Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 17 de octubre de 2017

Feria

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Latín por "día libre").

Un día en el cual la gente, especialmente los esclavos, no estaban obligados a trabajar, y en el cual no había sesiones en el tribunal. En los tiempos romanos antiguos el feriae publicae, días festivos legales, eran o stativae, recurrentes regularmente (por ejemplo, la Saturnalia), conceptivae, es decir, movible, o imperativae, es decir, señalado para ocasiones especiales. Cuando el cristianismo se extendió, los feriae fueron ordenados por descanso religioso, para celebrar las fiestas instituidas por la Iglesia para el culto. Los fieles estaban obligados en estos días a ir a Misa en sus iglesias parroquiales; tales asambleas gradualmente desembocaron en empresas mercantiles, en parte por la necesidad y en parte por conveniencia. Esta costumbre con el tiempo introdujo esas reuniones de mercado que los alemanes llaman Messen, y los ingleses llaman ferias. Ellas se señalaban para los días de los santos (por ejemplo, la feria de San Barr, feria de San Germán, feria de San Wenn, etc.)

Hoy día el término feria se usa para designar los días de la semana, excepto sábado y domingo. Varias razones se dan para esta terminología. El Breviario Romano, en la sexta lección para el 31 de diciembre, dice que el Papa San Silvestre ordenó la continuación de la ya existente costumbre “que el clero, absteniéndose cada día de los cuidados terrenales, pueda estar libre para servir a Dios solamente.” Otros creen que la Iglesia simplemente cristianizó una práctica judía. Los judíos frecuentemente contaban los días desde su día de descanso (Sabbath) y encontramos en los Evangelios tales expresiones como una Sabbatti y prima Sabbati, el primero de los sábados. Los cristianos primitivos calculaban los días después de Pascua de esta manera, pero, ya que todos los días de la semana de Pascua eran días santos, ellos lo llamaron lunes de Pascua, no el primer día después de la Pascua, sino el segundo feria o día festivo; y ya que todos los domingos son el dies Dominica, un día de Pascua menor, prevaleció la costumbre de llamar a cada lunes un feria secunda, y así para el resto de la semana.

El método eclesiástico de nombrar los días de la semana no fue adoptado por ninguna nación excepto los portugueses que sólo usan los términos Segunda Feria, etc. El uso antiguo de la palabra feria, para día de fiesta, se perdió, excepto en el derivado feriato, el cual es equivalente a nuestra obligación. Hoy día a esos días se les llama ferial sobre los cuales no se celebra ninguna fiesta. Feriae son o mayores o menores. La mayor, la cual debe tener al menos una conmemoración, aun en las fiestas más grandes, son la feriae de Adviento y Cuaresma, las Cuatro Témporas, y el lunes de la semana de Rogaciones, (semana anterior a la Ascensión); las otras son llamadas menores. De las ferias mayores el Miércoles de Ceniza y los días de la Semana Santa son privilegiadas de manera que su Oficio debe ser realizado, no importa cuál fiesta pueda ocurrir.


Fuente: Mershman, Francis. "Feria." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/06043a.htm>.

Traducido por Patricia Reyes. rc