Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 26 de abril de 2019

Seleucianos

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Secta gnóstica que se dice que floreció en Galacia. Derivaron su nombre de Seleuco, de quien se dice, que con un cierto Hermias, propusieron y enseñaron sus herejías peculiares. Según San Filastrio (Liber Diversarum Haereseon, LV) la enseñanza de estas herejías se basaba en la forma más cruda de dualismo. Mientras sostenían que Dios es incorpóreo, afirmaban que la materia es coeterna con él. Superaron los principios dualistas habituales al atribuir el mal a Dios, así como a la materia. Según su sistema, las almas de los hombres no fueron creadas por Dios, sino que los ángeles las formaron a partir de componentes terrenales ---fuego y aire. Cristo, decían, no se sentó a la diestra del Padre en el cielo porque “fijó su tabernáculo en el sol” ( Sal. (19)18,6) debe interpretarse en el sentido de que Cristo dejó su cuerpo en el sol. No practicaban el bautismo, basando su negativa a hacerlo en las palabras de San Juan el Bautista ( Mt. 3,11): "Él os bautizará en el Espíritu Santo y fuego". Por infierno entendían el mundo actual, mientras que explicaban la Resurrección como meramente la procreación sobre la muerte sobre la muerte con la esperanza de una gloriosa inmortalidad.

Las doctrinas de Seleuco y sus seguidores fueron la fuente de otra serie de errores enseñados por algunos de sus discípulos que se hacían llamar proclinianitas o hermionitas. Estos últimos rechazaban las Escrituras con la excepción del Libro de la Sabiduría. Negaban que Cristo apareciese en la carne y que naciese de una virgen. También rechazaban los dogmas de la Resurrección y el Juicio. Según San Filastrio ellos pervirtieron a muchos. Hay que decir que existe una gran incertidumbre respecto a la historia y el carácter real de esta herejía. Algunos autores recientes concluyen que éstas dos son sólo una y la misma herejía, debido al hecho de que las doctrinas de los seleucianos se parecían mucho a las de Hermógenes, y porque San Filastrio no menciona a Hermógenes. Esta hipótesis es plausible, pero hay diferencias fundamentales entre la enseñanza de Hermógenes y la de los seleucianos como, por ejemplo, sobre el tema de Cristo como Creador que, junto con el nacimiento virginal, fue admitido por Hermógenes. Si se le ha de atribuir algún peso a un método de cronología que parece un tanto arbitrario, la fecha asignada por Filastrio a los seleucianos, a saber, después del reinado de Decio, excluiría la hipótesis de que los confundió con los seguidores de Hermógenes.


Bibliografía: KETZER-WALCH, Historie (Leipzig, 1767), 1, 584 seq.; HILGENFELD, Die Ketzergeschichte des Urchristentums (Leipzig, 1884).

Fuente: Healy, Patrick. "Seleucians." The Catholic Encyclopedia. Vol. 13. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/13688c.htm>.

Traducido por L H M.