Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 5 de abril de 2020

León Diácono

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

León Diácono fue un historiador bizantino; nació en Caloe, al pie del Monte Tmolos, en Ionia, alrededor del año 950; se desconoce el año de su muerte. En su juventud temprana fue a estudiar a Constantinopla y, como su nombre lo indica, fue ordenado diácono. En 986 participó en la guerra contra los búlgaros bajo el emperador Basilio II (976-1025), estuvo presente en el asedio de Triaditza (Sofía), donde fue derrotado el ejército imperial y apenas escapó con su vida.

Después del año 992 comenzó a escribir una historia del Imperio, presumiblemente en Constantinopla; dicha obra está incompleta, pues aparentemente murió antes de poder terminarla. La historia, dividida en diez libros, cubre los años desde 959 a 975, es decir, los reinados de Romano II (959-963), Nicéforo Focas (963-969 y Juan Zimisces (969-976). Describe las guerras contra los árabes en las que recuperaron las fortalezas de Cilicia y la Isla de Chipre (964-965), la conquista de Antioquía y el norte de Siria de manos de los musulmanes (968-969), la guerra búlgara (969) y la derrota de los rusos del sur (971), uno de los períodos más brillantes del Imperio tardío. Para los reinados de Nicéforo Focas y Juan Zimisces, Leon Diácono es la única fuente, el único historiador contemporáneo, de quien todos los escritores posteriores han sacado su material. Sus autoridades son su propia observación y el relato de testigos oculares. Él dice: "Los eventos tal como los vi con mis propios ojos (porque los ojos son más confiables que los oídos, como dice Herodoto) y como los reuní de quienes los vieron, escribo estas cosas en mi libro" (edición de Bonn. p. 5).

Aunque León es una autoridad tan valiosa para su época, los críticos no juzgan favorablemente su forma de escribir. Es afectado y aburrido, aficionado a las palabras extranjeras (latinas), y tiene una manía por las formas inusuales y extravagantes; para palabras simples como "hermano", o incluso el verbo "ser", prefiere sinónimos artificiales absurdos. Krumbacher resume su estilo como "trivial y pedante". León cita a Procopio, a Homero y especialmente la Biblia (en los Setenta). Su lealtad al emperador a menudo perjudica su honestidad. Su historia fue continuada por Miguel Pselo. El libro de León no fue muy popular en los siglos siguientes. Se prefirió a otros escritores que obtuvieron su información de él, por ejemplo, Nicéforo Brienio. Un resultado de esto es que solo existe un manuscrito de su historia (cod. París, 1712).


Bibliografía: Primera edición completa en el Paris Corpus, editada con un comentario por HASE (París, 1819) reimpresa en la Serie de Bonn (1828), y en P.G., CXVII. 635-926. HASE ya había publicado el Libro VI con una versión Latina y un análisis de toda la obra en la “Notices et extraits de la bibliotheque nationale”, VIII (París, 1810), 2, 254-296; FISCHER, Beiträge zur historischen Kritik des Leon Diakonos in Mitteilungen des Instituts für Oesterreichische Geschichtsforschung, VII (1886), 353-377; SCHULMBERGER, Nicéphore Phocas (París, 1890).

Fuente: Fortescue, Adrian. "Leo Diaconus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 9, págs. 174-175. New York: Robert Appleton Company, 1910. 26 Feb. 2020 <http://www.newadvent.org/cathen/09174b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina