Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

Paul Allard

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Arqueólogo e historiador, nació en Ruán el 15 de septiembre de 1841. Fue admitido al ejercicio de la abogacía y practicó las leyes por un corto tiempo en su ciudad natal, donde se convirtió en juez de la corte civil. Sus gustos literarios e históricos le llevaron a abandonar su profesión y a dedicarse al estudio de la historia eclesiástica en los primeros cuatro siglos. Contribuyó frecuentemente a la "Revue des Questions Historiques", de la cual se convirtió en editor en 1904, y de varias otras publicaciones. En 1874 tradujo la “Roma Sotterranea” de Northcote y Brownlow, le hizo mchas adiciones y la enriqueció con notas valiosas.

Una relación estrecha con Giovanni Battista De Rossi y sus propios estudios en varios campos le llevaron a emprender una historia de las persecuciones sufridas por los cristianos a manos de las autoridades romanas. La obra se planeó a grandes rasgos y fue ejecutada con un grado notable de minuciosidad y de forma terminante. El autor era muy apto para esta tarea; sus simpatías eran católicas y sus lecturas extensas; tenía un amplio conocimiento de la arqueología cristiana, especialmente respecto a las catacumbas romanas; había estudiado la condición de los esclavos, y se había relacionado exhaustivamente con la epigrafía y la historia constitucional y administrativa de Roma. Sobre todo, conocía muy bien la historia y el espíritu de la ley romana, y estaba capacitado para emitir un juicio sobre cuestiones legales delicadas implicadas en la historia de las relaciones entre la Iglesia Cristiana y el Estado Romano durante la era de las persecuciones. Sus investigaciones han hecho mucho a este respecto para dilucidar puntos difíciles y debatibles, aunque sus conclusiones no han sido generalmente aceptadas.

La idea principal de su “History of the Persecutions” es que los cristianos fueron tratados injustamente por las autoridades romanas. El no admite que hubo incompatibilidad entre la difusión del cristianismo y la permanencia del Imperio Romano; aunque la aceptación del cristianismo por las personas necesariamente implicaba la erradicación final de los antiguos cultos y supersticiones romanos. Consideraba las acciones de las autoridades romanas como desacertadas y brutales. Su tratamiento a los cristianos no surgió a partir de razones de estado o adherencia a una política tradicional, sino que estaba basada en motivos bajos e indignos. Halla las causas de la persecución en el odio ciego de las autoridades romanas contra esta “tercera raza”, en el fanatismo, en la furia popular, o como en el caso de Maximo y Decio, en gran parte en el rencor individual.

Si se puede hallar una falla en el trabajo de Allen, es que él parece muy ávido de aceptar las meras leyendas y tradiciones como si fuesen fuentes históricas contemporáneas. Siguió el ejemplo de Le Blant al pensar que la mayoría de las leyendas contenían al menos algo de verdad. No es lo suficientemente radical en su crítica a la "Acta Martyrum" y otros documentos, como por ejemplo, "De Mortibus Persecutorum", de Lactancio, todas cuyas afirmaciones parece aceptar como testimonio de primer orden. Se inclina fuertemente hacia el lado del conservadurismo, y el valor científico de su obra se pierde por su renuencia en tratar implacablemente con Actas y Passiones espurias o dudosas. Se pueden señalar muchos ejemplos de este tipo, como por ejemplo el relato de la muerte de San Ireneo, la historia de Sinforosa, etc. Estas consideraciones, no obstante, no se aplican a su obra sobre Juliano el Apóstata, en la cual muestra más discriminación en el uso de su material hagiográfico; y en consecuencia es una de sus obras más valiosas.

Sus principales obras son: "Rome souterraine" (París, 1874); "Les esclaves Chrétiens depuis les premiers temps de L'Église jusqu'a la fin de la domination romaine en occident", (París, 1876); "L'art païen sous les empereurs chrétiens" (París, 1879); "Histoire des persécutions pendant les deux premiers siècles" (2da. ed., París, 1892); "Histoire des persecutions pendant la premiere moitié du troisième siecle" (París, 1881); "La persecution de Diocletien et le triomphe de l'Église" (2 vols., París, 1890); "Le Christianisme et l'empire romain" (París, 1896); "Etudes d'histoire et d'archeologie" (París, 1898); "St. Basile" (ibid., 1899); "Julien l'apostat", 2 vols. (ibid, 1900).


Fuente: Healy, Patrick. "Paul Allard." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01317a.htm>.

Traducido por Giovanni E. Reyes. L H M.