Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 26 de mayo de 2019

Nemrod

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

También Nimrod (nmrd de significado incierto, Set. Nebród).

Nombre de un descendiente de Kus (Cush), hijo de Cam, representado en Génesis 10,8-12 como el fundador del imperio babilónico y como un poderoso cazador ante el Señor. Esto último debe tomarse en el sentido estricto---cazador de bestias salvajes, pues sabemos que eso fueron los príncipes babilónicos; o en el sentido de guerrero, puesto que la palabra original gibbor tiene el significado de “héroe”.

El nombre de Nemrod no se ha visto todavía entre los hallados en las inscripciones cuneiformes, y los intentos hechos por los asiriólogos para identificarlo con personajes históricos o legendarios conocidos para nosotros a través de esas fuentes descansan sobre conjeturas más o menos plausibles. Así algunos eruditos (Delitsch, Hommel, P. Haupt, etc.) lo identifican con Gilgamés, el héroe de la épica babilónica. Este último, cuyo nombre aparece frecuentemente en las inscripciones, y quien es a menudo representado en el acto de estrangular un león, es descrito en el poema como un poderoso príncipe que somete al monstruo con cara de buey Eabani y lo hace su compañero, tras lo cual triunfa sobre el tirano Humbaba, y asesina a un monstruo que fue enviado a él por las deidades, Amu e Ishtar. Al igual que el Nemrod bíblico que reina en la ciudad de Uruk (B.D., Arach), pero el texto no menciona las otras ciudades que se enumeran en Gén. 10,10, es decir: Babilonia, general, X, 10, a saber: Babel, Acad y Chalanne (Calne). Para las razones filológicas subyacentes a esta hipótesis ver Vigouroux, s.v., y Hastings, sv Nimrod. Sayce menos plausiblemente identifica a Nemrod con el rey casita, Nazi-Murutras, y T. Pinches (en Hastings) considera que él es el mismo que Marduk, el gran dios de Babilonia. En Gén. 10,11, leemos: “De aquella tierra procedía Asur, que edificó Nínive…” Esta variante de la Vulgata parece preferible a la de la versión revisada: "De esta tierra él (Nimrod) se fue a Asiria y edificó Nínive ". Sea como fuere, sabemos por otras fuentes que Asiria con su capital en Nínive fue primero una colonia de Babilonia, y puede decirse que fue fundada por Nemrod en el sentido de que fue un desarrollo del poder y la civilización de Caldea. Un gran número de leyendas orientales creció alrededor de la escasa información bíblica relativa a Nemrod. Así, con probable referencia a la presunta raíz del nombre hebreo: (mrd, marad, "se rebeló"), se le atribuye el haber promovido la construcción de la torre de Babel y de ser el autor de la idolatría babilónica. Otra leyenda es en el sentido de que Abraham se negó a adorar la estatua de Nemrod fue echado en un horno de fuego. Vestigios de esta leyenda aparecen en Nehemías 9,7, donde el traductor de la Vulgata traduce el original “Ur de los caldeos” (de donde el Señor llamó a Abraham) por “fuego de los caldeos”. Era natural que la notoriedad de Nemrod como constructor debió haber causado que su nombre se relacionara con casi todos los principales montículos y ruinas hallados en Mesopotamia.


Bibliografía: HETZENAUER, Commentarius in librum Genesis (Graz y Viena, 1910), 190 ss.; HUMMELAUER, Commentarius in Genesis (París, 1908), 317 ss.; A LAPIDE, Commentaria in Scrip. Sac. I (París, 1869), 166 ss.

Fuente: Driscoll, James F. "Nemrod." The Catholic Encyclopedia. Vol. 10. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/10741a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina