Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 21 de enero de 2019

Marco Salvio Otón

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Emperador romano, sucesor, después de Galba, de Nerón; nació el 28 de abril de 32 d.C., en Roma, de una antigua familia etrusca establecida en Ferentino; murió el 15 de abril de 69 en Brixelo en el Po. Llevó una vida libertina en la corte de Nerón. Como esposo de la cortesana Popea Sabina, en aras de la apariencia, fue enviado como gobernador a Lusitania. Cuando Sulpicio Galba fue proclamado emperador, Otón regresó a Roma con él. En contraste con el tacaño Galba, él trató de ganarse el afecto de las tropas con su generosidad. El 15 de enero de 69, cinco días después que Galba había nombrado co-emperador y sucesor a Lucio Calpurnio Piso, veintitrés soldados proclamaron emperador a Otón en plena calle. Como Galba se apresuró a tomar medidas contra este acto, él y su escolta se toparon con sus oponentes en el foro; hubo una lucha, y Galba fue asesinado. Otón fue ahora el único gobernante, y el senado confirmó su autoridad. Otón colocó de nuevo las estatuas de Nerón, y además separó una gran cantidad de dinero para completar la Casa Dorada (Aurea Domus) de Nerón.

Mientras tanto, Lucio Vitelio, legado de Galba en el sur de Alemania, fue proclamado emperador en Colonia. Alieno Cæcina, a quien Galba había castigado por su violenta extorsión, convenció a las legiones del norte de Alemania de concordar con su selección; su ejemplo fue seguido por las tropas en Bretaña. En corto tiempo una tercera parte del ejército activo había renunciado al emperador en Roma. En el invierno del año 69 estas tropas avanzaron a la llanura del Río Po, estimuladas por la anticipación de las riquezas de Roma e Italia, y fortalecidas por la presencia de los auxiliares de Alemania y Bélgica. Durante la marcha supieron que Galba había muerto y que Otón era su sucesor. Al principio Vitelio entró en negociaciones con el nuevo gobernante en Roma. Al fallar el compromiso, ambos se alistaron para la batalla decisiva. En vano Otón trató de forzar a los ciudadanos de Roma a tomar enérgicas medidas de seguridad. Para expiar cualquier daño hecho, llamó a las personas inocentes que habían sido desterradas por Nerón, y mandó a matar al malévolo consejero de Nerón, Sofonio Tigelino.

Finalmente, puso la república al cuidado del Senado y el 14 de marzo partió hacia la Alta Italia, con la mayor parte de su guardia, que había sido reunida en Roma, y dos legiones de soldados pertenecientes a la marina, mientras que siete legiones avanzaban desde Dalmacia, Panonia y Moesia. Desde Galia, una flota cerca de Narbonensis revisaría las tropas hostiles que avanzaban desde el sur. Luego de algunas escaramuzas preliminares favorables cerca de Placencia y Cremona, Otón dio el comando para una batalla campal antes de que se efectuara una reunión con las legiones de Moesia. Mientras que el emperador mismo se mantuvo lejos de la lucha en Brixelo en la rivera derecha del Po, sus soldados fueron derrotados en batalla cerca de Cremona, y gran número de ellos murieron (14 de abril). Al día siguiente el resto de su ejército fue obligado a rendirse. Al recibir las noticias de la derrota, Otón se suicidó. Según había pedido, su cuerpo fue cremado en el lugar donde había terminado tan ignominiosamente. El Senado reconoció a Vitelio como emperador.


Bibliografía: SCHILLER, Geschichte der römischen Kaiserzeit, I (Gotha, 1883); VON DOMASZEWSKI, Geschichte der römischen Kaiser, II, (Leipzig, 1909).

Fuente: Hoeber, Karl. "Marcus Salvius Otho." The Catholic Encyclopedia. Vol. 11. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/11351b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina