Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

San Anselmo de Lucca

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nació en Mantua alrededor del año 1036; murió en esa misma ciudad el 18 de marzo de 1086. Era sobrino de Anselmo de Lucca, el Mayor, quien ascendió al trono papal como Alejandro II en 1061. En el año 1071 Alejandro II consagró a Anselmo como obispo de Lucca y lo envió a Alemania a tomar la investidura de manos de Enrique IV. Anselmo se fue a Alemania, pero estaba renuente a recibir la insignia del poder espiritual de manos de un gobernante temporal y regresó sin la investidura. En 1073 el Papa San Gregorio VII, sucesor de Alejandro II, también nombró a Anselmo obispo de Lucca, pero le aconsejó que no aceptara su anillo ni báculo de manos de Enrique IV. Por alguna razón Anselmo aceptó ser investido por Enrique, pero pronto sintió tal remordimiento que renunció a su diócesis y entró a la Orden Benedictina en Padilirone, un monasterio de la Reforma de Cluny, situado cerca de Mantua. Gregorio VII le ordenó regresar a su sede episcopal en Lucca, a lo cual Anselmo obedeció con renuencia, pero continuó llevando vida de monje hasta su muerte.

Al igual que Gregorio VII, su santo celo lo inspiró a reformar el clero, y deseaba imponer una disciplina más estricta a los clérigos de su catedral. La mayoría de ellos se negó a someterse a las regulaciones de Anselmo, y en 1081 éste fue expulsado de Lucca con la ayuda del emperador y su antipapa Guiberto. Ahora Anselmo se retiró al castillo de la Condesa Matilde de Toscana, de la cual se convirtió en director espiritual. Poco tiempo después fue nombrado legado papal a Lombardía con instrucciones de gobernar a todas las diócesis, las cuales habían sido dejadas sin obispos durante el conflicto entre el Papa y el emperador. Anselmo era muy versado en la Escritura y escribió algunas obras exegéticas y ascéticas. En su obra “Contra Guibertum et sequaces ejus” él demuestra la ilegalidad de la investidura laica y defiende al Papa Gregorio contra el antipapa Guiberto. También hizo una colección de cánones, los cuales luego fueron incluidos en el muy conocido “Decretum” de Graciano. Mantua, su ciudad natal, lo honra como su patrón.


Bibliografía: RANBECK, Un Calendario Benedictino (Londres, 1896); MONTALEMBERT, Les moines doceident (París, 1882), VI, 473 ss.; GUERIN, Les petits Bollandistes (París), III, 498; LECHNER, Martyrologium des Benediktiner-Ordens (Augsburgo, 1855).

Fuente: Ott, Michael. "St. Anselm of Lucca, the Younger." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01550d.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.