Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 21 de septiembre de 2018

Ascensión

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Ascensión.jpg
Ascensción 2.jpg
Ver también: Fiesta de la Ascensión.

La elevación de Cristo al cielo por su propio poder en presencia de sus discípulos el cuadragésimo día después de Su Resurrección. Es narrado en Mc. 16,19, Lucas 24,51, y en el primer capítulo de los Hechos de los Apóstoles.

Aunque el lugar de la Ascensión no se establece claramente, parecería según los Hechos que fue en el Monte de los Olivos; ya que se describe que después de la Ascensión los discípulos regresaron a Jerusalén desde el monte llamado Olivet, que está cerca a Jerusalén, el espacio de un camino sabático. La Tradición ha consagrado este sitio como el Monte de la Ascensión y la piedad cristiana ha conmemorado el evento erigiendo allí una basílica. Santa Helena construyó el primer monumento, el cual fue destruido por los persas en el año 614, reconstruido en el siglo VIII, y fue destruido de nuevo, pero reconstruido por segunda vez por los cruzados. Los musulmanes destruyeron ésta también también, dejando sólo la estructura octagonal que rodea la piedra que se dice tiene la huella de los pies de Cristo y que se usa ahora como oratorio.

El hecho de la Ascensión es relatado no solamente en los pasajes de la Escritura citados arriba, sino también es predicho y mencionado en otros lugares como un hecho establecido. Por ejemplo, en Juan 6,62, Cristo pregunta a los judíos: "¿Y cuando veáis al Hijo del Hombre subir a donde estaba antes?” y en 20,17, dice a María Magdalena: "No me toques, porque aún no he subido al Padre, pero ve a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y vuestro Dios." Además en Efesios 4,8-10, y en Tm. 3,16, se habla de la Ascensión de Cristo como un hecho aceptado.

El lenguaje empleado por los Evangelistas para describir la Ascensión debe ser interpretado de acuerdo al uso. Decir que fue elevado o que ascendió, no necesariamente implica que localizan el cielo directamente encima de la tierra; de la misma manera que las palabras "sentado a la derecha del Padre" no significan que esa sea realmente su postura. Al desaparecer de su vista "Fue arrebatado a vista de ellos y una nube lo sustrajo de sus ojos" (Hch. 1,9), y entrando en la gloria permanece con el Padre en el honor y poder denotado en la frase de la Escritura.


Fuente: Wynne, John. "Ascension." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01767a.htm>.

Traducido por Javier L. Ochoa M. L H M