Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 12 de diciembre de 2019

Diferencia entre revisiones de «Ira»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Línea 1: Línea 1:
[[Archivo:Ira.jpg|300px|thumb|left|]]El deseo de venganza.  Su valuación [[ética]] depende de la [[cualidad]] de la venganza y de la [[cantidad]] de la pasión.  Cuando éstas están en conformidad con las prescripciones de la [[razón]] balanceada, la ira no es un [[pecado]].  Es más bien una cosa encomiable y justificable con un [[celo]] propio.  Se convierte en pecaminosa cuando se busca tomar  venganza sobre uno que no se la merece, o en mayor medida de lo que se ha merecido, o en conflicto con las disposiciones de la [[ley]], o a partir de un motivo impropio.  El pecado es entonces mortal en un sentido general como opuesto a la [[justicia]] y la [[caridad]].  Sin embargo, puede ser venial porque el castigo planeado sea uno insignificante o por falta de plena deliberación.  Del mismo modo, la ira es pecado cuando hay una excesiva vehemencia en la pasión misma, ya sea interior o exterior.  Por lo general es entonces considerada un pecado venial a menos que el exceso sea tan grande como para ir seriamente contra el [[amor]] de [[Dios]] o el prójimo.   
+
[[Archivo:Arbol 2.JPG|300px|thumb|left|]]El deseo de venganza.  Su valuación [[ética]] depende de la [[cualidad]] de la venganza y de la [[cantidad]] de la pasión.  Cuando éstas están en conformidad con las prescripciones de la [[razón]] balanceada, la ira no es un [[pecado]].  Es más bien una cosa encomiable y justificable con un [[celo]] propio.  Se convierte en pecaminosa cuando se busca tomar  venganza sobre uno que no se la merece, o en mayor medida de lo que se ha merecido, o en conflicto con las disposiciones de la [[ley]], o a partir de un motivo impropio.  El pecado es entonces mortal en un sentido general como opuesto a la [[justicia]] y la [[caridad]].  Sin embargo, puede ser venial porque el castigo planeado sea uno insignificante o por falta de plena deliberación.  Del mismo modo, la ira es pecado cuando hay una excesiva vehemencia en la pasión misma, ya sea interior o exterior.  Por lo general es entonces considerada un pecado venial a menos que el exceso sea tan grande como para ir seriamente contra el [[amor]] de [[Dios]] o el prójimo.   
  
  

Revisión de 05:39 13 feb 2012

Arbol 2.JPG
El deseo de venganza. Su valuación ética depende de la cualidad de la venganza y de la cantidad de la pasión. Cuando éstas están en conformidad con las prescripciones de la razón balanceada, la ira no es un pecado. Es más bien una cosa encomiable y justificable con un celo propio. Se convierte en pecaminosa cuando se busca tomar venganza sobre uno que no se la merece, o en mayor medida de lo que se ha merecido, o en conflicto con las disposiciones de la ley, o a partir de un motivo impropio. El pecado es entonces mortal en un sentido general como opuesto a la justicia y la caridad. Sin embargo, puede ser venial porque el castigo planeado sea uno insignificante o por falta de plena deliberación. Del mismo modo, la ira es pecado cuando hay una excesiva vehemencia en la pasión misma, ya sea interior o exterior. Por lo general es entonces considerada un pecado venial a menos que el exceso sea tan grande como para ir seriamente contra el amor de Dios o el prójimo.


Fuente: Delany, Joseph. "Anger." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01489a.htm>.

Traducido por Luz Hernández Medina.

Selección de imagen: José Gálvez Krüger