Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 24 de junio de 2019

Cayo Valerio Daja Maximino

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Fue César de Siria y Egipto a partir del año 305, bajo el mandato de su tío Augusto Galerio; en el año 307, siguiendo el ejemplo de Constantino, asumió el título de Augusto. Cuando murió Galerio en 311, el César Licinio, salió para Helesponto a sitiar las provincias del Cercano Oriente. Maximino se ganó la simpatía de la población debido a que le concedió la remisión de impuestos a las provincias amenazadas; también tenía en su poder a la viuda de Galerio y a Valeria, hija de Diocleciano. Se llegó a un acuerdo que fijaba el Mar Egeo y los estrechos entre Europa y Asia como las fronteras de los dominios, y como no se habían nombrado nuevos césares, había tres emperadores legítimos Así que Diocleciano abandonó los planes de gobernar el imperio.

Maximino, un fanático idólatra y tirano, continuó la persecución de los cristianos en su parte del imperio con especial severidad y persistencia, aún cuando el cruel Galerio ya había cesado la persecución. Además de medidas sanguinarias para la supresión del cristianismo, intentó establecer tanto en las ciudades como en las áreas rurales, una organización pagana similar a la de la Iglesia Cristiana. Les concedió a los sumos sacerdotes paganos y magos el mismo rango que a los gobernadores de provincias. La pestilencia y las malas cosechas frustraron sus intentos de ganar renombre mediante una guerra contra los persas en Armenia (Eusebio). Cuando Constantino y Licinio publicaron el edicto de tolerancia para los cristianos en Milán en 312, le pidieron a Maximino que lo promulgara en su parte del imperio, y él lo hizo porque vio claramente que iba dirigido contra su política anticristiana.

Cuando en el invierno de 312 las tropas gálicas de Constantino fueron retiradas de Italia, y Licinio estaba todavía en Milán, Maximino se apresuró con marcha forzada a la capital, Bizancio, y la capturó junto con Heraclea. Al ser tomado por sorpresa, Licinio le ofreció hacer un trato, pero Maximino se negó pues esperaba obtener una victoria fácil. Contrario a sus expectativas, y a pesar de la superioridad numérica de sus tropas, fue derrotado cerca de Adrianópolos, el 30 de abril de 313; huyó precipitadamente a Nicomedia a tratar de reunir y reorganizar su ejército. Licinio le acosó incesantemente, publicó un edicto de tolerancia para los cristianos de Nicomedia, de modo que Maximino fue obligado a retirarse a Tauro, donde se atrincheró en los desfiladeros. Entonces emitió un edicto de tolerancia para tratar de ganarse a los cristianos, pero su situación militar era desesperada y se suicidó envenenándose (313). Licinio exterminó a la familia joviana, asesinó a todos los parientes de Diocleciano que estaban en la corte de Maximino; canceló los edictos del emperador fallecido y promulgó decretos favorables para los cristianos de Oriente.


Bibliografía: SCHILLER, Gesch. der römischen Kaiserzeit, II (Gotha, 1887).

Fuente: Hoeber, Karl. "Caius Valerius Daja Maximinus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/10077b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina y Giovanni E. Reyes.