Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 27 de noviembre de 2021

Jacobo Balde

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Jacobo Balde fue un poeta alemán; nació el 4 de enero de 1604 en la ciudad libre imperial de Ensisheim, en la Alta Alsacia; murió en Neuburg el 9 de agosto de 1668. Estudió los clásicos y la retórica en el colegio jesuita de su ciudad natal, filosofía y derecho en la Universidad de Ingolstadt, donde el 1 de julio de 1624 fue admitido a la Compañía de Jesús.

Habiendo recibido la formación ascética y literaria habitual, enseñó clásicos y retórica en las universidades de Munich e Innsbruck, y en sus horas de ocio compuso el poema épico-burlesco en latín "Batrachomyomachia" (La batalla de las ranas y los ratones). Después de completar sus estudios teológicos en Ingolstadt, donde fue ordenado sacerdote en 1633, fue nombrado profesor de elocuencia en la universidad. Llamado a Munich unos años más tarde para educar a los hijos del duque Alberto, poco después recibió el cargo de predicador de la corte del elector Maximiliano. Debido a su mala salud, en 1654 fue enviado a Neuburg, en el Danubio, donde se convirtió en amigo íntimo y consejero del conde palatino Philipp Wilhelm. Allí murió.

Las obras poéticas de Balde están marcadas por una imaginación brillante, pensamientos nobles, ingenio y humor, fuerza y ternura de sentimiento, gran saber, amor por la naturaleza y conocimiento del corazón humano. Su dominio del latín clásico era tal que lo manejaba con asombroso poder y originalidad, y usaba los antiguos metros y formas poéticas con consumada facilidad y habilidad. Sus temas poéticos son el mundo y la religión, la amistad y la patria, el arte y las letras. Sus acentos patrióticos, dice Herder, lo han convertido en un poeta alemán de todos los tiempos. Fue testigo de los horrores de la Guerra de los Treinta Años y de la devastación y desorganización de su país, y mientras lamentaba el destino de Alemania, buscó despertar en los corazones de la gente el antiguo espíritu nacional.

Balde fue sobre todo un poeta lírico, al ser muchas de sus odas a la Virgen Madre de Dios de incomparable belleza, pero también escribióo poemas épicos y pastorales, sátiras, elegías y dramas. Durante su vida fue aclamado "el Horacio alemán", pero poco después de su muerte cayó en el olvido, hasta que Herder, hacia finales del siglo XVIII, revivió la memoria del poeta y la fama de su genio entre los estudiosos mediante su traducción de muchas de las letras de Balde, publicada en el periódico "Terpsícore". Sin embargo, Balde nunca podría haberse convertido en un poeta popular en el sentido más amplio de la palabra, ya que casi todas sus obras estaban escritas en latín, que en su tiempo era el idioma internacional de las clases cultas, mientras que el alemán era un vehículo de expresión poética demasiado duro y tosco. La poesía de Balde no es impecable; ocasionalmente ofende el buen gusto, carga sus versos con tradiciones mitológicas y las odas no siempre mantienen bajo control su exuberante imaginación. La única edición completa de sus obras se publicó en ocho volúmenes en Munich en 1729.


Bibliografía: Sommervogel, Bibliotheque de la c. de J., s.v.; Westermeyer, Jacobus Balde, sein Leben und seine Werke (Munich, 1868); Baumgartner, Geschichte der Weltlitteratur, IV, 644-656; Mury-Sommervogel, Jacques Balde, notice et bibliographie (Strasburg, Roux, 1901).

Fuente: Guldner, Benedict. "Jacob Balde." The Catholic Encyclopedia. Vol. 2, pág. 218. New York: Robert Appleton Company, 1907. 7 oct. 2021 <http://www.newadvent.org/cathen/02218a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina