Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 23 de octubre de 2014

Zabulón

De Enciclopedia Católica

Uno de los doce hijos de Jacob y ancestro de la tribu del mismo nombre (Gén. 46,14; Núm. 26,26). Nada se conoce de Zabulón, salvo que sus hijos fueron Séred, Elón y Yajleel y cabezas de tres familias tribales.

La tribu de Zabulón juega un rol importante en la historia temprana de Israel. El nombre es hebreo; aparece dieciocho veces bajo la forma zebúlûn, veintiseis veces como zebûlún, y sólo una como zebûlûn; Set. Zaboulon; Josefo (Ant., V, VII, 14), Zaboules; Vulg., Zabulón, la interpretación del Nuevo Testamento es la de los Setenta. El significado del nombre es dudoso. Parece haber un juego de palabras sobre Zebed; cf. las palabras de Lía en Génesis 30,20: “Me ha hecho Dios un buen regalo (zebadani). Ahora sí que me honrará mi marido (yizbeleni), porque le he dado seis hijos. Y le llamó Zabulón.”

En el censo de las tribus en el Desierto de Sinaí, durante el segundo año del Éxodo, la tribu de Zabulón contaba con 57.400 hombres listos para la guerra (Núm. 1,31). Este ejército, bajo el comando de Eliab, acampó con Judá e Isacar al este del tabernáculo y con ellos formaron la vanguardia de la línea de marcha (Núm. 2,3-9). Entre los espías que envió Moisés para avistar la tierra de Canaán, Gaddiel, hijo de Sodí, representó a Zabulón (Núm. 13,11). En Settim, en la tierra de Moab, luego que 24,000 hombres fueran matados por sus crímenes, se llevó a cabo un segundo censo; Zabulón sumó 60,500 hombres aptos para la guerra (Núm. 26,27). Elisafán, hijo de Parnak, fue escogido para representar a Zabulón en la división de la Tierra Prometida (Núm. 34,25). Parece que la tribu conquistó su porción con facilidad.

Durante el reinado de Josué no reciben mención especial, mientras que durante el reinado de los jueces, sus hazañas fueron notables. En el Cántico de Débora la tribu fue especialmente designada como "un pueblo que reta a la muerte” (Jc. 5,18); y alabada porque vinieron "de Zabulón, aquellos que dirigieron el ejército en la lucha", como también en Heb., "aquellos que llevaron la pluma del escritor", es decir, tal como reclutar e inspeccionar a los oficiales (Jg. v. 14). La referencia es a la campaña de Baraq contra Sísara, el comandante de las fuerzas de Yabín, rey de Canaán (Jc. 4,10). Ellos respondieron al llamado de Gedeón y se unieron en batalla contra Madián (Jc. 6,35); y nombraron juez a Elón, quien gobernó durante diez años (Jc. 12,11). Entre aquellos que siguieron a David a Hebrón para hacerlo rey habían 50,000 hombres de Zabulón, provistos de todas las armas de guerra y con corazón entero (1 Crón. 12,33); además trajeron con ellos, como signo de calurosa alianza, generosas cantidades de carne y bebidas para celebrar la ascensión de su nuevo gobernante (1 Crón. 12,40). Cuando Ezequías hizo reparación por las abominaciones de su padre Ajaz, invitó a todo Israel para celebrar la Pascua en la casa del Señor. Los emisarios del reformador sólo hallaron burla y ridículo; aún así algunos eran fieles a la verdadera religión de sus padres e, incluso desde muy lejos Zabulón vino a Jerusalén, destruyeron los ídolos y celebraron la fiesta de los panes ácimos. (2 Crón. 30,10-23).

Durante la división de la tierra entre las siete tribus que aún no habían recibido su parte, el lote de Zabulón fue tercero. El territorio de la tribu comenzaba con Sarid (Jos. 19,10) la cual supuestamente era Tell Shadud, algunas cinco millas al sudoeste de Nazaret. Las fronteras de Zabulón aún no se habían marcado. De los diecinueve nombres propios que el libro de Josué da como guía, sólo se puede identificar con certeza a Belén (Beit lahm, siete millas al noroeste de Nazaret). Josefo (Antig. Jud., V, I, 22) le asigna a Zabulón la tierra cerca del Carmelo y el mar, tan lejos como el Lago de Genesaret. Al noroeste, Aser, al sudeste, Isacar. Incluía una parte de las planicies de Esdrelón y la gran ruta desde el mar al lago. Cristo fue criado dentro del territorio de Zabulón y allí hizo y dijo la mayoría de lo que se narra sobre su ministerio galileo en los Evangelios, especialmente en los Sinópticos.


Fuente: Drum, Walter. "Zabulon." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/15739b.htm>.

Traducido por Carolina Eyzaguirre Arroyo. L H M