Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

John Emerich Edward Dalberg Acton,Baron Acton

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Profesor de historia moderna en Cambridge, 1895-1902, nació en Nápoles, el 10 de enero de 1834, donde su padre, Sir Ricardo Acton, tenía una posición diplomática importante; murió en Tegernsee, Bavaria el 19 de junio de 1902. Su madre era la heredera de una distinguida familia de Bavaria, los Dalbergs. Los Actons, aunque de un linaje católico inglés antiguo, desde hacía tiempo se habían naturalizado en Nápoles, donde el abuelo de Lord Acton había sido primer ministro. El futuro historiador era cosmopolita a un grado extraordinario, y mucho de su excepcional dominio de la literatura histórica se debió al hecho que las lenguas principales de Europa eran tan familiares para él como su lengua nativa. En 1843 el niño fue enviado al Colegio Oscott, Birmingham, donde el doctor, después Cardenal, Nicholas Wiseman era entonces presidente. Después de cinco años en Oscott, Acton terminó su educación en Munich, como pupilo del renombrado historiador Johann Joseph Ignaz von Döllinger. Con Döllinger el visitó Francia, y tanto ahí como en Alemania se relacionó muy cercanamente con los más eminentes eruditos históricos de esa época. Regresó a Inglaterra, sin embargo, en 1859 para decidir respecto a las propiedades de la familia en Aldenham en Shropshire, entró al parlamento como miembro del distrito electoral de Irlanda, y mantuvo ese puesto por seis años votando con los liberales, pero teniendo poca participación en los debates. Mientras tanto se dedicó al trabajo literario, y después del retiro de John Henry Newman en 1859, lo sucedió como director de un periódico católico llamado "El Caminante", el cual, después de 1862 fue transformado en trimestral bajo el nombre de "La Reseña local y extranjera”. El tono ultra liberal de este periódico fue ofensivo para las autoridades eclesiásticas (v. jerarquía), y Acton eventualmente consideró necesario el descontinuar su publicación en abril de 1864, cuando el escribió, respecto a ciertas opiniones de él, las cuales eran mal vistas o desaprobadas, que "los principios no han dejado de ser ciertos, ni la autoridad que los censuró de ser legítima, por estar ambos en contradicción." La publicación del "Syllabus" por Pio IX en 1864 tendió a alejar aún más a Acton del consejo de Ultramontane. Mientras tanto, él se había hecho muy amigo del señor Gladstone, quien lo recomendó para una dignidad de par en 1869, y en tiempos del Concilio Vaticano Lord Acton fue a Roma con el objetivo expreso de organizar un partido de resistencia a la definición de infalibilidad papal propuesta. Cuando llegó el decreto pareció haber tenido el efecto de amargar permanente los sentimientos de Acton hacia las autoridades romanas, pero el no cortó formalmente relaciones con la Iglesia, como lo hizo su amigo Döllinger. Ciertamente en sus últimos años en Cambridge él asistía a Misa regularmente, y recibió los últimos sacramentos en su lecho de muerte en Tegernsee. En 1895 Lord Roseberry le ofreció la cátedra de historia moderna en Cambridge, y, además de las conferencias que ofrecía allí, el concibió y organizó parcialmente la "Historia Moderna de Cambridge", cuyo primer volumen vio la luz después de su muerte. Lord Acton nunca produjo nada que se le pueda llamar libro, pero escribió muchas reseñas y ocasionalmente un artículo o una conferencia. Como historiador fue más notable por su conocimiento de los detalles que por su discernimiento o intuición. Las "Cartas de Quirino," publicado en Allgemeine Zeitung, en tiempos del Concilio Vaticano, y atribuidas a Lord Acton, como también otras cartas dirigidas al "Times" en noviembre de 1874, mostraron una mentalidad más desviada contra el sistema Romano. Las "Cartas a la señora Drew" (hija del señor Gladstone), las cuales fueron impresas por el señor Herbert Paul en 1903, fueron brillantes pero a menudo amargas. Otra colección de las cartas privadas de Lord Acton. (publicadas en 1906), bajo la supervisión del Abad Gasquet, dan una impresión más placentera. Algunos de los mejores trabajos de Acton fueron sus contribuciones a las "Reseñas Históricas Inglesas". Su artículo sobre "Historia de las escuelas alemanas", en el primer volumen, y en el "Trabajo Histórico de Döllinger", en el quinto, merecen mención especial. Thurston, Herbert. "John Emerich Edward Dalberg Acton, Baron Acton." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01114a.htm>.

Transcribed by Michael C. Tinkler. Traducción por Lourdes P. Gómez. Revisado y corregido por Luz María Hernández Medina.