Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 24 de noviembre de 2020

San Medardo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

San Medardo fue obispo de Noyon; nació en Salency (Oise) alrededor de 456; murió en su ciudad episcopal el 8 de junio de aproximadamente 545. Su padre, Nectardo, era de origen franco, mientras su madre, llamada Protagia, era galorromana. Se cree que San Gildardo, obispo de Ruán, era su hermano. Su juventud estuvo completamente consagrada a la práctica de las virtudes cristianas y al estudio de las letras sacras y profanas. A menudo acompañaba a su padre por negocios a Vermand y a Tournai, y frecuentaba las escuelas, evitando cuidadosamente toda la dispersión mundana. Su piedad ejemplar y su conocimiento, considerable para esa época, convencieron al obispo de Vermand (murió en el 530) de conferirle las órdenes sagradas, y [[causa]}ron que fuera escogido como su sucesor.

Forzado, a pesar de sus objeciones, a aceptar este pesado cargo, se dedicó celosamente a sus nuevos deberes, y para cumplirlos con mayor seguridad, en el 531 trasladó su sede episcopal de Vermand, una pequeña ciudad sin defensa, a Noyon, la mayor fortaleza de la región, dado que Vermand y la parte norte de Francia en general estaban envueltos en guerras y expuestos a las incursiones de los bárbaros. Al año siguiente falleció San Eleuterio, obispo de Tournai, y San Medardo fue invitado a asumir también la dirección de esa diócesis. Él se negó al principio pero, instado por el propio Clotario, aceptó por fin. La unión de estas dos diócesis duró hasta el 1146, cuando fueron de nuevo separadas. Clotario, que le había hecho una última visita en Noyon, hizo que su cuerpo fuera trasladado a la mansión real de Crouy, a las puertas de la ciudad de Soissons. Sobre la tumba de San Medardo se erigió la famosa abadía benedictina que lleva su nombre. San Medardo fue uno de los obispos más honrados de su época; su memoria siempre se ha venerado popularmente en el norte de Francia, y pronto se convirtió en héroe de numerosas leyendas. La Iglesia celebra su fiesta el 8 de junio.


Bibliografía: Baronio, Ann. (1957), 527, 80; 564, 31-4; Bécu, Dissert. sur quelques dates et quelques faits contestés de la vie de St. Médard in Com. Arch. de Noyon, compt. rend. et mém., II (1867), 307-20; Chiffletius en Acta SS., junio, II, 95-105; Corblet, Notice historique sur le culte de St. Médard in Bull. de la Soc. des ant. de Picardie (Amiens, 1856); Corblet, Hagiogr. du diocèse d'Amiens, IV (1874), 524-31; Guénebault in Rev. archéol., XIII (París, 1857), 557-62; Lefébure, Saint Médard (París, 1864); Maitre, Le culte de S. Médard dans le diocèse de Nantes in Ann. de Bretagne (1900), XV, 292-8; Surius, De vit. SS., III (Venice, 1551), 177-181.

Fuente: Clugnet, Léon. "St. Medardus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10, págs. 115-116. New York: Robert Appleton Company, 1911. 27 Dec. 2019 <http://www.newadvent.org/cathen/10115b.htm>.

Traducido por Mater Unitatis APF. lmhm