Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 19 de febrero de 2019

Francis Xavier Witt

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Reformador de la música eclesiástica, fundador de la Sociedad de Santa Cecilia para los países de habla alemana y compositor; nació en Walderbach, Alto Palatino, el 9 de febrero de 1834; murió en Landshut, Baviera el 2 de diciembre de 1888. Hijo de un maestro de escuela, Witt fue instruido en el canto, en violín y piano desde su adolescencia, y cuanto entró a los estudios clásicos en Ratisbona se convirtió en miembro del coro de la catedral bajo la dirección de Joseph Schrems, a través de cuyas magistrales interpretaciones de los compositores largamente olvidados del siglo XVI, las ideas de reforma del Dr. Proske estaban comenzando a ser puestas en práctica. Las inusuales dotes musicales de Witt lo capacitaron para entender y recordar todas las composiciones realizadas por el coro, y sus estudios humanísticos, filosóficos y teológicos le dieron una sólida base a su desarrollo musical.

Fue ordenado sacerdote el 11 de junio de 1856, y por los próximos tres años fue pastor asistente en Oberschneiding. Aunque sentía tanto celo por el cuidado de las almas que durante un tiempo pensó seriamente en convertirse en misionero, continuó el estudio de la música en todas sus ramas, y adquirió el tan notable conocimiento técnico, histórico y estético y equipo tan necesarios para su obra futura. El 17 de agosto de 1859 fue llamado al seminario teológico en Ratisbona como maestro de canto gregoriano, homilética y catequesis. Después de tres años solicitó la posición de director de la Congregación de la Santísima Virgen María y maestro de coro en la Iglesia de San Emmeran en Ratisbona.

El 1 de enero de 1866 apareció el primer número de sus documentos, "Fliegende Blatter fur Kirchenmusik", para maestros, organistas y maestros de coro, fundados, según sus propias palabras, para hacerle la guerra a las existentes condiciones de la música eclesiástica. El periódico tuvo éxito inmediato, y continuó su misión hasta fines del siglo XIX. También sirvió a la causa de la reforma con gran efecto como orador enérgico y como compositor. El 1 de enero de 1868 comenzó la publicación de "Música Sacra", un complemento al "Fliegende Blatter", para el tratamiento adecuado de todas las cuestiones relativas a la relación de la música con la [[liturgia]. Durante el mismo año, en la dieta general de los católicos alemanes celebrada en Bamberg, Witt fundó la Sociedad Santa Cecilia para Alemania, Austria y Suiza. A petición de veintinueve obispos la sociedad fue aprobada y en 1870 la Santa Sede le dio un cardenal protector. Witt fue su presidente durante veinte años. En 1873 se convirtió en pastor de la parroquia de Schatzhofen, pero, dos años más tarde, su mala salud le obligó a retirarse a Landshut, donde pasó los últimos diez años de su vida sin cargo pastoral.

El Padre Witt unió prácticamente todos los requisitos de un reformador exitoso. Energía indomable y un temperamento altamente artístico se hicieron para servir al teólogo y pastor celoso que se dio cuenta del daño que se está haciendo a los fieles con la música indigna. Con su pluma vigorosa y la palabra hablada le insistió a los músicos eclesiásticos, a los sacerdotes y laicos sobre la obligación moral de obedecer las leyes de la Iglesia, y un retorno al canto gregoriano como el fundamento y el principio formativo de toda la música para el uso litúrgico. Sus ideas de reforma, propagadas a través de la Sociedad de Santa Cecilia, con sus 14,000 miembros, varias escuelas de música, y un gran número de revistas dedicadas a la causa, no sólo han transformado las condiciones musicales en los países en los que se pusieron en práctica, sino que tuvieron eco en todo el mundo católico.

Como compositor Witt creó un estilo completamente suyo. Algunas de las características de sus obras son la virilidad de su material melódico, declamación viva y llamativa del texto, la magistral construcción del contrapunto, espontaneidad y cohesión orgánica. Escribió más de veinte Misas para diferentes combinaciones de voces, algunas con órgano, algunas con acompañamiento de orquesta, y otros a “capella”, letanías, motetes, que cubren prácticamente todo el año litúrgico, y un gran número de otras composiciones, la mayoría de las cuales son estándar y se incluyen en el repertorio de los mejores coros de todo el mundo.


Bibliografía: WALTER, Dr. Francis Witt, ein Lebensbild (Ratisbona, 1809); CHALES (MAX CHOP), Zeitgenossische Tondichter, Dr. Franz Witt (Berlín, 1890).

Fuente: Otten, Joseph. "Francis Xavier Witt." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/15678a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc