Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 18 de febrero de 2019

Karl Josef Rudolph Cornely

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Erudito bíblico y jesuita alemán; nació el 19 de abril de 1830 en Breyell, Alemania; murió en Tréveris el 3 de marzo de 1908. Tras completar sus estudios clásicos se matriculó en Münster, Westfalia, para estudiar filosofía y teología. En 1852 se unió a la Compañía de Jesús. Sus superiores reconocieron sus habilidades y decidieron darle la mejor educación posible, tanto práctica como teórica. Consecuentemente, al terminar su noviciado tomó un curso de dos años de filosofía escolástica en Paderborn y Bonn y otro año de oratoria sagrada y profana. Luego fue enviado a Feldkirch a enseñar latín, griego y alemán y a presidir las discusiones de los estudiantes de filosofía desde 1857 a 1859. Luego de esta experiencia práctica regresó a Paderhorn para tomar los debidos cursos de teología moral y dogmática antes de su ordenación en 1860. Dedicó los próximos años al estudio especial de las ciencias bíblicas en Alemania, en Ghazir cerca de Beirut, en Egipto y en París, y a fuerza de ardua labor adquirió un amplio conocimiento del siríaco, arábigo, samaritano y arameo. Después de cinco años pasados en trabajo especial, fue llamado a María-Laach, el teologado de la Sociedad, para revisar sus variadas adquisiciones a la luz de la teología dogmática y para preparar su tesis para el examen final y el grado de Doctor en la Sociedad. Luego del acostumbrado tercer año estudiando y practicando los ejercicios y el Instituto de San Ignacio, fue nombrado profesor de Escritura y lenguas orientales en María-Laach.

Cuando los jesuitas fundaron la revista “Stimmen aus Maria-Laach”, el Padre Cornely se convirtió primero en un contribuyente regular y luego en su editor desde 1872 a 1879. Su estilo es notable por su claridad y vigor y compara favorablemente con los grandes clásicos alemanes. El tono de indignación e ironía en sus artículos contra los Viejos Católicos, sobre la Asociación Protestante y sobre la hipocresía política se explica por los ataques injustificados y en la implacable persecución a la Iglesia y a la orden a la que pertenecía. La expulsión de los jesuitas de Alemania en 1872 interrumpió su carrera como profesor e hizo su tarea de editor sumamente difícil. Con cuatro o cinco de sus hermanos fijó su residencia en Terveuren, cerca de Bruselas, y aunque muchos de sus colaboradores y la rica biblioteca de María-Laach fueron dispersados por diferentes lugares, él logró no sólo mantener el periódico en su nivel anterior, sino que también fortaleció y amplió su influencia en la Alemania católica. Muchos de los hombres que contribuyeron desde ahí en adelante al “Stimmen” fueron atraídos y adiestrados por la magnética personalidad de Cornely, quien frecuentemente inspiraba y siempre revisaba cuidadosamente los escritos, asegurando así la uniformidad de tono y tendencia. La aparición de los primeros suplementos (Ergänzungshefte) en 1876 marcarron una etapa importante en el desarrollo del “Stimmen”. Este nuevo inicio fue ocasionado por los numerosos escritos filosóficos del Padre Tilman Pesch, los cuales no pudieron ser publicados todos en el “Stimmen” sin alterar el carácter general de la revista y sin sacrificar el interés de algunos lectores. Por supuesto, tuvieron que ser publicados separadamente en forma de libro. Pero Cornely opinaba que una serie de suplementos a la ampliamente leída revista alcanzarían a un mayor número y de cierto modo contrapesaría las numerosas publicaciones no católicas de carácter similar. Los suplementos contienen la más variada erudición: teología, filosofía, literatura y ciencia.

Para avivar el interés de sus paisanos en la obra misionera de la Iglesia, el Padre Cornely fundó en 1873 "Die katholischen Missionen". Destinada para lectores alemanes esta revista describía sobre todo las obras y éxitos de los misioneros alemanes y daría la historia, la geografía, y los rasgos etnográficos de las misiones alemanas en países extranjeros. Al principio Cornely tomó la mejor parte del trabajo para sí mismo. Sin embargo, pronto el trabajo se dividió de la siguiente forma: Cornely escribía los informes sobre Europa y Australia; Baumgartner informaba sobre Asia; Kreiten sobre África; y von Hummelauer sobre América. En 1879 Cornely fue nombrado profesor de exégesis en la Universidad Gregoriana en Roma. Aquí planeó y escribió los primeros volúmenes del "Cursus Scripturæ Sacræ", una enciclopedia bíblica completa, la mayor publicación de su clase en la literatura católica moderna. Para realizar un plan tan vasto requirió los esfuerzos combinados de muchos eruditos. Cornely mismo emprendió la escritura de las introducciones especiales y generales y los comentarios a las Epístolas de San Pablo. No pudo completar ni siquiera dicha tarea, aunque dejó sus clases en 1889 para dedicar todas sus energías a la más grande obra de su laboriosa vida.

Entre sus escritos están: Introductio generalis in U. T. libros sacros" (Paris, 1893); Introductio specialis in historicos V. T. libros" (París, 1897); Introductio specialis in didacticos et propheticos V. T. libros" (París, 1897); Introductio specialis in singulos N. T. libros" (París, 1897); Historicæ et criticæ Introductionis in U. T. libros Compendium" (París, 1900); Synopses omnium librorum sacrorum" (París, 1899); Psalmorum synopses" (París, 1899); Analyses librorum sacrorum N. T. (París, 1888); Commentarium in priorem ep. ad Corinthios" (París, 1890); Commentarius in epistolas ad Cor. alterum et ad Galatas" (París, 1892); Commentarius in ep. ad Romanos" (París, 1896); Leben des sel. Petrus Faber" (Friburgo, 1900); Leben des sel. Spinola" (Maguncia, 1868).


Bibliografía: Baumgartner, Stimmen aus Maria-Laach, LXXXIV, IV, 357.

Fuente: Schweitzer, Peter. "Karl Josef Rudolph Cornely." The Catholic Encyclopedia. Vol. 4. New York: Robert Appleton Company, 1908. <http://www.newadvent.org/cathen/04378a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.