la retórica y la dialéctica. Obtuvo el bachillerato en 1511, pero su solicitud para el grado de maestría en 1512 fue rechazada debido a su juventud. Por lo tanto, se fue a Tubinga, donde el espíritu científico estaba en pleno vigor, y allí se convirtió en discípulo del famoso latinista Heinrich Bebel, y, por segunda vez, de Georg Simler, que en ese entonces enseñaba humanidades en Tubinga, y más tarde fue profesor de jurisprudencia. Estudió astronomía y astrología bajo Stoffler. Con Francisco Stadiano planeó una edición del texto auténtico de Aristóteles, pero de esto no resultó nada. Su sed de conocimiento le llevó a la jurisprudencia, las matemáticas e incluso la medicina.

En 1514 obtuvo el grado de maestría con el primer lugar entre once candidatos, y fue nombrado instructor en la universidad. Sus temas fueron Virgilio y Terence; luego se le asignó la cátedra de elocuencia y expuso el tema de Cicerón y Tito Livio. También se convirtió (1514) en corrector de pruebas en la imprenta de Thomas Anshelm, prosiguió sus estudios privados y por último se volvió hacia la teología. Más tarde sólo tuvo palabras de burla para los métodos académicos anticuados de esta ciencia según la enseñaban en Tubinga, y para el Dr. Jacob Lemp, quien como dijo Melanchton, había intentado dibujar la transubstanciación en la pizarra. Estudió patrística por su propia cuenta y emprendió el estudio del Nuevo Testamento en el texto original, pero esta vez no formó ninguna opinión teológica definida; en esta rama del conocimiento, como declaró repetidamente luego, su padre intelectual fue Lutero.

Naturalmente se alineó con Reuchlin en la controversia de éste con los profesores de Colonia (vea HUMANISMO), y en 1514 escribió un prefacio a la "Epistolae clarorum virorum"; pero no se destacó en forma prominente. Sus primeras publicaciones propias fueron una edición de Terence (1516), y una gramática griega (1518). En 1518, por recomendación de Reuchlin, le ofrecieron una cátedra en Wittenberg. “No conozco a ningún alemán que sea superior a él”, escribió Reuchlin al elector de Sajonia, excepto sólo Erasmo de Rotterdam, y él es holandés”. No fue favorable la primera impresión que hizo el joven sencillo, tímido y de aspecto frágil, pero su discurso de apertura: "De corrigendis adolescentiae studiis" (29 de agosto de 1518), suscitó un aplauso entusiasta. Exaltó el retorno a las fuentes auténticas de la ciencia como un mérito insigne del nuevo espíritu humanista y científico, y se comprometió a aplicar este método al estudio de la teología.

Melanchton y la Reforma Alemana

Melanchton como Profesor y Pedagogo

Fuente: Löffler, Klemens. "Philipp Melancthon." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10, pp. 151-154. New York: Robert Appleton Company, 1911. 17 Oct. 2016 <http://www.newadvent.org/cathen/10151a.htm>.

Está siendo traducido por Luz María Hernández Medina