Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 12 de julio de 2020

Diferencia entre revisiones de «Abdías»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 1: Línea 1:
<span style="color:#000066">
+
(Uno de los profetas menores)
  
(uno de los profetas menores)
+
El nombre Abdías es la forma griega del hebreo Obhádhyah, que significa "sirviente (o adorador) de [[Yahveh]]".  El cuarto y más corto de los libros proféticos del [[Antiguo Testamento]] (contiene sólo veintiún versículos) se le atribuye a Abdías. En el título del libro usualmente se considera un nombre propio. Sin embargo, algunos estudiosos recientes consideran que debería ser tratado como un apelativo, pues, por un lado, la [[Biblia|Sagrada Escritura]] a menudo designa a un [[verdad]]ero profeta bajo el nombre apelativo del “siervo de Yahveh”, y por otro lado, en ningún lugar da información clara sobre el autor del libro adscrito a Abdías.  Es cierto que en ausencia de tal información autoritativa, se han circulado libremente tradiciones tanto [[Judaísmo|judías]] como [[Cristianismo|cristianas]] para suplir su lugar; pero queda el hecho de que “no se conoce nada sobre Abdías, su lugar de nacimiento, su [[familia]], condición o posición social, cómo murió y otras circunstancias" (Abbé Trochon, Les petits prophètes, 193). La única información deducible de la obra respecto a su autor es que él perteneció al reino de [[Judá]]. 
  
El nombre Abdías se deriva del hebreo Obhádhyah, que significa "sirviente, servidor, o adorador de Yahvé"Abdías es el cuarto profeta menor y a quien se adjudica el más breve de los libros proféticos del antiguo testamento (contiene veintiún versículos). El título del libro es dedicado al nombre del autorSin embargo, recientemente algunos académicos consideran que debería ser reconocido como un apellido, debido a que comúnmente "sirviente de Yahvé" sería adjudicado sólo como apellido o sobrenombre, por otra parte, no se da ninguna otra distinción informativa acerca del escritor, quien es identificado como Abdías.
+
La breve profecía de Abdías trata casi exclusivamente sobre el destino de Edom, tal como establece en sus primeras palabras. [[Dios]] ha convocado a las naciones contra ella, la cual confía infructuosamente en su pétrea rapidezNo sólo será saqueada por los ladrones, sino que será destruida (v. 1-6). Sus antiguos aliados y amigos le han dado la espalda (7) y su sabiduría le fallará en este apuro (8,9)Será justamente castigada por su conducta poco fraternal hacia Judá cuando los extranjeros saqueaban a [[Jerusalén]] y echaban suertes sobre ella (10-11). Se le pide que desista de su conducta indigna (12-14). El "día de Yahveh" está cerca sobre "todas las naciones", cuya ruina Edom compartirá bajo los esfuerzos unidos de la "[[Israelitas|casa de Jacob]]" y "la casa de [[José]]" (16-18). En cuanto a [[Israel]], sus fronteras se ampliarán en cada dirección; los "salvadores" aparecerán en el Monte Sión para "juzgar" al Monte de [[Esaú]], y la [[ley]] de Yahveh será establecida (19-20).  
  
Es cierto que al carecer de información con autoridad, tanto judíos como cristianos han llegado a suplir libremente esa carencia en términos de autor, pero también queda la evidencia de que "no se conoce nada de Abdías, en términos de familia, período de vida, lugar de nacimiento, muerte y otras circunstancias que son desconocidas a nosotros" (Abbé Trochon, Les petits prophètes, 193).  La única información identificable acerca del autor es que pertenecía al reino de Judá. 
 
  
La breve profecía de Abdías trata casi exclusivamente con el destino de Edom, tal y como es dado a conocer en las primeras palabras.  Dios ha convocado a las naciones contra Edom.  Ella confía en su reacción rápida y dura, contundente, pero es en vano.  Los ladrones la destruirían completamente (1-6).  Los aliados y amigos han dado la espalda (7) y la sabiduría que cree poseer le fallará (8,9).  Los castigos vendrán por la conducta mostrada hacia Judá, será cuando los extraños echen suertes sobre Jerusalem (10-11).  Los resultados surgen a raíz de la conducta indigna (12-14). El "día de Yahvé" está cerca sobre "todas las naciones", en que donde la ruina espera a Edom y la compartirá unida a la "casa de Jacob" y "la casa de José" (16-18). En cuanto a Israel, las fronteras se ampliarán en cada dirección; los "salvadores" aparecerán en el montaje de Sión para "juzgar" el montaje de Esaú, y la ley de Yahvé será establecida (19-20).
+
'''Fecha de la Profecía de Abdías''': Además de la brevedad del libro de Abdías y de su carencia de un título detallado, tal como se prefijaba los escritos proféticos del [[Antiguo Testamento]], existen varias razones, tanto literarias como [[Exégesis Bíblica|exegéticas]], que evitan que los estudiosos se pongan de acuerdo sobre la fecha de su composición.
  
====Sobre las fechas de la Profecía de Abdías====
+
Muchos de ellos (Keil, Orelli, Vigouroux, Trochon, Lesêtre, etc.) asignan su composición cerca del reinado de Joram (siglo IX a.C.).  Su mayor fundamento para esta opinión se deriva de la referencia de Abdías (11-14) a la captura de Jerusalén, la cual identifican con el saqueo de la Ciudad Santa realizado por [[filisteos]] y [[Arabia|árabes]] bajo el reinado de Joram (2 [[Crónicas|Crón.]] 21,16.17).  La única otra captura de Jerusalén a la que se puede referir Abdías (11-14) podría ser la ocurrida durante la vida del [[Profecía|profeta]] [[Jeremías]], la cual fue ejecutada por [[Nabucodonosor]] (588-587 A.C).  Pero se excluye tal referencia a esta captura posterior de la capital judía por el hecho de que la descripción de Jeremías sobre este evento (Jer. 49,7-22) está fraseada de tal forma que revela su dependencia sobre Abdías (11-14) como en un escrito anterior. Se descarta asimismo por el [[silencio]] de Abdías respecto a la destrucción de la ciudad o del [[Templo de Jerusalén|Templo]], la cual fue realizada por Nabucodonosor, y la cual, hasta donde se sabe, no ocurrió en tiempos del rey Joram.
  
Además de la brevedad del libro de Abdías y de su carencia de título, tal y como normalmente se estila en el Antiguo Testamento, existen varias razones, tanto literarias como exegéticas, que previenen a académicos acerca de fijar una fecha de la composición de este texto. Entre ellos son varios (Keil, Orelli, Vigouroux, Trochon, Lesêtre, etc.) quienes asignan la composición en el reinado de Joram (siglo IX A.C). Su mayor base para esta aserción, se deriva de la referencia que Abdías hace a la captura de Jerusalén (11-14), lo que se identifica con el saqueo de la Ciudad Santa realizado por filisteos y árabes bajo el reino de Joram (II Paralip., xxi, 16,17). 
+
Un segundo argumento para situar esta [[profecía]] en fecha temprana se deriva de la comparación de su texto con los de [[Amós]] y [[Joel]].  Hay una íntima semejanza y, cuando se examinan cuidadosamente, se demuestra que Abdías fue anterior a ambos. De hecho, en Joel 2,32 ([[[Hebreos|Heb.]] 3,5) "como el Señor ha dicho" introduce una cita (v. 17) de Abdías.  Por lo tanto, se infiere que la profecía de Abdías se originó entre el reinado de Joram y el tiempo de Joel y Amos, es decir, aproximadamente a mediados del siglo IX A.C.   Además, se dice que la pureza del estilo de la profecía de Abdías también confirma dicha inferencia.  
  
La única otra captura de Jerusalén durante la cual Abdías puede ser entendido (11-14) podría ser la ocurrida durante la vida del profeta Jeremías y que estuvo relacionada por el tiempo de Nabucodonosor (588-587 A.C).  Sin embargo esta posibilidad se toma como descontada dado que la descripción de Jeremías sobre este evento (Jer., xlix, 7-22) es vista como dependiente de la descripción de Abdías (11-14) apareciendo esta última como un escrito antecedente o que ocurrió primero.  Se descarta asimismo el silencio de Abdías respecto a la destrucción del Templo el cual fue llevado a cabo por Nabucodonosor, el cual, hasta donde se tiene entendido, no ocurrió en el tiempo del Rey Joram.   
+
Otros estudiosos, entre ellos Meyrick, Jahn, [[Leopold Ackermann|Ackerman]], [[Joseph Franz Allioli|Allioli]], etc., refieren la composición del libro a cerca del tiempo del cautiverio en Babilonia, otros a tres siglos después del rey Joram.  Estos autores piensan que los términos en que se expresa Abdías (11-14) sólo pueden ser entendidos adecuadamente como referentes a la captura de Jerusalén por Nabucodonosor; sólo de este evento se puede hablar como el día "cuando extraños llevaron consigo el ejército cautivo (de Judá), y que extranjeros entraron por sus puertas y echaron suertes sobre Jerusalén"; y también como el "día en que Judá sale de su país… el día de la destrucción de sus hijos", "el día de su ruina", etcTambién estos autores afirman que Abdías (20) hace una referencia implícita a que su autor fue uno de los cautivos en Babilonia.
  
Un segundo argumento para cifrar en una fecha temprana esta profecía se deriva de la comparación de los textos de Amos y Joel.  Las similitudes son estrechas y cuando se les examina cuidadosamente, se demuestra que Abdías fue anterior a ambos:  Joel y AmosDe hecho, en Joel, ii, 32 (Heb., iii, 5) "como el Señor ha dicho" es la introducción a una cita tomada de Abdías (17).  Por tanto se infiere que la profecía de Abdías se debió de haber originado entre el reino de Joram y el tiempo de Joel y Amos, es decir, aproximadamente en la mitad del siglo IX A.C. Esta deducción también se indica que es confirmada por la pureza del estilo de la profecía de Abdías.
+
Otros autores atribuyen el libro de Abdías a una fecha posterior.  Concuerdan con los defensores de la segunda opinión al interpretar a Abdías (11-14) como refiriéndose a la captura de Jerusalén por Nabucodonosor, pero difieren de ellos al afirmar que (20), esto no prueba realmente que el autor del libro haya vivido durante el exilio babilónicoInsisten en señalar que un estudio detallado de Abdías (15-21) con sus rasgos apocalípticos (en referencia a que el día del Señor está cerca para todas las naciones, a la restauración de todo Israel, a la maravillosa extensión de territorio y posición de mando que aguardaría a los judíos en el [[Reino de Dios]]), conecta necesariamente la profecía de Abdías con otras obras de la literatura judía ([[Joel]], [[Daniel]], [[Zacarías]] 9-14) lo cual, según creenpertenece a una fecha muy posterior al  retorno de Babilonia.  
  
Otros académicos, entre ellos Meyrick, Jahn, Ackerman, Allioli, etc., se refieren a que este libro fue compuesto durante el tiempo del cautiverio en Babilonia, cerca de trescientos años después del Rey Joram.  Estos autores sostienen que los términos en que se expresa Abdías (11-14) pueden muy bien ser entendidos como referentes a la captura de Jerusalén por parte de Nabucodonosor; este evento correspondería a lo que se dice de que el día "cuando extraños llevaron consigo el ejército cautivo (de Judá), y de que extranjeros entraron por sus puertas y  destruyeron las fundaciones de Jerusalén", y también como el "día en que Judá sale de su país y ocurre la destrucción de los niños de Judá", "el día de su ruina", etc.  También estos autores admiten que Abdías (20) hace una referencia implícita como uno de los cautivos en Babilonia.
+
Esas son las tres opiniones principales prevalecientes en la actualidad respecto a la fecha de composición del libro de Abdías, ninguna de las cuales choca con el contenido profético de la obra respecto a la posterior ruina de [[Edom]] y a los tiempos [[Mesías|mesiánicos]].  
  
Otros autores atribuyen al libro de Abdías una fecha posterior.  Sostienen estos autores, al igual que los académicos anteriores, en que Abdías (11-14) se refiere a la captura de Jerusalén por parte de Nabucodonosor, pero advierten que (20), esto no prueba realmente que Abdías haya vivido durante el período babilónico del exilio.  Insisten en señalar que un estudio detallado de Abdías (15-21) con sus rasgos apocalípticos (en referencia a que el Señor pone su mano sobre las naciones, para la restauración de Israel, y de la posición de mando que aguardaría a los judíos en el reino de Dios), relaciona necesariamente el texto de este profeta menor con otros trabajos literarios judíos [Joel, Daniel, Zacarías (ix-xiv)] lo cual, se considera, pertenece a una fecha mucho más tarde respecto al retorno de Babilonia. 
 
  
Esas son las tres formas principales de opinión prevalecientes en la actualidad referente a la fecha de composición del libro de Abdías. Ninguna de ellas, no obstante, se encuentra en conflicto con la naturaleza profética sobre la posterior ruina de Edom y a los tiempos mesiánicos.
+
'''Bibliografía''':  Phillippe, in Dict. de la Bible; Selbie, in Hast., Dict. of Bible, s.v. Obadiah. Recent Commentaries: Trochon (1883); Peters (1892); Perowne (1898); Nowack (1897).  
  
Phillippe, in Dict. de la Bible; Selbie, in Hast., Dict. of Bible, s.v. Obadiah. Recent Commentaries: Trochon (1883); Peters (1892); Perowne (1898); Nowack (1897).  
+
'''Fuente:'''  Gigot, Francis. "Abdias." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01030b.htm>.
  
FRANCIS E. GIGOT
+
Traducido por Luz M. Hernández Medina y Giovanni E. Reyes
 
+
Transcrito por Hilary Ho Sang
+
 
+
Traducido por Giovanni E. Reyes
+

Revisión de 14:44 16 ene 2009

(Uno de los profetas menores)

El nombre Abdías es la forma griega del hebreo Obhádhyah, que significa "sirviente (o adorador) de Yahveh". El cuarto y más corto de los libros proféticos del Antiguo Testamento (contiene sólo veintiún versículos) se le atribuye a Abdías. En el título del libro usualmente se considera un nombre propio. Sin embargo, algunos estudiosos recientes consideran que debería ser tratado como un apelativo, pues, por un lado, la Sagrada Escritura a menudo designa a un verdadero profeta bajo el nombre apelativo del “siervo de Yahveh”, y por otro lado, en ningún lugar da información clara sobre el autor del libro adscrito a Abdías. Es cierto que en ausencia de tal información autoritativa, se han circulado libremente tradiciones tanto judías como cristianas para suplir su lugar; pero queda el hecho de que “no se conoce nada sobre Abdías, su lugar de nacimiento, su familia, condición o posición social, cómo murió y otras circunstancias" (Abbé Trochon, Les petits prophètes, 193). La única información deducible de la obra respecto a su autor es que él perteneció al reino de Judá.

La breve profecía de Abdías trata casi exclusivamente sobre el destino de Edom, tal como establece en sus primeras palabras. Dios ha convocado a las naciones contra ella, la cual confía infructuosamente en su pétrea rapidez. No sólo será saqueada por los ladrones, sino que será destruida (v. 1-6). Sus antiguos aliados y amigos le han dado la espalda (7) y su sabiduría le fallará en este apuro (8,9). Será justamente castigada por su conducta poco fraternal hacia Judá cuando los extranjeros saqueaban a Jerusalén y echaban suertes sobre ella (10-11). Se le pide que desista de su conducta indigna (12-14). El "día de Yahveh" está cerca sobre "todas las naciones", cuya ruina Edom compartirá bajo los esfuerzos unidos de la "casa de Jacob" y "la casa de José" (16-18). En cuanto a Israel, sus fronteras se ampliarán en cada dirección; los "salvadores" aparecerán en el Monte Sión para "juzgar" al Monte de Esaú, y la ley de Yahveh será establecida (19-20).


Fecha de la Profecía de Abdías: Además de la brevedad del libro de Abdías y de su carencia de un título detallado, tal como se prefijaba los escritos proféticos del Antiguo Testamento, existen varias razones, tanto literarias como exegéticas, que evitan que los estudiosos se pongan de acuerdo sobre la fecha de su composición.

Muchos de ellos (Keil, Orelli, Vigouroux, Trochon, Lesêtre, etc.) asignan su composición cerca del reinado de Joram (siglo IX a.C.). Su mayor fundamento para esta opinión se deriva de la referencia de Abdías (11-14) a la captura de Jerusalén, la cual identifican con el saqueo de la Ciudad Santa realizado por filisteos y árabes bajo el reinado de Joram (2 Crón. 21,16.17). La única otra captura de Jerusalén a la que se puede referir Abdías (11-14) podría ser la ocurrida durante la vida del profeta Jeremías, la cual fue ejecutada por Nabucodonosor (588-587 A.C). Pero se excluye tal referencia a esta captura posterior de la capital judía por el hecho de que la descripción de Jeremías sobre este evento (Jer. 49,7-22) está fraseada de tal forma que revela su dependencia sobre Abdías (11-14) como en un escrito anterior. Se descarta asimismo por el silencio de Abdías respecto a la destrucción de la ciudad o del Templo, la cual fue realizada por Nabucodonosor, y la cual, hasta donde se sabe, no ocurrió en tiempos del rey Joram.

Un segundo argumento para situar esta profecía en fecha temprana se deriva de la comparación de su texto con los de Amós y Joel. Hay una íntima semejanza y, cuando se examinan cuidadosamente, se demuestra que Abdías fue anterior a ambos. De hecho, en Joel 2,32 ([[[Hebreos|Heb.]] 3,5) "como el Señor ha dicho" introduce una cita (v. 17) de Abdías. Por lo tanto, se infiere que la profecía de Abdías se originó entre el reinado de Joram y el tiempo de Joel y Amos, es decir, aproximadamente a mediados del siglo IX A.C. Además, se dice que la pureza del estilo de la profecía de Abdías también confirma dicha inferencia.

Otros estudiosos, entre ellos Meyrick, Jahn, Ackerman, Allioli, etc., refieren la composición del libro a cerca del tiempo del cautiverio en Babilonia, otros a tres siglos después del rey Joram. Estos autores piensan que los términos en que se expresa Abdías (11-14) sólo pueden ser entendidos adecuadamente como referentes a la captura de Jerusalén por Nabucodonosor; sólo de este evento se puede hablar como el día "cuando extraños llevaron consigo el ejército cautivo (de Judá), y que extranjeros entraron por sus puertas y echaron suertes sobre Jerusalén"; y también como el "día en que Judá sale de su país… el día de la destrucción de sus hijos", "el día de su ruina", etc. También estos autores afirman que Abdías (20) hace una referencia implícita a que su autor fue uno de los cautivos en Babilonia.

Otros autores atribuyen el libro de Abdías a una fecha posterior. Concuerdan con los defensores de la segunda opinión al interpretar a Abdías (11-14) como refiriéndose a la captura de Jerusalén por Nabucodonosor, pero difieren de ellos al afirmar que (20), esto no prueba realmente que el autor del libro haya vivido durante el exilio babilónico. Insisten en señalar que un estudio detallado de Abdías (15-21) con sus rasgos apocalípticos (en referencia a que el día del Señor está cerca para todas las naciones, a la restauración de todo Israel, a la maravillosa extensión de territorio y posición de mando que aguardaría a los judíos en el Reino de Dios), conecta necesariamente la profecía de Abdías con otras obras de la literatura judía (Joel, Daniel, Zacarías 9-14) lo cual, según creen, pertenece a una fecha muy posterior al retorno de Babilonia.

Esas son las tres opiniones principales prevalecientes en la actualidad respecto a la fecha de composición del libro de Abdías, ninguna de las cuales choca con el contenido profético de la obra respecto a la posterior ruina de Edom y a los tiempos mesiánicos.


Bibliografía: Phillippe, in Dict. de la Bible; Selbie, in Hast., Dict. of Bible, s.v. Obadiah. Recent Commentaries: Trochon (1883); Peters (1892); Perowne (1898); Nowack (1897).

Fuente: Gigot, Francis. "Abdias." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01030b.htm>.

Traducido por Luz M. Hernández Medina y Giovanni E. Reyes