Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 21 de julio de 2018

Neftalí

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(A.V., Naftalí)

Sexto hijo de Jacob y Bilhá (Gén. 30,8). El nombre se explica (ibid) por una paronomasia que causa no poca perplejidad a los comentadores. Los intérpretes modernos, siguiendo a Simonis y Gesenio, lo traducen por “las luchas de Dios que he luchado (D. V., "Dios me ha comparado") con mi hermana y he prevalecido.” Según esta interpretación, Nephtalia podría significar "mi lucha", o simplemente "lucha". Pseudo-Jonatán, comentando sobre Gén. 49,21 nos dice que Neftalí fue el primero en anunciar a Jacob que José estaba vivo; en otro pasaje del mismo Tárgum, se menciona a Neftalí entre los cinco que José presentó al faraón (Gén. 47,2). De acuerdo al apócrifo “Testamento de los Doce Patriarcas”, él murió a sus ciento treinta y dos años y fue enterrado en Egipto. Sin embargo, estos detalles no son confiables; de hecho, no sabemos nada con certeza más allá del hecho de que tuvo cuatro hijos: Yahseel, Guní, Yéser y Sil-lem. (Gén. 46,24; Núm. 26,48ss.; 1 Crón. 7,13).

La Tribu de Neftalí: La tribu de Neftalí contaba con 53,400 hombres “aptos para la guerra” (Núm. 1,42), siendo la sexta en importancia entre las tribus de Israel. El segundo censo la colocaba en octavo lugar, e informó sólo 45,400 guerreros (Núm. 26,48-50). Durante la peregrinación de los israelitas en el desierto, la tribu de Neftalí, bajo el comando primero de Ahira, y luego de Fedael, siempre estaba unida con las tribus de Dan y Aser. Cuando se enviaron espías desde el desierto de Faraón para avistar la tierra de Canaán, Najbí, el hijo de Vafsí, representó a la tribu en la expedición (Nm. 13,15).

El territorio asignado a Neftalí en Canaán estaba al extremo norte de Palestina, y estaba rodeado (Js. 19,33-34) en el norte por el río Leontes (Nahr el-Qasimiyeh), en el este por el río Jordán tan lejos como 12 millas al sur del Mar de Galilea, en el oeste por las tribues de Aser y Zabulón; y en el sur por la de Isacar. Incluía alguna de la mejor tierra de Palestina “, "invita al más perezoso a pasar trabajo y cultivarla” (Flavio Josefo, "Bell. Jud.", III, III, 2). Naturalmente los cananeos de ese distrito estaban renuentes a ceder sus ricas posesiones; el Libro de los Jueces posiblemente incluso implica que los hebreos no pudieron dominar a los nativos (I, 33); de hecho, los extranjeros fueron siempre numerosos en esa vecindad, llamada debido a eso “Galilea de los Gentiles” (Is. 9,1; 2 Ry. 15,29).

Finalmente, ellos se juntaron bajo Jabín y Sísara para sacar a los israelitas fuera de la tierra. No es necesario relatar aquí como esta confederación fue derrotada por Baraq, un hombre de Quédes, con los guerreros de Zabulón y de su propia tribu, convocados por Débora, para la gloria de Neftalí (Jc. 4,5). De nuevo, con Gedeón, los guerreros de Neftalí tomaron parte en la persecución de los madianitas (Jc. 7,23), y enviaron a David a Hebrón un contingente de mil capitanes y 37,000 hombres “armados con escudo y lanza” (1 Crón. 12,34). Y según Flavio Josefo los hombres de Neftalí guardaban las “Entradas de Emath”, la llave de Palestina del norte, y eran “avezados para la guerra desde su infancia” ("Bell Jud.", loc. cit.).


Bibliografía: JOSEFO, Guerras Judías, III, III; Comentarios sobre el Génesis., Josué, y el Deut.; MERRILL, Galilea en Tiempos de Cristo (Boston, 1881); THOMSON, La Tierra y el Libro, II (Londres, 1881); DHORME, Les pays bibliques et l'Assyrie in Revue Biblique (Apr., 1910), 195, 197; LAGRANGE, La Prophétie de Jacob in Revue Biblique (1898), 534.

Fuente: Souvay, Charles. "Nephtali." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/10749a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina